FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Se consolida el sector editorial | Salvador García Llanos

La Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) ha dado a conocer en su informe anual de 2021 que la facturación creció el 5,6 % respecto al año anterior, hasta alcanzar los dos mil quinientos setenta y seis millones de euros. Este incremento, que en el ejercicio anterior fue del 2,4 %, representa “el mayor de lo que llevamos de siglo” y se debe a que el número de ejemplares vendidos aumentó el 5,9 %, hasta los 174,10 millones.

Si las cifras son indicativas de que estamos leyendo más, estupendo. Si representan una demanda mayor de ediciones o publicaciones, estamos, sin duda, ante un fenómeno rompedor que se agradece. Tras la pandemia, se ha despertado este interés que refleja, cuando menos, unas tendencias que siempre hablan a favor de una sociedad que parecía -y parece- dominada por el audiovisual.

El presidente de la FGEE, Daniel Fernández, pese a todo, ha advertido de la necesidad de recuperar “las cifras del mercado exterior que aún siguen afectadas por lo ocurrido estos dos años pasados”.  Y a la hora de desglosar resultados y porcentajes, en el informe se consigna que el más llamativo lo aporta las ventas del libro infantil y juvenil, que subió el 17,8 %, hasta conseguir 432,24 millones de euros. Fernández no dudó en calificar los números como muy positivos, apoyándose en otros resultados, como por ejemplo el total de títulos editados, que  se situó  en  79.373  (55.197 en papel y 24.176 en digital), un aumento del 6,4 % (8,9 % en papel y  1,2 % en digital). La tirada media apenas se movió (0,4 %) con 3.590 ejemplares por título. El precio medio de los libros en 2021 fue de 13,97 euros.

El libro digital incrementó su facturación en un 6,8%, hasta los 134,79 millones, lo que representa el 5,2 % de las ventas totales. El número de descargas/ventas ascendió a 13,49 millones (1,7 % más respecto a 2020) y los títulos comercializados en soporte digital llegaron a 186.887. Por materias, la facturación de libros de no ficción sigue en cabeza, con el 60 % del total, seguido del género infantil y juvenil, que creció el 17,8 %.

Según el informe de la FGEE, no hay cambios en cuanto a donde compran los españoles los libros: librerías y cadenas de librerías representan el 53,8 %. Las librerías facturaron en 2021 un total de 900 millones, el 8,2 % más que el ejercicio anterior. Las ventas de libros por internet en formato papel se incrementaron un 23,9 %, con una facturación de 51 millones, 10 más que en 2020, aunque solo supusieron el 2 % del total.

Sobre el punto negro que señalaba Fernández, las exportaciones “sufrieron un ligero decrecimiento del 0,7 %, hasta los 388,91 millones” (en 2020 fueron 391,76), producido por “las menores exportaciones del sector gráfico (de 51,8 millones a 43,88), ya que el sector editorial sí incrementó sus exportaciones”, de 340,57 millones en 2020 a 345,03 en 2021 (1,3 %). Las importaciones también descendieron, hasta los 105,86 millones, lo que deja un saldo positivo de la balanza comercial de 283,05 millones, 32,21 más en 2020. Unas caídas propiciadas por las restricciones que hubo de personas y mercancías.

Por zonas geográficas, Iberoamérica continúa como principal mercado de las exportaciones españolas. En 2021 la cifra fue de 180,66 millones, un 2,07 % menos que en 2020. El sector exportó a Europa por valor de 136,35 millones, un 8,54% más. Por países, México se mantiene como primer destino de las exportaciones españolas con 62,9 millones, si bien se registró una caída de 13 millones con respecto a 2020. Le sigue muy de cerca Francia, con 61,52 millones, que en este caso se incrementó en 19 millones.

Este Informe del Comercio Interior del Libro, respaldado por el Ministerio de Cultura y Deporte, subraya que las ventas subieron en casi todos los subsectores, excepto en los libros de texto, que cayó el 3,8 %, lo que se justifica en que “2021 fue un año de transición a una nueva ley educativa, la Lomloe, lo que hizo que muchas comunidades autónomas con modelos de ayudas a las familias por sistema de préstamo decidieran no renovar los libros correspondientes por haber cumplido los períodos de vigencia”. Al gran crecimiento reseñado de la facturación infantil y juvenil le siguió la ficción de adultos (8,2 %), con unas ventas de 548,90 millones. Los libros de no ficción incrementaron sus ventas un 7,7 %, hasta los 770,92 millones, y la parte de cómics, tebeos y novelas gráficas creció un 6,7%.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario