FIRMAS Joaquín 'Quino' Hernández

OPINIÓN | Cuaderno de bitácora | Apoyo al genocidio judio en Gaza y el apartheid made in Usa

Quiero compartirlo en redes

En este mes se hablará más de Donald Trump que de los 65 millones de refugiados que deambulan por este, cada día más, asqueroso mundo.

El bocazas, expresidente de los yanquis, sigue twitteando como cualquier babieca de esos que, al igual que el presidente argentino, tiene la boca grande y la legua bífida y voraz.

Pero eso no es lo peor. Joe Biden, el actual presidente “made in Usa”, en su mejor versión de insultar a la humanidad, ha negado la sentencia del tribunal internacional de la Haya imputando al gobierno israelí de genocidio y crímenes de lesa humanidad, al mismo tiempo ha dado una orden internacional de búsqueda y captura a Netanyahu, primer ministro israelí y a su ministro de defensa. Biden argumenta que Israel no está cometiendo un genocidio en tierras palestinas, donde el propio Netanyahu ha confesado que ya han matado a más de 37.000 personas de las que más del 50% son mujeres y niños.

Pero el genocidio no solo lo producen las bombas y los misiles, los soldados israelís y sus balas, lo comete el asedio a que el ejército de Israel somete a la población palestina de Gaza, hambruna, epidemias, carencia de alimentos básicos, medicinas, hospitales derruidos, etc.

Joe Biden, excusa esa matanza en virtud de los miles de millones de dólares que los yanquis recibe de los judíos en el negocio de venta de armamento a las fuerzas armadas israelís.

Pero no es lo más grave que tiene la conciencia norteamericana, no es solamente apoyar a los genocidios que, a través de su ayuda económica y armamentista reciben los dictadores más sanguinarios del siglo XXI en el planeta tierra, es el Apartheid al que somete a millones de seres humanos en su propio territorio.

Trump y Biden parecen olvidar que los Estados Unidos de América, que los norteamericanos son descendientes de ingleses, franceses, españoles, es olvidar la historia, una historia fraguada con sangre de indios cheyenes, apaches, de esclavos africanos, de negros y amarillos chinos que construyeron la red ferroviaria del norte a sur del país, de italianos que forman parte de la historia del metro de Nueva York.

Porque cada uno de los 300 millones de yanquis tienen en su “curriculum vitae” algún pariente hijo de Águila Roja o de Kunta Kinte, de Garibaldi o de Shih Huang-ti, de Abd Al-Rhaman o de Cervantes, Shakespeare, o de Rapustín, Robespierre, sangre muy mezclada para una nación muy joven. Un país que dice ser la “policía del mundo que defiende los derechos humanos de todos, sin importarle raza o religión, no puede dictar leyes que limiten espacios, que pongan muros en el campo, que discriminen unos de otros y que hagan malos a los buenos y que se gane el odio de todo el planeta, incluyendo a los propios.

Si repasamos la historia de Norteamérica veremos que está llena de horrores que han hecho temblar los corazones de la humanidad. Centenas de millones de muertos regados por todos los confines de la Tierra pertenecen, directa o indirectamente, a la conciencia de los seguidores de la bandera de la barra y las estrellas.

Lo único que puede parar la barbarie de esas leyes que ahora tratan de “blindar” (a costa de los más débiles, a costa de los “daños colaterales” que ellos mismos producen en sus países de origen) es el dinero. Money, dólares, esas dos palabras son mágicas para ganarle la batalla a Trump, esos son los misiles que tienen que impactar directamente en Wall Street.

Si los 560 millones de personas hispano parlantes, incluidos los 40 millones de EEUU, nos negamos a consumir Coca Cola o Pepsi Cola, les aseguro que en tres meses han sucedido dos cosas: O bien Donald Trump deroga, anula todas las leyes en contra de la emigración, incluido el muro en la frontera de México, o sufrirá un trágico accidente, una gravísima enfermedad como la sufrida por Hugo Chávez, o acabará como su colega John Fitzgerald Kennedy.

Esto es lo que hay, de otra forma y hasta que los “seis” decidan decirle “stop off the music” seguirá dando por culo a diestro y a siniestro.

Así que: mexicanos, españoles, portugueses, colombianos, venezolanos, paraguayos, chilenos, italianos, uruguayos, peruanos, etc. etc. o nos ponemos en contra del Apartheid Usa presionando al bolsillo de los yanquis o lo dicho… nos vamos al carajo todos, tiempo al tiempo manito.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Publicidad

Consejería Bienestar Social

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Publicidad

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad