Administración local Cabildos CORONAVIRUS | COVID-19 POLÍTICA Salud Sanidad SOCIEDAD

ACCIÓN SOCIAL | El IASS empieza a administrar la cuarta dosis de la vacuna de la COVID-19 a residentes de sus centros

EBFNoticias |

El Cabildo de Tenerife, a través del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), ha comenzado la inoculación de la cuarta dosis de la vacuna frente a la COVID-19 a las personas usuarias de sus centros residenciales de gestión directa. En concreto, se administrarán cerca de 640 dosis de refuerzo entre las personas que residen en el Hospital Nuestra Señora de Los Dolores, el Hospital Febles Campos, el Hospital Santísima Trinidad, la Residencia de Mayores Ofra y el CAMP de Güímar.

La vicepresidenta tercera y consejera de Acción Social del Cabildo de Tenerife, Marián Franquet, explica que “se ha demostrado con creces el efecto positivo de la vacunación a la hora de controlar la pandemia de la COVID-19, evitando muchas muertes y casos graves y permitiéndonos volver a cierto grado de normalidad”. La consejera recuerda que “la pandemia no ha acabado, llega de nuevo el invierno y es un momento clave para el control del virus. Por eso es fundamental este proceso de inoculación de una nueva dosis de refuerzo, que garantice la seguridad sanitaria de todas las personas a las que atendemos en nuestros centro residenciales”.

Además, el IASS realizará un compra de test de diagnóstico que permiten la diferenciación y detección tanto del virus de la COVID-19, como el de la gripe. “De esta manera, podremos identificar de forma rápida y fácil qué patógeno es el que está causando cada cuadro sintomático, permitiéndonos adoptar las medidas adecuadas en cada caso”, explica.

Asimismo, desde el punto de vista social, Franquet destaca el papel de la vacuna para “dar tranquilidad a nuestros y nuestras mayores”, mientras explica que la pandemia “ha supuesto una situación de mucho estrés para este colectivo y es precisamente la inmunización lo que puede hacer que las personas que cogieron miedo a partir del inicio de la pandemia puedan recuperar, poco a poco, sus vidas.

Estas vacunas tienen una duración de 70 días, lo que permite al Instituto organizar de manera más adecuada el proceso y programar las inoculaciones con el tiempo necesario.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario