CORONAVIRUS | COVID-19 ECONOMÍA E INDUSTRIA POLÍTICA Salud Sanidad SOCIEDAD

SANIDAD | Canarias pone en marcha la ‘Estrategia de covid persistente’ con dos unidades multidisciplinares

EBFNoticias |

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo y el director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez, presentaron este martes la Estrategia de covid persistente de Canarias 2022-2026 en una rueda de prensa que contó también con la participación de la presidenta de la Asociación Covid Persistente Canarias, Montserrat Garrido, a quien Trujillo agradeció su participación en la elaboración de la Estrategia como miembro de la asociación de pacientes afectados.

Blas Trujillo explicó que tras la fase aguda de la pandemia y gracias al conocimiento científico que se ha ido generando sobre esta nueva enfermedad, el SCS ha elaborado la Estrategia de Covid Persistente de Canarias 2022 -26 en la que se establece una hoja de ruta para el abordaje de esta patología definiendo una modelo asistencial multidisciplinar y coordinado entre niveles asistenciales para atender esta patología nueva y dar respuesta a las necesidades de los pacientes de forma eficaz, eficiente y sostenida en el tiempo.

En la redacción de este documento, según explicó el consejero, han participado profesionales del SCS, tanto de la Dirección General de Programas Asistenciales como de Atención Primaria y Hospitalaria de diferentes especialidades como Otorrinolaringología, Neurología, Pediatría, Oftalmología, Reumatología y Cardiología entre otras, además de representantes de la Asociación de Pacientes Covid Persistente Canarias. Además, se ha llevado a cabo una revisión externa en la que han participado otros profesionales referentes del ámbito clínico de Canarias, Madrid y Salamanca.

El consejero explicó que, desde 2020, se crearon consultas post covid a cargo de los servicios de Neumología, Rehabilitación o Medicina Interna para dar respuesta a las necesidades de los pacientes tras un ingreso prolongado y que paralelamente se habilitaron otros circuitos y protocolos para atender a los pacientes no ingresados que tras la infección presentaban sintomatología a partir de un período de 90 días de evolución, el período al que pasa a denominarse Covid Persistente.

La demanda asistencial de este colectivo motivó la elaboración de esta Estrategia que pretende dar respuesta a la situación de un elevado número de pacientes cuyo estado de salud y calidad de vida se han visto afectados por la covid-19 y sirve, además, de guía y soporte a los profesionales sanitarios para lograr que sus actuaciones tengan un impacto positivo en la recuperación de estos pacientes. “Se trata de un documento dinámico, basado en la evidencia científica disponible, que está sujeto a revisiones y actualizaciones dado el escenario epidemiológico y asistencial variable” aseguró.

Por ello, la estrategia estandariza el proceso de abordaje de pacientes que accedan a los servicios sanitarios manifestando síntomas una vez transcurridos un mínimo de 90 días desde su infección por coronavirus.

Por su parte, Conrado Domínguez aseguró que el plan de actuación diseñado para el despliegue de la Estrategia de covid persistente en Canarias prevé la ejecución de 25 medidas concretas que componen la Estrategia a lo largo de un periodo de 5 años, en función de la evolución de los elementos que influyen directamente en su desarrollo: evidencia científica, recursos disponibles, situación epidemiológica, etc.

En su intervención, la presidenta de la Asociación Covid Persistente Canarias, Montserrat Garrido, agradeció el trabajo desempeñado por los técnicos y profesionales sanitarios del SCS en la redacción y puesta en marcha de esta estrategia. Además, hizo hincapié en la necesidad de dimensionar adecuadamente el diagnóstico para conocer la verdadera incidencia de la enfermedad. También destacó la importancia de contar con un registro adecuado y el desarrollo de proyectos de investigación en este campo.

Asistencia

El objetivo según dijo es que el modelo de atención al paciente con covid persistente se integre en la actividad ordinaria que llevan a cabo los profesionales sanitarios para la atención al conjunto de patologías y problemas de salud que afectan a la población, pero teniendo en cuenta las características específicas del covid persistente, principalmente la variabilidad de su sintomatología y la dificultad que plantea su diagnóstico. Para ello ya existe un código que regulariza la patología y que permite su codificación nacional, un indicador importante para poder realizar un registro autonómico de afectados tanto regional como nacional que permita medir su prevalencia.

Durante su intervención, explicó que la Estrategia establece las herramientas y metodología para llevar a cabo, por un lado, la detección y el diagnóstico de la covid persistente y, por otro lado, el manejo de los pacientes afectados por este problema de salud. En este proceso se ven implicados tanto profesionales de Atención Primaria como de Atención Hospitalaria, por lo que se regulan y coordinan los protocolos a seguir en cada ámbito asistencial según las características de los síntomas que presente el paciente.

Conrado Domínguez, señaló que el documento también recoge acciones encaminadas a prevenir la infección por covid-19, a impulsar el abordaje precoz de síntomas persistentes, a potenciar el uso de los recursos de los que disponen los profesionales de Atención Primaria para el diagnóstico y tratamiento de covid persistente, a dotar a los profesionales de herramientas para la pauta y aplicación de los planes terapéuticos y de rehabilitación adecuados a cada paciente y a optimizar los circuitos de atención y derivación y el intercambio de información entre ámbitos para un abordaje correcto e integral del covid persistente.

201 síntomas

En octubre de 2021, la OMS publicó la primera definición validada y aceptada por la comunidad científica a nivel internacional de covid persistente: “Es la condición que ocurre en individuos con antecedentes de infección probable o confirmada por SARS-CoV-2, generalmente 3 meses después del inicio, con síntomas que duran al menos 2 meses y no pueden explicarse con un diagnóstico alternativo. Los síntomas comunes incluyen, entre otros, fatiga, dificultad para respirar y disfunción cognitiva, y generalmente tienen un impacto en el funcionamiento diario. Los síntomas pueden ser de nueva aparición después de la recuperación inicial de un episodio agudo de covid-19 o persistir desde la enfermedad inicial. Los síntomas también pueden fluctuar o recaer con el tiempo”.

Los pacientes afectados por covid persistente suelen presentar un variado abanico de síntomas, que la Guía Clínica desarrollada por la Sociedad Española de Medicina General, utilizada como referencia por el grupo de trabajo de la Estrategia, cifra en 201 y que pueden aparecer días semanas y meses posteriores al alta. Estos síntomas pueden ser: otorrinolaringólogos, respiratorios, digestivos, cardíacos, urinarios, oftalmológicos, dermatológicos, osteomusculares, psicológicos, psiquiátricos, neurológicos y cognitivos, así como alteraciones endocrinas.

Unidades especializadas

La Estrategia prevé la puesta en marcha de unidades específicas de referencia para el diagnóstico y tratamiento de la covid persistente; de modo que se dispondrá de una unidad en Gran Canaria y de otra en Tenerife que estarán ubicadas en los edificios de Enfermedades Emergentes habilitados para el tratamiento de la covid-19, uno en el Hospital Juan Carlos I, en Gran Canaria, y el otro en el anexo al Hospital Universitario Ntra. Sra. de La Candelaria, en Tenerife por ser las dos áreas de salud que mayor volumen de pacientes concentran hasta ahora.

Incidencia

Los estudios llevados a cabo por la comunidad científica nacional e internacional cifran en un 10 por ciento el porcentaje de personas que habiendo sido infectados por coronavirus podrían sufrir posteriormente covid persistente, por tanto se estima que en Canarias podría haber aproximadamente 44.000 personas afectadas por covid persistente.

No obstante, es una cifra estimativa que podría ser superior debido al infradiagnóstico de la covid-19 y a la existencia de casos de pacientes asintomáticos durante su periodo de infección aguda y que, por tanto, nunca llegaron a ser diagnosticados.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario