ECONOMÍA E INDUSTRIA

Air Europa asegura que aguantará la huelga de sus pilotos «indefinidamente»

Agencias.-  El presidente de Globalia, matriz de Air Europa, Juan José Hidalgo, aseguró que la compañía aguantará «indefinidamente» la huelga convocada por parte de sus pilotos para todos los lunes y jueves a partir del 22 de septiembre.

«La huelga es indefinida y la voy a aguantar indefinidamente», aseguró el empresario, quien adelantó que, una vez fijados los servicios mínimos y los vuelos afectados, dejará de vender los billetes para los vuelos afectados, según la agencia Europa Press.

Hidalgo cuestionó la repercusión económica real de los paros, ya que según la ley de huelgas sus vuelos de larga distancia están protegidos, y también los que tienen como destino a las islas Baleares y Canarias.

«No hay razones para la huelga», aseguró Hidalgo, quien insistió en que la compañía «no está externalizando producción» y que explicó que los protestados acuerdos en código compartido con Orbest, la aerolínea de Orizonia, para los vuelos entre Canarias y la Península, fueron retirados precisamente por la presión ejercida por la sección sindical del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla).

«Una cosa es que se vendan plazas por acuerdos comerciales y otra que se externalice producción», aseveró el empresario salmantino, quien también recordó que compartir código en los vuelos «tampoco implica externalizar».

Hidalgo defendió los planes de crecimiento de la aerolínea y señaló que en 2010 se incorporaron a la plantilla dos nuevos pilotos y que en 2011 se contratarán a un total de 18 pilotos más. Recordó que en lugar de recortar producción, la aerolínea está abriendo rutas e incorporando aviones.

 

Hidalgo señaló que ha sido un año «malo» para Air Europa, que ha tenido que hacer frente a un aumento de 80 millones de euros en el coste del combustible y a unos costes de 40 millones por el ‘plante’ de controladores

 

Sobre las acusaciones del Sepla a propósito de la presunta intención de Hidalgo de vender su participación en la aerolínea, Hidalgo negó tal aspecto, pero se mostró tajante el recordar que con su capital puede «hacer lo que quiera».

No obstante, señaló que Air Europa forma parte de Globalia y que sigue siendo necesaria para el grupo. «Globalia es un grupo y todas sus partes son necesarias y complementarias», aseguró.

Sobre otro de los motivos esgrimidos por los pilotos para justificar los paros, que es la presunta degradación de dos comandantes al puesto de copilotos «por negarse a trasgredir los límites de tiempos de trabajo y descanso establecidos por la normativa», Hidalgo señaló no saber nada al respecto, pero recordó que el puesto de comandante es un cargo de confianza, una confianza que puede ser retirada por parte de la empresa si existen motivos.

Reunión del día 7. Hidalgo se refirió también a la carta que le envió el sindicato solicitando una reunión con los responsables del la aerolínea, recordando que ha respondido a esta petición con un encuentro el próximo 7 de septiembre, y lamentó que hayan contestado a su invitación «con una huelga». No obstante, reiteró su voluntad de asistir.

El empresario subrayó su respeto absoluto hacia la convocatoria de huelgas legales y recalcó que las que más daño hacen al sector son las huelgas de celo. No obstante, se mostró muy contrariado por los paros convocados por sus pilotos porque los argumentos en los que se basa son «falsos e inciertos».

Sobre la marcha del negocio, Hidalgo señaló que ha sido un año «malo» para Air Europa, que ha tenido que hacer frente a un aumento de 80 millones de euros en el coste del combustible y a unos costes de 40 millones por el ‘plante’ de controladores del pasado mes de diciembre, unos extraordinarios que han hecho «mucho daño» a las cuentas de la aerolínea.

 

Un avión de Air Europa en Los Rodeos / Foto: Miguel Caballero

Los pilotos denuncian coacciones de la compañía. Los pilotos de Air Europa irán a la huelga a partir del próximo 22 de septiembre. Los paros están convocados los jueves y lunes de cada semana de manera indefinida hasta la solución del conflicto. La huelga, según el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), «es la consecuencia de más de un año de desencuentros con la empresa, perteneciente al Grupo Globalia, que desde hace meses está vaciando de contenido a Air Europa a través de la externalización progresiva de su producción hacia otras compañías», según recoge ACN Press.

El Sepla recuerda que «esta práctica está prohibida por el convenio colectivo cuando se hace sin el consenso de la sección sindical, como es el actual caso» y acusa a los responsables de Air Europa de «boicot sindical, al ocultarle información clave para la vigencia del convenio colectivo». Asimismo, incluye entre las razones de la huelga «el acoso laboral al que está sometiendo en los últimos meses a los pilotos, con presiones y sanciones que violan el procedimiento establecido en el convenio».

 

Según los representantes sindicales, en los últimos meses la empresa «ha iniciado una campaña de acoso a los pilotos»

 

La representación sindical de Sepla en Air Europa ha solicitado ante la autoridad laboral correspondiente el ejercicio del derecho de huelga en defensa de los intereses laborales y profesionales de un colectivo formado por más de 500 pilotos, que han respaldado, en su inmensa mayoría, la convocatoria de huelga.

En diciembre del pasado año, recuerda el Sepla, pilotos y compañía pactaron los vuelos en código compartido con Orbest en los destinos de Cancún y Punta Cana (México), al entender que permitían racionalizar las operaciones. Seis meses después, «de manera unilateral y sin el acuerdo de la sección sindical de Air Europa -tal y como exige el convenio colectivo-, la compañía extendió el código compartido con Orbest a los vuelos entre Canarias y la Península».

“Con esta práctica –señala la sección sindical- Air Europa no sólo viola lo establecido en nuestro convenio colectivo, sino que amenaza el futuro de nuestros puestos de trabajo. Todo forma parte de un plan estratégico para dejar sin contenido Air Europa con el uso de terceras compañías para realizar la producción de Globalia, que, por convenio, debe hacer Air Europa”. Según los pilotos, “sin otros grupos, como Globalia, que generen carga de trabajo y horas de vuelo, Air Europa carece de valor y podría estar en grave peligro. Además, nuestro convenio las vincula mutuamente, vinculación que la empresa pretende ahora romper”.

Según los representantes sindicales, en los últimos meses la empresa «ha iniciado una campaña de acoso a los pilotos que podría condicionar su independencia a la hora de tomar decisiones relativas a la seguridad del vuelo». “Se les llama a reuniones en las que no se permite el paso a sus representantes legales, en las que se les presiona para que sobrepasen los límites legales de la operación y se les recrimina si se ajustan a la normativa vigente en cuanto a tiempos de trabajo y descanso”, denuncian, al tiempo que subrayan que la compañía «ha llegado al punto de degradar a dos comandantes al puesto de copilotos por negarse a trasgredir los límites de tiempos de trabajo y descanso establecidos por la normativa”. Y lo han hecho saltándose el procedimiento legal establecido en el Convenio”.

Según los pilotos, «la deriva de la empresa y el ataque continuo al que están sometiendo al colectivo de pilotos hacen que el ejercicio del derecho de huelga sea la última y única opción que nos deja la empresa». Los pilotos apelan «a la compresión de los usuarios de Air Europa y afirman que su objetivo es causar el menor trastorno posible y encontrar, cuanto antes, una vía de resolución del conflicto». “

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario