Administración local MUNICIPIOS CANARIOS

SANTA ÚRSULA | El Presupuesto municipal para 2023 refuerza el área social y se acerca a los 14 millones de euros

EBFNoticias | 

El proyecto de presupuestos para 2023 del Ayuntamiento de Santa Úrsula asciende a 13.927.040 euros y experimenta un incremento del 12,91%, lo que supone 1.591.179 euros más respecto al presente ejercicio. Este crecimiento, que responde a la buena salud financiera del Consistorio y al aumento en las previsiones de ingresos a través de otras administraciones públicas, sitúa el documento económico como el de mayor cuantía hasta el momento. Las cuentas municipales, que reflejan superávit por sexto año consecutivo, han sido aprobadas en el último pleno, donde contaron con los votos a favor de AISU, PSOE y del concejal no adscrito, así como con la abstención del Partido Popular.

Para el alcalde de Santa Úrsula, Juan Acosta, es destacable la ausencia de endeudamiento y la congelación de la presión fiscal: «Las arcas municipales se mantienen saneadas, sin subidas de impuestos ni de tasas; con previsión y capacidad suficientes para afrontar el incierto escenario económico derivado de la guerra de Ucrania y sortear la creciente inflación». «El control del gasto y la gestión eficiente de nuestros recursos nos han permitido remontar los dos años de pandemia y nos dan solvencia para seguir invirtiendo en el bienestar de nuestros vecinos y vecinas, en la mejora de nuestras infraestructuras y en la atención a los que más lo necesitan».  

En la apuesta de este grupo de gobierno por garantizar la calidad de vida de las personas destacan los 1.551.455 euros (el 11,14 % del documento económico, con el 6,7% de incremento) que se destinarán a Servicios Sociales, Empleo y Protección y Promoción de la Salud. Este cariz social se apuntala con los 741.500 euros que se han consignado para ayudas y subvenciones diversas, entre las que son reseñables los 325.500 euros en prestaciones asistenciales para sufragar gastos de alquiler, alimentos, farmacia, etcétera, así como las subvenciones directas a la Asociación de Cáncer de Mama de Tenerife (Ámate), el proyecto de acompañamiento de Cruz Roja, la Fundación Santa Rita o las escuelas infantiles, entre otras. Igualmente, de esa partida se extraerán otras subvenciones, como las destinadas a entidades culturales (105.000 euros), a clubes deportivos y deportistas a título individual (143.000 euros), a Protección Civil (50.000 euros) y a becas, material escolar y otras ayudas a la educación (93.000 euros). 

«En nuestra planificación presupuestaria -agrega el alcalde- lo primordial es que nuestros vecinos y vecinas disfruten de una vida activa y plena, al mismo tiempo que avanzamos en el desarrollo socioeconómico del municipio». Así, por áreas, se reparten 934.890 euros a Seguridad y Protección Civil, 557.562 a Educación, 388.660 a Cultura, 337.856 a Deportes, 172.418 a Agricultura, 97.438 a Comercio y Turismo, y 189.253 a Participación Ciudadana y mejora de la convivencia.  

El balance municipal de ingresos y gastos vuelve a cumplir con los objetivos de estabilidad y sostenibilidad presupuestaria, a pesar de que el Consejo de Ministros acordó mantenerlos suspendidos durante 2023, así como la regla de gasto. Esto permitirá que el próximo año la Corporación local pueda llevar a cabo inversiones por valor de 4.895.000 euros (35% del global presupuestario) con cargo al remanente de tesorería tras la liquidación del presente ejercicio.  

Dentro del programa de actuaciones previsto con fondos propios sobresalen el Plan Municipal de Asfaltados (875.000 euros), la construcción del local social y espacio libre en el barrio de Tosca de Ana María (674.000 euros) y la adquisición de terrenos (567.044 euros). El concejal de Hacienda, Santiago Pérez, explica que «algunas serán actuaciones que han quedado aplazadas, ya sea por la pandemia o por la necesidad de realizar reajustes presupuestarios que han obligado a posponerlas».  

De igual manera, se llevarán a cabo importantes obras de eficiencia energética en alumbrado de vías y de centros de educación (713.152 euros), y se adquirirán quince vehículos para los servicios municipales (356.947 euros), de los que cinco serán coches eléctricos. «En consonancia con los objetivos de Desarrollo Sostenible -argumenta Santiago Pérez-, realizaremos un conjunto de inversiones con las que no solo seguimos en la línea de potenciar los sistemas de energía renovable que favorezcan al medio ambiente, sino que también supondrán un ahorro en las facturas municipales de electricidad y gasolina«.  

Asimismo, se prevén ingresos de en torno a 7.000.000 de euros a través de subvenciones por parte de otras administraciones públicas para proyectos como la segunda fase del paseo procesional (1.500.000 euros), el aparcamiento disuasorio que irá ubicado en la trasera del cementerio (1.000.000 euros), la mejora de la Zona Comercial Abierta (ZCA, 150.000 euros) y la habilitación de nuevas consultas en los centros de salud del casco y de La Corujera (40.000 euros). Otras grandes intervenciones serán la rehabilitación de la Casa del Capitán (1.500.000 euros), la ejecución de un pabellón cubierto anexo al Instituto de Secundaria de Santa Úrsula (1.600.000 euros) y la instalación de placas fotovoltaicas e iluminación eficiente en diversos edificios municipales. 

Otras actuaciones cofinanciadas serán el programa de rehabilitación de viviendas en el medio rural (496.191 euros), el proyecto de la rotonda de la Cuesta de la Villa (145.798 euros), nuevas mejoras y la ampliación del cementerio municipal (324.000 euros), obras en los centros de enseñanza (230.885 euros) y la creación de un parque multifuncional en El Farrobillo, dotada con 170.500 euros. 

Los gastos corrientes en bienes y servicios ascienden a 6.944.515 euros (el 49,86% del total de la ficha financiera), lo que supone un notable incremento del 19,50% en las cantidades destinadas al mantenimiento de jardines y vías públicas, la limpieza de dependencias municipales, el suministro de agua, los materiales de oficina y ferretería o los servicios de transporte discrecional, entre otros. El edil remarca que «debido a la subida del precio de la electricidad, hemos tenido que aumentar en más del 28% la partida para alumbrado público».