FIRMAS Joaquín 'Quino' Hernández

OPINIÓN | Cuaderno de Bitácora | No voto al PP, voto a Isabel | Joaquín Hernández

Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas
Quiero compartirlo en redes

El aeropuerto Adolfo Suarez repleto, aquello es como un puñetero laberinto y torre de Babel inmensa.

La guerra de los taxistas tradicionales madrileños en contra de Uber parece haber terminado. Prefiero un taxi de los de rompe y rasga que usar la plataforma digital. La conversación, como siempre, se centra en el tráfico de la capital de España, los cabreos cotidianos que, me dice el taxista, él se los toma con filosofía. Hablamos de política y le digo que siempre me sorprendió que Isabel ganase con tanta rotundidad, incluso con la chulería de chulapa madrileña, pero que después del paso por el gobierno de “el carnicero de la Moncloa” y la corrupción, votar PP me parecía demasiado riesgo para el publo.

Todo cabreado, me contesta: “Ese es el error, votar a los partidos, mire usted yo no voto al partido popular yo voto a Isabel Díaz Ayuso que es la que me ha ayudado en los peores momentos de la pandemia, porque esa mujer ha conseguido lo que nadie había logrado, eliminar el paro creando trabajo”, con ese argumento tan “solido” debatir con el taxista me parecía grotesco y dándole la razón di por terminada mi charla, al llegar al hotel le dije “pues nada hombre, que siempre sea así, y que Dios reparta suerte, porque cuando empiece aparecer la mierda de Isabelita, va haber para todos los madrileños juntos, que Dios reparta suerte que la van a necesitar” y sin esperar respuesta, cerré la puerta del taxista que, según sus expresiones, se estaba ciscando en todos mis antepasados.

¿Pero quién es esa mujer que desata pasiones a si favor o en su contra?

La señora Ayuso, licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, desde muy temprana edad se dio cuenta que ejerciendo la profesión en Radio Marca no se comería medio donuts y con buen criterio y con buen olfato se infiltró en el Partido Popular, ya con 27 años despuntaba como una de las futuras sucesoras de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, todo un “hallazgo” de las preclaras mentes de los jefes peperos, que vieron en la joven Isabel, un claro futuro “prometedor” y una regeneración del viciado aire de la sede de la madrileña calle de Génova.

Lo demás es historia conocida, la convocatoria de elecciones anticipadas y la victoria el 4 de mayo de 2021 por abrumadora mayoría, haya pasado al ser el mejor activo del PP en España. Porque Isabel podrá ser lo que ustedes quieran menos a lo que nos tiene acostumbrado Feijóo, la mediocridad no va con ella.

Isabel estaba llamada a ser la presidenta del PP madrileño, lo estaba por decisión de los militantes madrileños, y porque ante la actitud de Feijóo, es la única opción válida para tener una “digna” aspirante a ser candidata a la presidencia del gobierno de España. Feijóo lo sabe y sabe muy bien que tiene los días contados, que cada día que pasa crece la popularidad de la chula madrileña, es la reina del mambo, la Miss de la sede de la calle Génova. La mafia pepera ha actuado con contundencia, premeditación, alevosía y mala leche.

El caso de Tomasito “el hermanísimo”, ni es novedad ni es el primero y por desgracia no será el último, la degeneración y la corrupción está incrustada, en el entramado democrático mundial. Porque el tema de las “comisiones” o cobro de intermediación entre los chinos y la empresa suministradora de mascarillas a la sanidad madrileña, en plena pandemia y con todos los paises del mundo buscando donde conseguir las puñeteras mascarillas FP2, y lograr una partida de 250.000 unidades para los sanitarios madrileños y el personal vulnerable, no sé si es para ponerle una medalla a Tomasito, mandarlo a tomar por culo y olvidar el tema, meterlo en le talego por gilipollas, o bien nombrarlo ministro de Sanidad del gobierno de Sánchez. Si tenemos en cuenta el caso Gürtel, los ERE andaluces, las comisiones de Pujol, las del rey emérito, el tito Berni, ahora las del matón de puti club, y las que no hemos contado o no sabemos, pero existen, los 56.000 euros que  cobró Tomasito por su gestión con la empresa suministradora, es el chocolate del loro.

No obstante, estamos ante el pico de iceberg de la Gürtel madrileña, la construcción del Hospital Zendal. El Hospital Isabel Zendal tiene todos los ingredientes para acabar siendo materia de algún sumario judicial. Pero mientras tanto, lo que puedo asegurar sin temor a equivocarme, es que la corrupción institucional ha vuelto a socavar los propósitos de la sanidad pública madrileña, para desviarlos a los propósitos de un partido político.

Isabelita tendrá que tomar “mucha fruta” en las dependencias de Soto del Real. Demos tiempo al tiempo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Publicidad

Consejería Bienestar Social

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Programa de radio

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

febrero 2024
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829  

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad