FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Confianza en los medios. Hay que persuadir | Salvador García Llanos

Cómo hacer para que los periodistas dialoguen con los lectores y capten su confianza, especialmente aquellos que no confían en las noticias? Investigaciones y encuestas indican que merma la confianza en los medios cada vez más, entre desinformación y errores. Eso obliga a replantearse algunas cosas con tal de recobrar esa confianza y hacer efectivo, por tanto, el trabajo de una redacción.

Una ejecutiva de la organización ‘Trusting News’, la periodista Mollie Muchna, ha dado a conocer una guía elaborada por el equipo de esta firma (perteneciente al Instituto de Periodismo ‘Donald W. Reynolds’ y el American Press Institute), en la que se detalla paso a paso cómo los periodistas pueden hablar con personas incrédulas, es decir, que no confían en las noticias y generar confianza al hacerlo. Estas son sus recomendaciones:

-Identificar a quién se está tratando de llegar

Como norma general, la guía recomienda que los medios intenten escuchar a personas que no confían en su medio y/o que aún no tengan una relación sólida con él.

Es decir, identificar de manera clara a quién queremos dirigirnos. Para la mayoría de los medios, habrá varios grupos que tienen poca confianza en las noticias. “Pero para que este proyecto sea útil, se recomienda que se empiece por ser específico, centrándose en una determinada ubicación, comunidad o grupo de personas”, apunta Muchna.

-Encontrar gente con quien hablar

Una vez se haya identificado de qué grupos y comunidades se desea obtener información, «piense dónde se encontrará con esas personas: en eventos o espacios comunitarios. Eso podría ser bibliotecas, bares locales, mercados, listas de correo del vecindario, partidos de fútbol…»

La guía recomienda, por ejemplo, utilizar grupos en línea como Nextdoor o Facebook Groups. (Trusting News recomienda que se conecte con un moderador en esos espacios, para explicarle lo que se está tratando de hacer y preguntarle si está dispuesto a ayudar). Además, es interesante fijarse mucho en los correos electrónicos que recibe el medio y secciones como los comentarios, y analizar los motivos de descontento.

Algo para tener en cuenta es que debe hablarse con personas que hablen por su propia experiencia, mejor que con representantes.

Es importante tener en cuenta que esto no tiene como objetivo ganarse a todas las personas que son escépticas u hostiles hacia el periodismo. «Si alguien parece inalcanzable y no se deja convencer por los hechos, es probable que nunca sea parte de la audiencia a la que llega. No estamos aquí para llegar a todos», advierte la periodista.

-Organizar conversaciones

Una vez que se hayan encontrado personas dispuestas a interactuar, «inicie la conversación explicando quién es usted y qué está haciendo. La ejecutiva señala también que hay que asegurarse de “explicar que nada de lo que digan se usará entre comillas en una historia y solo se compartirá internamente en la redacción para ayudar a su organización a mejorar».

La guía incluye una lista de preguntas sugeridas. Se recomienda adoptar una postura de humildad, «reconociendo -por ejemplo- que su medio de comunicación puede haber ignorado o causado daño a diferentes comunidades en el pasado, pero que se esfuerza por hacerlo mejor y desea comprender los problemas que enfrentan».

Según la guía, «recuerde que esto no es un debate y que su objetivo en esta conversación es escuchar y aprenderSi el entrevistado dice cosas sobre el periodismo, o sobre su trabajo específicamente, que le gustaría corregir o defender, trate de guardar esos puntos para el final. Esperamos que las interacciones de los sujetos ayuden a comprender y relacionarse con los periodistas, y está bien explicar su credibilidad y mejores prácticas. Pero el objetivo principal de la conversación es escuchar y comprender, no llevarlos a su lado y no ganar una discusión», se consigna en este apartado de la guía.

-Seguimiento y uso de los aprendizajes

La guía recomienda que se realice un seguimiento constante de las respuestas a estas preguntas. “Registrar algunas notas sobre sus contestaciones, los temas que vio, las impresiones generales y los hallazgos es clave para detectar temas y eventualmente tomar medidas. Y somos humanos, por lo que cuanto antes pueda registrar las respuestas, más matices podrá recordar sobre la interacción. A medida que comience a tener más y más conversaciones, comience a revisar sus notas e identifique cualquier tema que vea surgir”, recomienda.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario