Artesanía Cultura Gastronomía INTERNACIONAL Patrimonio SOCIEDAD Tradiciones Turismo

VIAJES | Clásica y creativa, Reserva de la Biosfera y Grandes Ciudades Balneario de Europa, todas las caras Unesco del norte de la Toscana

Florencia.
Quiero compartirlo en redes
Florencia.

EBFNoticias | Silvia Donatiello | Fotos: cedidas |

Este año, mi ciudad, Turín, acogió la reunión anual de los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, un evento que ofrece la oportunidad de explorar de cerca los tesoros de la humanidad. Y si hay una región que presume de una notable cantidad de estos sitios, ésa es la Toscana.

Cuna del Renacimiento y cuna de la lengua italiana, la humanista Toscana lleva siglos fascinando a viajeros de medio planeta. Y también los enferma del más sugestivo de los males, si hemos de creer en el llamado síndrome de Stendhal o “vértigo ante la belleza”. Florencia, la magnífica capital toscana, no ensombrece, sin embargo, el resto de una región monumental que ha sabido conservar sus ciudades medievales y esos interminables campos fértiles que decoran el fondo de los cuadros de Leonardo da Vinci, uno de sus hijos más brillantes.

Pisa

El recorrido que mejor muestra el paisaje toscano y los sitios Unesco del norte de la región comienza en Pisa, mundialmente famosa por su Torre Inclinada, construida en 1173 sobre un suelo arenoso y reabierta al público en 2001 tras unas obras para asegurar sus cimientos y evitar que siguiera inclinándose.

Paseando por el espléndido centro histórico de Pisa se descubren museos como el Nazionale di San Matteo, que alberga esculturas de Donatello y de los hermanos Pisano, Nicola y Giovanni Pisano, un cuadro de Beato Angélico y pinturas de la escuela toscana.

Pero su mayor tesoro es la Piazza dei Miracoli, cuyo conjunto incluye la torre, la catedral románica de mármoles policromados, el baptisterio gótico y el cementerio cuyos frescos, el Triunfo de la Muerte, inspiraron la música de Franz Liszt a mediados del siglo XIX. Es emocionante subir a lo alto de la torre de ocho pisos y 254 escalones, con columnas de Carrara, donde Galileo Galilei de Pisa dejó caer unos objetos a finales del siglo XVI para probar su teoría de la caída libre de los cuerpos (ley de gravitación universal).

Lord Byron, que adoraba sus paseos a la orilla del río, terminó su Don Juan en Pisa durante la estancia que compartió con la escritora inglesa Mary Shelley en 1821. Hoy, el paseo a lo largo del río Arno es una sucesión de antiguos palacios y templos, como la pequeña iglesia de Santa Maria delle Spine (siglo XIV) en el Lungarno Gambacorti.

Más adelante se encuentran dos de las instituciones de la ciudad: el Caffè Pasticceria Salza, de 1898, y el Caffè dell’Ussero, abierto en 1775 en el palacio gótico Agostini Venerosi y frecuentado por Antonio Tabucchi, el escritor pisano fallecido en 2012.

Reserva de la Biosfera Parque Regional Migliarino, San Rossore, Massaciuccoli

Desde la Piazza dei Miracoli en línea recta hacia el mar, se llega, también a pie, a la Reserva de la Biosfera “Selve costiere di Toscana” (sólo hay 14 en Italia),

El Parque es un lugar excepcional: más de 10.000 hectáreas de bosques de llanura, reconocidos como Reserva de la Biosfera por la Unesco, con pinares costeros que sirven de hábitat a diversas aves migratorias; más de 6. 000 hectáreas de humedales, inscritos entre los más importantes del mundo según la Convención de Ramsar, fundamentales para la conservación de la fauna acuática, incluidos los tramos de las lagunas de San Rossore y Massaciuccoli; y, por último, 30 kilómetros de playas con dunas de evolución natural y delicados ecosistemas cruciales para proteger el litoral de la erosión y las inundaciones. Las desembocaduras de los dos ríos más importantes de la Toscana, el Serchio y el Arno, se encuentran aquí, completando un conjunto geográfico, natural y medioambiental sin igual.

La Reserva también trata de promover prácticas de desarrollo sostenible en la región, logrando un equilibrio entre las necesidades del medio ambiente y las de las comunidades locales.

Con un hotel dentro del parque, cuadras de equitación, granjas, caballos en libertad, zonas libres y otras accesibles sólo mediante visita guiada, esta maravilla esconde otra joya, la que fue residencia de verano del Presidente de la República hasta hace unos 20 años: la Villa del Gombo.

A finales de los años 50, la finca de San Rossore se anexionó a la propiedad del jefe del Estado; con este motivo, el aquel entonces Presidente, Giovanni Gronchi decretó la construcción de una villa presidencial dentro del parque.

La villa sustituyó a un pabellón de caza preexistente adquirido en 1866 por la Casa Real de Saboya, donde Víctor Manuel II y Víctor Manuel III se habían alojado a menudo.

El nuevo edificio, diseñado por los arquitectos romanos Luccichenti y Monaco, ocupa una superficie de unos 640 m², elevada del suelo por cuatro soportes de acero: el volumen compacto se aligera con grandes superficies acristaladas que delimitan un patio cuadrado en el centro de la planta.

La villa es un ejemplo que se adelanta a ciertos principios de la bioarquitectura como, por ejemplo, la regulación térmica basada en la exposición al sol.

Hoy está gestionada por la Región de Toscana y acoge conferencias y actos culturales.

Carrara y la cantera romana de Fossacava

No muy lejos de Pisa se encuentra Carrara, designada “Ciudad Creativa” por la UNESCO en 2017 por su tradición en el arte de la escultura y la producción de mármol de alta calidad.

En el mundo hay 295 “ciudades creativas”, 13 de ellas en Italia, reconocidas por la UNESCO cuyo objetivo común es ser lugares donde se reconozca que la creatividad y la cultura desempeñan un papel central en el desarrollo sostenible.

El centro histórico de Carrara es como un gran taller abierto al público, gracias a la iniciativa Studi Aperti, con talleres que se convierten en espacios para compartir conocimientos. Espacios que se abren y amplían para conectar con el resto del mundo -gracias al lenguaje del arte- y con otras Ciudades Creativas vinculadas al mármol, como la africana Dakar, la egipcia Asuán y la china Guangdong.

La conexión de esta tierra con las canteras de mármol, corazón profundo de estas montañas, es anterior a la época de la conquista romana, que celebró con este preciado material las distintas etapas de su ascenso. Más de 2000 años de historia atestiguados por las herramientas encontradas en la cantera romana de Fossacava.

La belleza de la Roma imperial procedía de las tres pilas de mármol de la zona. Incluso Miguel Ángel encontró allí el material adecuado para sus obras maestras.

Las propias canteras parecen inmensos anfiteatros, mientras que otras parecen gigantescas catedrales excavadas en el corazón de la montaña.

A lo largo de los senderos del Parque es posible descubrir vistas sobrecogedoras, entre las que destacan los sorprendentes puentes de Ponti di Vara, a lo largo de la Vía Marmifera, que ofrecen composiciones visuales de extraordinaria belleza.

Emerge un pasado extraordinario, un pasado que ha quedado esculpido en piedra, donde incluso Canova, como cualquier estudiante en viaje de fin de curso, grabó aquí su nombre en piedra.

La cantera romana de Fossacava fue descubierta arqueológicamente a finales de los años setenta por el profesor Enrico Dolci, en el marco de un amplio proyecto de investigación sobre las antiguas canteras que aún se encuentran en las montañas de Carrara.

Los resultados de esta investigación permitieron reconstruir las técnicas de extracción utilizadas por los canteros de Luni en la época romana.

Montecatini Terme

A partir de 2021, 11 ciudades, repartidas por 7 países, forman parte de las “Grandes Ciudades Balnearias de Europa” nominadas por la UNESCO, entre ellas una en Italia, Montecatini Terme.

La razón es el papel asumido por todos estos centros durante el llamado “fenómeno balneario europeo”, que se produjo entre el siglo XVIII y principios del XX. Montecatini y las demás localidades, de hecho, se construyeron precisamente para satisfacer el creciente interés en torno a las propiedades medicinales y terapéuticas de sus aguas termales.

Las cuatro fuentes termales principales, conocidas como Leopoldina, Regina, Tettuccio y Rinfresco, han hecho famosa la zona desde el siglo XVIII, pero los romanos ya conocían los beneficios de las aguas de Montecatini Terme.

En el siglo XV, Ugolino Caccini, considerado el fundador de la hidrología moderna, mencionaba en sus tratados que los Baños de Monte Catini (como se llamaban entonces) tenían el poder de curar los dolores óseos y articulares e incluso la sarna.

En 1773 se construyó el primer establecimiento termal, el Baño Regio, seguido poco después por las Termas Leopoldine y el Tettuccio. En la misma época se levantó el edificio de las Bebidas Gratuitas, destinado a los menos pudientes.

La fama de las Termas de Montecatini traspasó entonces las fronteras de la propia Toscana y personalidades ilustres acudieron aquí para beneficiarse de las preciosas aguas: Giacomo Puccini, el rey Víctor Emanuel II y Giuseppe Verdi, que fue fiel huésped de las termas durante 18 años y compuso aquí obras maestras como Otelo y Falstaff tras 10 años de silencio.

La ciudad, famosa por sus parques y jardines, entre los que destaca el Parque de las Termas, se enriqueció con edificios y monumentos de estilo Belle Époque, cuya belleza debía ser un espectáculo de bienvenida para todos los visitantes de las termas, con edificios de época como el Tettuccio y las Termas Excelsior, icónicos por su estilo arquitectónico.

La ciudad puede admirarse desde el pueblo de Montecatini Alto, famoso por su cocina tradicional toscana, como la famosa ribollita y la pappa al pomodoro (una sopa de tomate exquisita).

Se puede llegar al pueblo en el funicular, en funcionamiento desde 1898. Una curiosidad: los pequeños funiculares rojos que suben al pueblo de Montecatini Alto se llaman Gigio y Gigia, pero al subir siempre es Gigia mientras que al bajar es Gigio. ¿Qué lectura se puede hacer de esto? Yo tengo una teoría…

Florencia y sus curiosidades

Este viaje termina en Florencia. Hablar de que la ciudad es Patrimonio de la Unesco es hablar por hablar, aunque uno podría pasarse la vida admirando todo el arte que esconden sus calles, plazas, templos y museos. La monumentalidad de la cuna del Renacimiento se puede admirar desde lo alto, gracias a las espectaculares vistas panorámicas que ofrecen la torre de Giotto y la inconfundible torre Arnolfo del Palazzo Vecchio, pero también en sus barrios, sus galerías y, más tranquilamente, en sus paseos a orillas del Arno. Una terapia cultural para los amantes del arte, atraídos por la Piazza del Duomo, la Galería de los Uffizi o el David de Miguel Ángel, pero que no dejan de sorprenderse por las muchas maravillas que descubrir en su centro histórico, Patrimonio de la Humanidad.

Así que sólo queda ir a la caza de curiosidades.

Sabías que:

1. La escultura del David de Miguel Ángel está tallada en un único bloque de mármol de Carrara y formaba parte de un plan para colocar 12 figuras del Antiguo Testamento en el exterior de la catedral? Por su negativa inicial, el artista fue incluso apedreado. El David se colocó originalmente frente al Palazzo de la Signoria, sede del poder municipal, donde hoy se conserva una réplica exacta.

2. El plan del colérico Brunelleschi era construir para el Duomo la cúpula más grande del mundo, una cúpula doble (interior y exterior), construida con ladrillos y sin andamios. Y el resultado, a pesar de sobrecostes, discusiones entre arquitectos y demás, resultó magnífico.

3. La iglesia de Santa Croce, en la plaza del mismo nombre, es la iglesia franciscana más grande del mundo y el verdadero panteón de Florencia. Es el hogar de famosos florentinos como Galileo, Miguel Ángel y Macchiavello.

4. Las joyerías que hoy lucen sus escaparates en el Ponte Vecchio fueron en la Edad Media curtidurías y carnicerías que, debido a su hedor, fueron sustituidas por estos otros oficios artesanales.

5. Last but not least: repartidas por toda la ciudad hay decenas de señales de tráfico originales del artista Clet Abraham, que convierten las calles en un museo de arte urbano.

Silvia Donatiello

Para más info: https://www.visittuscany.com/it

Publicidad

Publicidad

Página Web Corporativa

Publicidad

La Gente del Medio

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Programa de radio

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad