Noticias de Empresa Salud

Día Mundial Audición | Almudena Cervera: “Mi gran objetivo es ayudar a las personas con problemas de audición para que vuelvan a disfrutar del mundo»

Quiero compartirlo en redes

La directora de los centros auditivos Afón Canarias, que forma parte de los ocho únicos audiólogos que se dedican a esta profesión en España, reconoce que “una de las cosas que más agradecen los pacientes con problemas de audición es sentirse escuchados”

EBFNoticias |

Tener la suerte de poder realizar una actividad que genere satisfacción a las personas y que además les ayude a mejorar sus condiciones de vida, es sin duda una de las principales aspiraciones personales y profesionales de cualquier ser humano. Pero si además esa recompensa emocional repercute de manera positiva en ti y en cómo afrontas tu trabajo diario, para ayudar a las personas que necesitan de tus conocimientos para volver a oír bien y poder comunicarse con familiares y amigos, y no permanecer aislados del entorno que les rodea, la satisfacción crece de manera exponencial.

Así vive a diario su trabajo y la relación con sus pacientes Almudena Cervera, licenciada en Audiología por la Universidad de Coimbra, en Portugal, Técnico Superior en Audiología Protésica en Sevilla, diplomada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid y Experta en Diagnóstico y rehabilitación en Hipoacusia Infantil, y que en estos momentos amplía su formación con un máster en deterioro cognitivo. Llegó a Tenerife en 2004 para quedarse a vivir y trabajar. Solo un año más tarde puso en marcha su primer gabinete de audiología. Hoy en día cuenta con tres centros de audición en La Laguna, La Orotava y Los Cristianos bajo la denominación Afón Canarias.

La labor fundamental de Almudena Cervera es “ayudar a las personas con problemas de audición para que vuelvan a disfrutar del mundo que los rodea, sintiéndose de nuevo parte de él y, para ello, llevamos a cabo todo tipo de pruebas para el diagnóstico, rehabilitación y adaptación de las pérdidas auditivas”.

La pérdida de audición no conoce de edad. Por sus centros auditivos pasan diariamente niños con pérdidas de componente genético, jóvenes con alta exposición a ruidos fuertes, adultos que estuvieron en su momento soportando ambientes laborales muy ruidosos sin la correspondiente protección y, por supuesto, mayores que empiezan a padecer pérdidas de audición generadas única y exclusivamente por el paso de los años. “Mi gran objetivo es poder ayudar a las personas a resolver sus problemas de audición. Que se sientan escuchadas y que pueda ayudarles a sentirse de nuevo dentro de su vida”, asegura Cervera, para quien algo tan sencillo como poder lograr que una persona se pueda comunicar con sus amigos y familiares “hace la diferencia”, porque como ella reconoce, “cuando tienes una profesión con la que consigues ayudar a la gente y puedes llegar a cambiarles la vida resulta muy satisfactorio. Evidentemente, a todo el mundo no se le puede ayudar de la misma manera, porque no todas las pérdidas de audición son iguales. Hay gente que se puede beneficiar en un 90% y otras que solo consiguen mejorar en un 40%-45% por las características de la propia pérdida. Pero la gente me cuenta cómo les ha cambiado la vida desde que tienen los audífonos. Les marca una diferencia a ellos y también a mí”.

Toda nuestra estructura cerebral se basa en el lenguaje. El lenguaje oral se adquiere con la audición. Cuando se empieza a perder audición comenzamos a dejar de estimular el cerebro y la estructura cognitiva inicia un deterioro que, si no es corregido a tiempo, puede llegar a ser irreversible. Por esa razón es tan importante acudir a un audiólogo como Almudena Cervera y ponernos en sus manos. “Todos los centros auditivos ponen audífonos y compran a los mismos grandes fabricantes. Nuestro trabajo no es vender los audífonos, es adaptarlo”, señala Almudena Cervera, quien forma parte de los ocho únicos audiólogos que se dedican a esta profesión en España, y que reconoce que una de las cosas que más agradecen los pacientes con problemas de audición es sentirse escuchadas. En la primera revisión hacemos una anamnesis en la que por protocolo simplemente escuchamos. En los 15 ó 20 minutos de entrevista el paciente te lo cuenta todo: por qué no se ha puesto audífono antes, si viene a la consulta por propia voluntad, qué sienten, cuáles son sus puntos débiles, si escuchan la televisión o si se sienten aislados en las reuniones. Toda esa información nos ayuda para luego poder adaptar el audífono y conocer cuáles son los objetivos de esa persona atendiendo a su realidad. Todo lo que nos cuenten es información relevante para poder trabajar con esa persona. Que el paciente se sienta escuchado es básico”.

Además de las mencionadas pruebas subjetivas en las que el paciente colabora y da información relevante que el audiólogo necesita para poder ayudarlo, el proceso se completa con una serie de pruebas objetivas en las que el paciente no colabora, pero que resultan fundamentales para que el especialista determine si la salud auditiva de sus pacientes es adecuada o si es necesaria una corrección mediante la colocación de audífonos y cómo estos deben estar calibrados. “Cuando tratamos se sacar una conclusión es un sumatorio de pruebas objetivas y subjetivas, y todo tiene que tener una concordancia. Si la audiometría me dice una cosa, timpanometría otra y la otoscopia otra, hay algo que está fallando. La prueba madre es la audiometría. En la audiometría valoramos frecuencia a frecuencia la respuesta del paciente a distintos estímulos y a diferentes intensidades, y eso es lo que nos ayuda a establecer el nivel de pérdida. Pero no nos quedamos solo con esa prueba. La suma de todas las pruebas nos ayuda a calibrar la necesidad de cada paciente y el éxito que tendrá la adaptación protésica, que no en todos los casos es el mismo”, advierte la audióloga.

“No debemos olvidar”, señala Almudena Cervera, “que las pérdidas de audición tienen diferentes orígenes. Pueden tener un origen genético, debidas a agentes infecciosos o por envejecimiento, y también existen causas adquiridas, y dentro de estas últimas estaría el ruido, sustancias ototóxicas sobre el oído interno o accidentes, como la rotura del hueso temporal por una caída”. Y de todas estas causas de hipoacusia, el ruido representa “el mal endémico de las pérdidas de audición”, indica la audióloga. “Poniendo como ejemplo a los maestros de infantil, es igual de perjudicial someterte 50 minutos a un ruido intenso que 3 horas a un ruido moderado. Hay profesionales que trabajan en restauración, como cocineros con campanas de extracción funcionando cerca de ellos durante horas y generando mucho ruido, que sufren graves pérdidas auditivas. La música también es un ruido. Es un problema. Muchas veces no puedes elegir tu entorno de trabajo, y a veces ese entorno laboral significa exponerte a ruido”.

Salud auditiva infantil en Canarias.

Dentro de las pérdidas de audición, no es lo mismo la de un adulto que ha adquirido su lenguaje y tiene su estructura cerebral hecha, que la de un niño. “Un adulto puede explicar si lleva unos años notando cierta pérdida de audición y no ha venido porque le daba pereza, por coquetería, porque no quería que se le vieran los audífonos o porque no tenía dinero. En un niño cuatro meses pueden marcar la diferencia. El niño tiene una edad de plasticidad cerebral de pocos años donde adquiere todas sus herramientas, sobre todo resulta fundamental el trabajo que podamos hacer con ellos de 0 a 6-8 años”, asegura Almudena Cervera, para quien la detección precoz de una pérdida auditiva en un niño resulta determinante. “Los padres suelen percatarse antes de que el niño sufre algún tipo de pérdida auditiva que muchos pediatras, ya que están más atentos a su desarrollo y pasan mucho tiempo con ellos”, matiza Almudena Cervera, para quién en un porcentaje muy alto de los casos, los padres se preocupan de la salud auditiva de sus hijos solo cuando surge un problema. “A todos nuestros pacientes, en cuanto sabemos que tienen hijos, les pedimos que los traigan para hacerles una revisión gratuita. Una revisión puede tardar media hora, pero si no se coge a tiempo puede acarrear muchos problemas. En particular con pacientes con antecedentes familiares. Hay que estar especialmente atento y realizar una revisión auditiva para descartar cualquier problema”.

Tampoco es lo mismo cuando la pérdida de audición de un niño es en los dos oídos o en uno de ellos. “Las pérdidas en un oído se suelen enmascarar muchísimo. No es lo mismo un signo de pérdida de audición en un niño; en estos casos debemos ser mucho más rápidos a la hora de descartar cualquier problema auditivo ya que se encuentran en un momento clave para la adquisición del lenguaje. Si han transcurrido dos años y no ha pasado por los hitos normales del desarrollo del lenguaje, como el silabeo o el balbuceo, o no ha empezado a decir las primeras palabras, eso debe ponernos en alerta”, subraya la audióloga. Al haber un oído dominante, ese niño tiende a tener un desarrollo casi normal. Existen algunas señales que nos pueden poner en alerta como cuando los padres se dan cuenta de que al llamarlo se gira hacia el mismo lado, o que si duerme de un lado se despierta menos que si duerme del otro. “Nuestra labor más importante es la que hacemos con los niños. Trabajamos con ellos desde que tienen pocos meses de vida. Es una tarea muchísimo más delicada, porque el niño no se puede comunicar para decirte si está bien o mal; si el sonido que escucha está alto o bajo, y para eso tenemos una serie de pruebas de electrofisiología en las que me he formado y que a veces en el sistema público de salud se pueden retrasar», asegura Almudena Cervera.

Existen unas ayudas directas que concede el Gobierno de Canarias para la adaptación de audífonos. Estas ayudas se otorgan a todos los niños desde los 0 a los 26 años y no dependen de la renta o situación económica de la familia. Se conceden directamente, aunque muchas veces la burocracia provoca que tarden más de lo deseado en abonarlas. Nosotros no podemos dejar a un niño esperando meses sin audífonos. Por eso, además de ayudarles a gestionar estas ayudas, muchas veces también les adelantamos ese dinero, para que ese niño tenga el audífono desde el momento en que tenemos el diagnóstico”, reconoce la audióloga.

“Con los niños hay que tener especial cuidado. Así como hemos hablado de la importancia de adaptar tempranamente los audífonos cuando existe pérdida de audición, es importante señalar los efectos negativos que puede tener sobre el niño el colocarle un audífono cuando este no es necesario”, señala Almudena Cervera. “Por eso debemos ser muy cuidadosos a la hora de realizar estas pruebas. En nuestro caso, nos preocupamos de corroborar siempre los resultados y contrastarlos con los informes que los padres aportan. Intentamos mantener un contacto directo y fluido con los especialistas, con el fin de poder acelerar los procesos y facilitarles, en la medida de los posible el trabajo. No podemos olvidar que un niño que no oye bien no va a desarrollar de forma correcta el lenguaje, y podría terminar presentando un retraso en el desarrollo solo por un problema de audición”, afirma la audióloga.

En el caso particular de los niños, cuando se produce una corrección a tiempo hay una mejora muy rápida. Pero este progreso exige apoyarse siempre “en el trabajo de logopedas. Con los niños realizamos siempre un trabajo multidisciplinar. Debemos recuperar el tiempo perdido y eso solo se puede realizar con rehabilitación. Los niños con pérdida de audición siempre van a necesitar el apoyo de un logopeda”, destaca Almudena Cervera.

Oído, órgano vital.

El oído es el órgano al que menos atención prestamos durante nuestra vida. Ocurre algo parecido con la voz. “Entre quedarse ciego o sordo, la gente casi siempre elige quedarse sorda. Pero eso lo dicen una vez que han aprendido a hablar y manejan el lenguaje. Pero el oído es el órgano que nos abre la puerta a la comunicación oral. Y gracias al lenguaje oral accedemos a un lenguaje mucho más complejo y diverso. Nos permite la abstracción, la ironía, es un lenguaje sumamente rico, y en esto se basa la diversidad de toda nuestra estructura cerebral. Esa complejidad de la que hablo la tenemos gracias a la audición”, evidencia Almudena Cervera.

En su afán de ayudar a mejorar la autonomía y las condiciones de vida de personas con discapacidad auditiva y pocos recursos, Almudena Cervera ha venido colaborando con sus centros auditivos en Canarias con la Fundación Doctor Barajas. Comenzó con el proyecto Nadira, al que le ha seguido en los últimos años el proyecto Frida, que promovía acciones de prevención, sensibilización, formación e intervención en materia de violencia de género, “audibilizando” la realidad de mujeres y niñas con discapacidad auditiva, que sufren violencias debido a la interacción de los factores de género y discapacidad.

Hace solo unos días finalizó el proyecto Virto, de nuevo en colaboración con la Fundación Doctor Barajas, y también dirigido a personas con discapacidad auditiva con escasos recursos económicos o en riesgo de exclusión social. “La Fundación Doctor Barajas cuenta con un presupuesto y busca una veintena de candidatos para hacer adaptaciones. Ellos aportan las prótesis y nosotros el trabajo. Se seleccionan pacientes con bajos recursos y nuestra labor consiste en adaptar esos audífonos que aporta la fundación y realizar algunas revisiones. Es el segundo año que estamos colaborando, porque nos preocupa la salud auditiva de las personas, y especialmente de quienes no pueden costearse audífonos para oír bien”, concluye Almudena Cervera.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Consejería Bienestar Social

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Publicidad

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Programa de radio

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad