Sin categorizar

AULLIDOS. Miércoles, 31 de agosto de 2011

 

Tomás Padrón

De retirarse, nada. Muy poquito antes de las últimas elecciones, para que no lo convencieran de lo contrario, Tomás Padrón anunciaba su retirada de la política en cuanto cumpliera su mandato al frente del Cabildo herreño. Pero ayer ‘lo volvieron’ a la actividad política y a la fuerza, tras la presentación de la moción de censura del PP y el PSC contra Belén Allende, la actual presidenta de la corporación insular. Padrón andaba liado con reuniones en la Agrupación Herreña Independiente para decidir la estrategia que seguirán en los próximos días. El retiro, pues, le ha durado lo mismo que las vacaciones de cualquier vecino.

 

Alpidio Armas, en plan figura...

Alpidio, crecidito…El candidato socialista, Alpidio Armas, anda crecidito y se ha decidido a presentar la moción de censura encandilado porlos cantos de sirena del PP, es decir, de José Manuel Soria, que no descansa con tal de amargarle el pacto a Paulino Rivero. Bien es verdad, que Alpidio fue el único que consiguió que el PSOE creciera en votos en las últimas elecciones y que los mentideros herreños lo colocaban como el mejor candidato tras la retirada de Tomás Padrón. Si a eso le añadimos que Belén Allende no es especialista en calmar los ánimos, sino todo lo contrario… ya tenemos el primer culebrón del otoño político servido y en la mesa.

 

Destrozoz en San Andrés / Imagen: fosoaereasdecanarias.com

Lo de San Andrés, un aviso. Eso dicen, al menos, los que saben de estas cosas y que los vecinos se preparen para las llamadas ‘mareas del Pino’ –un fenómeno habitual en estas fechas- que se repetirán previsiblemente el 21 de septiembre, con el cambio de la estación y la luna llena. Está claro que no van a tener el espigón terminado tan pronto, pero de volver a inundarse San Andrés, habrá qué preguntarse qué han hecho los responsables políticos y qué medidas de precaución han tomado, porque esta vez ni se enteraron de que subía la marea…

 

Espigon del muelle deportivo de Güímar / Imagen: fotosaereasdecanarias.com

El puerto deportivo de Güímar, tocado. Los daños de la marea también han afectado al puerto deportivo del Puertito de Güímar, cuya escollera ha quedado dañada por el oleaje. Las autoridades del municipio harían bien dándose una vuelta por la zona para evaluar los desperfectos y, sobre todo, evitar males mayores. Avisados quedan.

 

 

 

Contra el vicio de pedir… La virtud de no dar, según dice el refrán. Es, más o menos, lo que le vino a decir Paulino Rivero a los alcaldes de Teror y de Candelaria, que andan pidiendo perras como locos por aquello de que sus municipios se llenan de peregrinos en las fiestas patronales. El lío ya lo montó este mes José Gumersindo García, a cuenta de las fiestas de Candelaria, que ayer se descolgó con otras declaraciones curiosas a cuenta de la colaboración de las empresas: “les he dicho que no me den para fiestas, prefiero que me den para servicios sociales, para atender a la fundación, o para alimentos para familias que lo pasan mal”. Por supuesto, el regidor candelariero omitió que no dejó de celebrar el Festival de la Canción de Candelaria, cuyo primer premio era de tres mil euros. ¿En què quedamos, el dinerito es para los que pasan hambre o para los festejos?

 

El alcalde de Candelaria, echando mano de la cartera / Acfi Press

La indirecta al Cabildo. El alcalde de Candelaria, del PSOE por si no lo saben, tampoco desaprovechó la ocasión para, viendo que el presidente canario no iba a aflojar la pasta porque la crisis es la crisis, largarle una indirecta como Dios manda al Cabildo de Tenerife. Tras la reunión, Sindo García dejó caer que el Cabildo de Gran Canaria “se vuelca con la festividad de Teror y a nosotros nos dan 18.000 euros cada año cuando nos lo dan”, porque, según recordó, desde el año 2004 al 2009 “no nos dieron un duro”. Así que la pelota está en el tejado de Ricardo Melchior y su nuevo socio de gobierno, el socialista Aurelio Abreu.

 

Colas para ser atendidos en el 'Hospitalito'

La in-seguridad social. Nos escribe una lectora no poco cabreada porque después de acudir a su médico de cabecera para ser atendida se volvió para su casita sin lograrlo. Y en pleno centro de Santa Cruz, en el antiguo ‘Hospitalito’. La señora en cuestión, que acudía para una revisión médica, decidió entretenerse, dada la cola para ser atendida, dándose una vueltita por el centro de salud. Según su relato, comprobó que había al menos una decena de médicos más pero, para su sorpresa, o no tenían a nadie esperando por fuera o como mucho había dos personas. A la vista de que había unos cuantos galenos ociosos y el suyo –en realidad el que le sustituía- “entullado” a pacientes, nuestra señora aplicó el sentido común,  se encaminó al mostrador y solicitó que la viera otro galeno con menos trabajo. La respuesta fue el paradigma de la eficacia y la eficiencia sanitaria: «No. Usted no puede hacer eso porque pertenece a uno de los dos cupos que está cubriendo ese médico». ¡Es decir, que el médico que la tenía que atender estaba además cubriendo los pacientes de otro médico! Al final, ella –y otros tantos- decidieron volverse a casa para no perder la mañana.

Y el colmo de la ineficacia. Dicho lo anterior, si ustedes se creen lo que dice el Gobierno de que los recortes no afectan a la calidad del servicio, deberían saber también que los Reyes Magos ¡son los padres! Nuestra amiga, a todo estos, no terminaba se salir de su asombro cuando de percató que en el mismo centro de salud se encuentra la llamada Gerencia de Atención Primaria, vamos, los responsables de este y otros desaguisados. Por ejemplo, que no haya dinero para contratar médicos sustitutos y que un galeno reciba, así como quien no quiere la cosa, hasta 80 pacientes, entre los propios y los de los colegas que andan de vacaciones. Luego pasa lo que pasa, que a uno le echan un vistazo por encima, si hay suerte, y lo despachan para casa en un santiamén. Háganos caso, en verano no se ponga enfermo…

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario