Gastronomía

GASTRONOMÍA. Berenjenas rellenas de rape y marisco

Ingredientes (4 personas)

150 g de queso rallado.
4 berenjenas.
500 g de gambas.
250 g de rape.
250 g de cebolla.
50 g de salsa de tomate.
250 g de salsa americana, sal, aceite.
1 copita de coñac.

Cómo se elabora:

Abrimos por la mitad las berenjenas vaciándolas por dentro.
Picamos la carne de la berenjena y la freímos junto a la cebolla.

Cuando está cocinada, añadimos el pescado picado y las gambas peladas, lo sofreímos 5 minutos y lo flameamos con el coñac.

Luego añadimos 5 cucharadas de salsa tomate y 15 de salsa americana, rellenamos las berenjenas, espolvoreamos el queso y gratinamos al horno.

Comentario dietético

Esta hortaliza de color morado se puede degustar fundamentalmente en la temporada de verano. Su escaso aporte calórico la hace recomendable para las dietas de adelgazamiento, siempre que se tome asada o cocida, ya que frita, rebozada o empanada absorbe una gran cantidad de aceite. Siempre ha de consumirse cocinada, para eliminar las sustancias tóxicas que contiene. Por su forma resulta especialmente indicada para rellenar, y además combina perfectamente con todo tipo de alimentos.

En esta receta se incluyen alimentos proteicos como el pescado, el marisco y el queso.

El rape es un pescado con un contenido bajo de grasa, y además ésta es de tipo omega 3, que tiene un efecto protector de las enfermedades cardiovasculares.

Las gambas también contribuyen a aumentar las proteínas del plato, y aportan minerales como el yodo, el fósforo y el sodio, por lo que las personas con hipertensión deben moderar la ingesta de este marisco.

El queso proporciona una cantidad de calcio insuperable, que ayuda a mantener los huesos en buen estado y previene la osteoporosis.

La salsa de tomate y la cebolla enriquecen la receta en sustancias vegetales antioxidantes, como el licopeno del tomate y los compuestos sulfurados de la cebolla.

Para dar un sabor especial al plato, se incluye la salsa americana y el coñac, de los que se puede prescindir si hay niños en la mesa o se padece alguna enfermedad gástrica, ya que pueden resultar demasiado fuertes.

Precio: 20 a 30 €. Dificultad: Media. Tiempo: 30 a 40 min.