Moda SOCIEDAD

MODA. Silver Point, seducción de plata. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz / Mónica Ledesma.- Una suave brisa se cuela tímidamente por las ventanas de la habitación y los rayos del sol acarician, celosos de tanta belleza, el tesoro de fantasía y sueños en plata que se exhibe, con sutil elegancia a mi alrededor. Arte que ha transformado en piezas repletas de armonía a un noble metal que seduce a quien lo contempla. Plata de ensueño y sueños de plata con un nombre propio: Silver Point.

Ana Carol Morgan es la artífice de esta fascinante metamorfosis. Estamos charlando, una frente a la otra, sentadas ante una mesa de cristal. Ella coge entre sus manos una pequeña taza, y el oscuro color del aromático café se funde con las piezas de plata que visten su piel. Entre su melena rubia resaltan unos espectaculares pendientes y con su aún marcado acento argentino, pese a llevar más de quince años viviendo en Tenerife, recuerda con nostalgia cómo decidió cambiar su inicial vocación por la de diseñadora.

“Empecé en el mundo de la joyería por amor, cuando conocí a mi anterior pareja que se dedicaba a ello. Aunque por aquel entonces yo estudiaba Psicología, siempre me gustó el tema del arte y hacía esculturas, pinturas, etcétera como hobby. Pero por estar con mi ex pareja me fui a vivir a Italia y allí aprendí todo lo relacionado con la alta joyería y, por tanto, a desarrollar todo lo que tenía dormido dentro de mí. Lo que ahora sé lo he ido aprendiendo con el tiempo y del contacto directo con los talleres y artesanos”, señala.

Ana Carol Morgan posa en su tienda con sus últimas colecciones / Foto: Mónica Ledesma
Ana Carol Morgan posa en su tienda con sus últimas colecciones / Foto: Mónica Ledesma

La firma tinerfeña de alta joyería Silver Point lleva doce años vistiendo de elegancia la piel de la mujer con sus diseños en plata

Fue así como una cosa llevó a la otra y, en 1999, Ana Carol y su anterior socio y pareja, ya residiendo en Canarias, decidieron dar el salto y crear una firma propia de alta joyería: Silver Point. “En Italia vendíamos a muchos clientes pero un día tuvimos la idea de hacer una marca propia y cuando llegó la inspiración que acompañaría al nombre de la marca,  ya que estaba claro que tenía que ser Silver porque siempre hemos trabajado con plata, pues le unimos el Point y nos lanzamos a crear tiendas propias para vender nuestras piezas”.

Tal fue el éxito de esta iniciativa que la firma se embarcó en un proyecto de franquicias de la marca en diferentes zonas de la Península. Idea que, con la irrupción de la crisis económica, tuvo que quedarse en un cajón y llevó a su creadora a apostar por distribuir los productos en espacios multimarcas y corner.

Situación ésta que llevó hace dos años a Ana Carol a impulsar un cambio radical en su firma en cuanto a imagen, diseño de productos y comercialización, lo cual hoy en día ha dado buenos resultados.

“La verdad es que cuando empezamos en Tenerife con la firma tuvimos muchísima suerte en las dos tiendas propias que  abrimos, una en el Parque Bulevar y otra en la calle San José, que fueron una auténtica revolución. Por ello, no puedo decir que los comienzos de Silver Point fuesen muy duros, aunque sí es cierto que en los últimos años han sido más complicados ante la actual situación y la cada vez mayor competencia que hay en el sector de los complementos, donde el consumidor tiene mucha oferta para elegir”, resalta la diseñadora.

Pulsera de Silver Point.
Pulsera de Silver Point.

“Tengo que decir que este cambio también fue posible gracias al apoyo que recibí por parte de Tenerife Moda, colectivo al que pertenezco, ya que me ayudaron y asesoraron en la nueva estrategia comercial de la marca”, añade. “Al principio yo estaba muy centrada en piezas de joyería y no tanto en moda y complementos, y fue hacia este camino donde rediseñé mis productos, ya que cuando entramos a formar parte del colectivo que pertenece al Cabildo Insular fue cuando se amplió al sector de joyería y bisutería”.

En cuanto a cómo definiría su firma, la creadora resalta que “es muy minimalista, siguiendo siempre la tendencia de la moda, pero todo realizado en plata. Es decir, es alta joyería pero a precios económicos y competitivos. Mi intención es transmitir ideas muy simples en piezas muy esculturales y atemporales. Modernas pero a la vez muy básicas que se pueden llevar para cualquier ocasión, tanto de día como de noche”, dice.

Colecciones al año

En este sentido, Ana Carol Morgan crea dos líneas al año con dos o tres colecciones cada una. Piezas fabricadas en plata, “porque es un metal precioso que incluso tiene beneficios para la piel”, y combinadas con diferentes piedras naturales u otros metales que siguen la tendencia de la moda. “En mi anterior colección, denominada Pink, utilicé el cuarzo rosa, o la amatista para la llamada Violet. Pero siempre hechas en plata y terminadas en rodio, que es otro metal que hace que no se amarillee la pieza. Además, en las últimas colecciones he empezado a utilizar el rutenio, otro metal que impregna de un gris más oscuro a la plata”, comenta la diseñadora. “En realidad, siempre estoy muy atenta a las nuevas propuestas para poder innovar en mis creaciones”, subraya.

 _U1Z9453-04

La diseñadora Ana Carol Morgan impregna de romanticismo y belleza las piezas de su nueva línea de otoño invierno, integrada por tres colecciones

Respecto a cómo es el proceso a seguir para la fabricación de sus piezas, la creadora explica que “hago todos mis diseños en bocetos que luego envío a los talleres tradicionales y artesanos con los que trabajo en Italia, que ofrecen una mayor calidad y garantía que las producidas en países del sudeste asiático. Allí el modelista es quien lleva a cabo mi idea inicial, piezas que luego envían a Tenerife para ser montadas en talleres de aquí, pues al igual que la programación de las colecciones o las campañas de fotos de los productos, todo se hace en Canarias”.

“Es cierto que el proceso de enviar a fabricar al exterior la producción de mis colecciones tiene un coste muy importante, pero es la forma de trabajar que tengo y para mí lo importante es que el producto sea de extrema calidad y garantía, pues cada pieza pasa por muchos controles antes de su finalización, ya que el metal tiene que tener un porcentaje perfecto, hay que certificar que son piedras preciosas las que se utilizan o que el taller artesano trabaje siguiendo todas las normas. Algo que no puedo llevar a cabo de momento en Canarias porque no hay tejido industrial joyero suficiente”, matiza.

Pendientes en forma de gota en plata.
Pendientes en forma de gota en plata.

Sobre el actual mercado que abarca la firma Silver Point, Ana Carol Morgan resalta que básicamente sus creaciones se venden en toda Canarias y la Península, sobre todo en Castilla y León, Madrid y en puntos concretos del norte y sur peninsular como Oviedo o Alicante. “Actualmente hay 50 puntos de venta en toda España que venden mis productos, aparte de una cartera de 300 clientes”. No obstante, el salto internacional aún no ha llegado. “Tengo muchas propuestas para introducirme en otros países, pero aún no quiero dar este paso. Prefiero consolidar antes el mercado regional y peninsular”, añade.

Ventas
En este sentido, asegura que la crisis, aunque ha mermado un poco las ventas, no es el motivo principal para dejar de lado, de momento, la expansión de la firma. “Más bien creo que la crisis ha sido una oportunidad de renovar el rumbo en mi trabajo, el cual me apasiona y creo que me sería muy difícil hacer otra cosa que no fuera diseñar joyas. Esta situación económica llegó cuando comenzamos a poner en marcha con la idea de las franquicias, de las cuales de momento sólo tengo una en Madrid, pero hasta ahora no me he visto en la necesidad de rebajar la calidad en mis productos para poder vender más, más bien todo lo contrario. He aumentado la calidad y los diseños pero en una línea de productos más comercialices y selectos”, afirma.

 _U1Z9371-04

“Antes hacía muchísimos modelos que, en ocasiones, hasta confundían a los clientes. Por eso ahora me he centrado en los productos que hago mejor, de los cuales realizo unas 15 piezas por colección. Sobre todo brazaletes, que están muy de moda, o los pendientes que creo son mi pieza estrella. De todas formas, cada una de mis colecciones complementa a la siguiente, porque en el sector de la joyería no existe tanta diferencia entre temporadas como puede haber en bisutería, que se rige más por los colores de moda”, explica la creadora.

Catálogo

Asimismo, Ana Carol anuncia que en unos días sacará al mercado su nuevo catálogo de otoño invierno, el cual contará con tres colecciones: Fancy, Planet y Bangles. Una muestra que pudimos ver en exclusiva y que sólo tiene un adjetivo: fascinante.

_MG_0470
Anillo.

“Fancy es una colección de inspiración romántica, compuesta por joyas realizadas como si fueran encajes. Un sutil tejido de motivos florales, de calados y transparencias en piezas (collar, pendiente y brazalete) que combinan dos grises, en plata 925 y rutenio”, indica su artífice.

Mientras, “Planet es de línea más futurista, donde los diseños juegan con esferas diamantadas, que destellan luz, como si se trataran de pequeñas estrellas brillando en el cielo. Gracias a una técnica de pulido da esta sensación de que llevan insertadas pequeñas piedras de brillo, pero en realidad tanto el collar, pendiente y anillo de esta colección está realizada en plata y rutenio”.

Finalmente, “la colección Bangles completa a las otras dos, presentado argollas de diferentes tamaños y pulseras diamantadas que pueden combinarse con las otras piezas de Fancy y Planet”, puntualiza Ana Carol.

En cuanto al precio de estas pequeñas obras de arte en plata, podemos encontrarlas desde 30 a 200 euros, aunque la mayoría están por debajo de los 100 euros. “Un precio muy asequible para tratarse de piezas de alta joyería”, indica la diseñadora.

 _U1Z9289-04

En mente, como proyectos futuros, Ana Carol planea retomar una colección de joyas en plata para hombres y para niños. “En su momento ya saqué una línea específica para el público masculino e infantil, y es algo que no descarto volver a elaborar”, comenta. Igualmente, tampoco descarta ampliar nuevos complementos en su actual catálogo y acudir a ferias para dar a conocer aún más sus colecciones.

Colecciones que son esencia en plata, lujo y femineidad que visten de elegancia y coquetería a la mujer actual. Auténticas creaciones exclusivas que crean un particular universo de esferas, soles y lunas en quienes las lucen. Ruedas de un círculo de inspiración, belleza y estilo que las hacen brillar con luz propia, luz de plata.

Plata que viste, que transforma, que enamora. Pinceladas grises de exquisita belleza y fragilidad que van dando forma a mágicos sueños en un mundo donde el pálido metal es la mujer iluminada por la luna. Un espejo de la pureza que, como el agua, reconforta y purifica la piel. Una piel de plata.

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario