Canarias POLÍTICA Salud Sanidad Servicios públicos SOCIEDAD TENERIFE UNIVERSIDAD

SANIDAD | La Unidad de Atención a la Enfermedad Inflamatoria Intestinal de La Candelaria, recibe el mayor reconocimiento nacional a la excelencia

EBFNoticias |

La Unidad de Atención Integral a pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha recibido la certificación de excelencia por parte del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU).

Esta distinción está considerada el mayor reconocimiento para estos servicios en España, siendo, además, un referente a nivel internacional por su programa de análisis objetivo y sistematizado de la atención que ofrece las unidades.

El equipo, conformado por seis médicos y una enfermera, atiende aproximadamente a 2.000 pacientes de estas dolencias y colabora estrechamente con otras especialidades como cirugía y radiología. Cuenta, además, con herramientas de teleasistencia para proporcionar una atención de calidad sin necesidad de trasladar al paciente.El programa de certificación de las Unidades de Atención Integral de pacientes EII (CUE) es un proyecto desarrollado e impulsado por Geteccu, auditado por Bureau Veritas, que cuenta con el apoyo de la biofarmacéutica Abbvie.

El personal del servicio considera que este certificado reconoce “un proyecto novedoso clínico, formativo e investigador”. Añade, además, que otorga herramientas para la mejora en la efectividad y eficiencia de la atención sanitaria de los pacientes.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal
La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) aglutina a un grupo de trastornos inflamatorios entre los que se encuentra la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Se trata de una patología de causa desconocida que debuta principalmente en gente joven, de entre 20 y 30 años. Durante el desarrollo de la enfermedad se pueden presentar complicaciones tanto intestinales como extraintestinales, por lo que es imprescindible contar con la atención de un equipo multidisciplinar de especialistas. La aparición de los síntomas de la enfermedad es impredecible, con periodos de remisión y recaídas que en muchos casos llegan a requerir hospitalizaciones. La EII requiere tratamiento farmacológico continuado. Todo esto tiene una gran repercusión en la vida familiar, laboral y social del paciente, que condicionan considerablemente su percepción de salud y su calidad de vida.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario