Administración local ANIMALES AYUNTAMIENTOS Fauna Medio Ambiente POLÍTICA Servicios públicos Sostenibilidad

TACORONTE | El Ayuntamiento invita a sus vecinos a apagar las luces exteriores para ayudar a salvar pardelas en su primer vuelo

El periodo de luna llena entre el 20 y el 26 de octubre es el más sensible para que se desorientes los pollos

EBFNoticias |

En periodo de tiempo que discurre entre mediados de octubre y noviembre es el más sensible en la vida de los vulnerables pollos de pardela, especie que anida en nuestras costas y acantilados, que por esta época afronta la compleja etapa de abandonar el nido en los que sus padres los han dejado solos y del que realizan su primer vuelo.

Precisamente, por tratarse de un momento de especial dificultad para estos jóvenes ejemplares, ya que les acechan múltiples amenazas, que van desde los depredadores introducidos, las dificultades que se pueden encontrar como consecuencia de construcciones, a las luces de los asentamientos más cercanos que les desorientan en esa primera incursión hacia mar adentro.

Cada año, por esta época, Seo Bird Lif organiza una campaña de concienciación y acción para ayudar a muchos de estos ejemplares que se precipitan al suelo por ese efecto de desorientación que les produce la luz artificial, una movilización que también se realiza por muchas organizaciones e instituciones que aportan su colaboración con el propósito de salvar al mayor número posible de esta especie protegida en Canarias.

En el caso concreto de Tacoronte, un año más, la Concejalía de Medio Ambiente redoblará los esfuerzos en cuanto a las medidas de precaución y vigilancia, poniendo en aviso a todos los servicios municipales para la atención inmediata de cualquier pollo precipitado.

De manera especial, el área municipal que dirige Carmela Díaz Vilela pondrá en marcha una campaña que se inició este día 15 de octubre y se prolongará hasta mediados de noviembre, y que consiste en “hacer un llamamiento a la población para que colaboren desde sus casas con el simple gesto de apagar por las noches cualquier luz exterior”.

La importancia de esta acción es que representa ayudar a una especie que cada año solo cría a un pollo de pardela, que en su instinto se dirige hacia el mar por los reflejos de la luna o las estrellas en su superficie, “pero muchas de ellas vuelan tierra adentro, ya que hay mucha iluminación artificial, siendo tremendamente vulnerables, ya que carecen de defensas frente a depredadores y son incapaces de levantar el vuelo desde tierra, pudiendo ser también fácilmente atropelladas”, indicó Díaz Vilela.

Además de la colaboración individual de cada ciudadanos, Seo Bird Life ya ha habilitado un teléfono, el 922 28 22 28 en el que atienden voluntarios que acuden para recoger a dichos animales, o también el 112, que en cada época de campaña dedica una sala específica a esta labor.

Pero es a mediado de octubre, según la concejala, “cuando llega el momento más crítico, puesto que hay luna llena, prevista para el día 20, por lo tanto es cuando más afectará, pues prácticamente no hay reflejos de luz en la superficie del mar”. Así, señaló que “de manera permanente, hasta mediados de noviembre, pedimos a nuestros vecinos, especialmente de las zonas de costa, que apaguen las luces exteriores, con lo que también contribuimos a un ahorro energético”.

Más sensibilidad

La concejala señaló que “aunque el municipio cumple con la Ley del Cielo, en cuanto al tono e intensidad de la luz del alumbrado público, nos gustaría llevar a cabo una experiencia piloto con este alumbrado, al menos durante la semana más sensible, entre el 19 y 26 de octubre, para reducir aún más ese riesgo, sin embargo nos encontramos con problemas técnicos para poder llevarla a cabo. En principio sólo podremos apagar la iluminación exterior de los edificios públicos”.

Dijo que “no somos un municipio donde más pardelas caen, ya que la mayor incidencia está en zonas turísticas”, y matizó que “tenemos en nuestros acantilados zonas importantísimas de nidificación, y de ahí, la sensibilidad que pedimos con la campaña de apagado en los domicilios”. En este sentido, señaló que la concienciación ciudadana es mayor frente a estos temas, hasta el punto, señaló Carmenla Díaz Vilela, que cada año “se recogen más pardelas, no porque cada vez caigan más, sino porque hay más personas sensibilizadas y que están pendientes de las crías que caen al suelo para comunicarlo y salvar más ejemplares”.

Campaña informativa

El próximo día 4 de noviembre, en la Sociedad Tagoro, y dentro de la campaña de concienciación, se impartirá una charla por parte de SEO Birdlive sobre la vida de esta especie y la problemática que sufren por la antropización de su territorio. Así mismo, está previsto dar una serie de charlas en los centros educativos de municipio.

Por otro lado, se van a realizar una serie de sueltas a lo largo de la campaña que serán informadas a través de las redes sociales de la Corporación municipal.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario