FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Manipulación, servilismo | Salvador García Llanos

La relación entre la confianza en las noticias en general y el parecer de la gente sobre la información que consume en cuatro plataformas digitales, las más utilizadas en el mundo, ha sido objeto de un estudio a cargo del Instituto Reuters. La investigación se ha hecho sobre datos de Brasil, India, Estados Unidos y Reino Unido y en estas cuatro redes: Facebook, Google, YouTube y WhatsApp.

Esta investigación detecta que lo que piensa la gente sobre la información en las plataformas varía considerablemente. Depende de la plataforma, depende del país, depende de las audiencias en cada país y depende de los tipos de noticias que las audiencias encuentran en estos espacios diversos.

Además de estas diferencias contextuales, al mismo tiempo se detecta un elemento común: la consistente «brecha de confianza» entre el nivel de confianza que la gente de los cuatro países tiene en la información de los medios en general y el grado de confianza en las noticias que consume en las plataformas digitales, con las que tiende a haber más escepticismo.

La Redacción de Laboratorio de Periodismo de la Fundación Luca de Tena, sin embargo, ha elaborado un trabajo del que se desprende que hay también una extendida percepción negativa sobre el periodismo, hasta el punto de que casi la mitad de los entrevistados cree que los periodistas intentan manipular a las audiencias para servir las agendas de los políticos poderosos.

Esta controvertida conclusión responde a una serie de claves que vamos a reproducir:

  • Los niveles de confianza en las noticias en las redes sociales, los motores de búsqueda y las aplicaciones de mensajería son consistentemente más bajosque la confianza de la audiencia en la información de los medios de comunicación en general. El estudio ha hallado brechas en la confianza para la mayoría de las plataformas en los cuatro países en los que se centra el estudio, con noticias en Google a veces a la par en confianza con las noticias en general, pero en cuanto a las noticias en otras plataformas generalmente se ven con más escepticismo, apunta el informe. La confianza también fue considerablemente más alta en general en India en comparación con los otros tres países.
  • Una parte considerable de esta brecha de confianza se explica por niveles más bajos de confianza entre las personas que no usan plataformas. Muchas de las mismas personas que no confían en las noticias que encuentran a través de las empresas de medios digitales, que tienden a ser mayores, menos educadas y menos interesadas políticamente, también expresan menos confianza en las noticias, independientemente de si se encuentran en plataformas o a través de modos tradicionales offline.
  • A pesar de una confianza comparativamente menor en las noticias en las plataformas que en los medios, muchos tienen sentimientos muy positivos hacia ellas, especialmente Google y YouTube, así como WhatsApp en Brasil e India.Un número relativamente pequeño de encuestados en los cuatro países expresaron sentimientos negativos hacia las empresas de tecnología. Esto podría indicar que los sentimientos de las personas hacia las plataformas no están relacionados en gran medida con las expectativas sobre las noticias que pueden o no encontrar allí.
  • Muchas de las razones más comunes por las que las personas dicen que usan plataformas tienen poco que ver con las noticias. Para la mayoría de las plataformas, es más probable que las personas digan que las usan para conectarse con otras personas en sus vidas o para entretenerse o pasar el tiempo en lugar de buscar informaciónsobre temas de actualidad. La mayoría en algunos países también dice que usa plataformas con fines comerciales (compra o venta de productos) o para el trabajo o la escuela.
  • Las noticias sobre política se consideran particularmente sospechosas y muchos consideran que las plataformas son lugares polémicos para la conversación política, al menos para aquellos más interesados ​​en la política. Las tasas de confianza en las noticias en general son comparativamente más altas que las de confianza en las noticias cuando se trata de la cobertura de asuntos políticos. Esta disparidad es particularmente pronunciada en Brasil, donde casi dos tercios de las personas también dicen que sienten que deben tener cuidado cuando hablan de política con amigos y conocidos. Esto es cierto tanto en general como al usar Facebook o WhatsApp. Entre el 20% y el 30% de las personas con mayor interés político en los cuatro países dicen que han dejado de hablar con alguien en estas plataformas debido a desacuerdos sobre política.
  • Las percepciones negativas sobre el periodismo están muy extendidasy las redes sociales son uno de los lugares más citados por las personas que dicen ver o escuchar críticas sobre las noticias y el periodismo. Casi la mitad de los encuestados en los cuatro países dicen que creen que los periodistas intentan manipular a las audiencias para servir las agendas de los políticos poderosos o se preocupan más por llamar la atención que por informar sobre los hechos en sí. Aquellos que usan plataformas también son más propensos a decir que a menudo encuentran críticas a los medios de comunicación. Sin embargo, dado que las noticias no son fundamentales para la experiencia de la mayoría de las personas al usar plataformas, las tasas no son necesariamente más altas en comparación con otras fuentes de críticas sobre las noticias que muchos dicen que encuentran, incluso de personas comunes y amigos en conversaciones fuera de línea.
  • La desinformación y el acoso se encuentran entre los principales problemas que muchos asocian con las plataformas. A pesar de los sentimientos positivos hacia la mayoría de las plataformas, la gran mayoría en los cuatro países está de acuerdo en que la información falsa y engañosa, el acoso y las plataformas que usan datos de manera irresponsable son «grandes problemas» en su país para muchas plataformas. En los Estados Unidos y el Reino Unido, los porcentajes más grandes destacaron a Facebook en particular cuando se trataba de estos problemas, mientras que, en otros lugares, mayorías más amplias consideraron que estos problemas se aplicaban a las cuatro plataformas sobre las que se preguntó.

En fin, la mitad de los entrevistados en esta investigación de Reuters Institute cree que los periodistas intentan manipular a las audiencias para servir a los intereses políticos. O tienen un segundo objetivo: se preocupan más por llamar la atención que por informar. De todos modos, para Reuters, las redes no salen bien paradas: para informarse, para obtener noticias, la gente confía más en los medios.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario