FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | La vieja Europa | Salvador García Llanos

Quiero compartirlo en redes

Aún dura el impacto por el atentado o intento de asesinato del primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, el pasado miércoles en la localidad de Handlová. No es para menos: en el núcleo de la vieja Europa, a la que allá por los ochenta del pasado siglo, se le había secado la ropa, según cantaran Serrat y Sabina, se produce in intento de magnicidio. Y las tensiones vuelven a subir, por consiguiente. Ni estamos acostumbrados ni queremos más revoltillos de los que multiplican los miedos y el desapego hacia la política. Para colmo, el ejecutivo de Fico ha culpabilizado a la oposición política de aquel país y a los medios de comunicación de un ataque, que vistas las imágenes, son un cúmulo de desatinos, especialmente desde el ángulo de la seguridad. Parece increíble.

Han hecho llamamientos a la calma, después de que algunos representantes institucionales hablaran de riesgos de contienda civil. Los pelos de punta. En la vieja Europa, la que se prepara para unos comicios legislativos. Según el ministro del Interior eslovaco, el presunto atacante «confesó haber actuado basándose en la información» a la que tuvo acceso en los medios de comunicación. El sospechoso culpa al primer ministro de la supresión de la Fiscalía Especial, del cese de la ayuda militar a Ucraniade la injerencia en la televisión pública y destitución del presidente del Consejo de la Judicatura. El ministro del Interior sugirió que habría repercusiones para los medios de comunicación. «Les digo esto a todos, especialmente a todos los «maestros del mundo» detrás del teclado, que actuaremos con firmeza y sin concesiones», dijo Matus Sutaj Estok, ministro del Interior y miembro del Consejo Nacional de la República. 

Por su parte, la presidenta saliente eslovaca, Zuzana Caputova, así como su sucesor, Peter Pellegrini, hicieron un frente unido para pedir la calma. «Queremos hacer un llamamiento a todos a ser responsables. Salgamos del círculo vicioso del odio y las acusaciones mutuas. Lo que pasó ayer fue un acto individual, pero el ambiente tenso de odio fue nuestro trabajo colectivo», dijo Caputova.  Por su parte, el presidente electo Peter Pellegrini también pidió a los partidos políticos eslovacos que detengan o suspendan su campaña para las elecciones europeas con el fin de  no generar más enfrentamientos.

El suceso es lo suficientemente grave como para minimizar la trascendencia de sus repercusiones. Europa requiere cohesión. Y un dato llamativo: el interés de los ciudadanos por las próximas elecciones aumenta diecinueve puntos respecto a 2019, según el Eurobarómetro del pasado mes de abril. El sondeo muestra en España un aumento en la intención de voto, que pasa del 55% al 70% con respecto a 2019. Un 58 % muestra interés por los comicios, frente al 39 % de hace cinco años.  

Pero ahora llega un iluminado y hace que esto se tambalee. La vieja Europa, la que se le secaba la ropa.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Publicidad

Consejería Bienestar Social

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Publicidad

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad