Acreditación Administración local Cabildos Canarias ECONOMÍA E INDUSTRIA ISLAS Medio Ambiente Obras POLÍTICA Política Económica Seguridad y Emergencias Servicios públicos

LA PALMA | Preocupación entre los afectados del volcán por el anunciado cierre del Registro Único y la falta de información sobre los trámites y ayudas pendientes

EBFNoticias |

La junta directiva de la Asociación Social Volcán Cumbre Vieja, que preside Juan Vicente Rodríguez Leal, ha expresado, en nombre de todas las personas que forman este colectivo de afectados por la erupción volcánica que «a día de hoy no existe ningún comunicado o información por ningún organismo oficial sobre qué va a pasar cuando el Registro Único de Afectados cierre sus puertas (como ya se ha anunciado) en Los Llanos de Aridane y qué ocurrirá con  aquellas escrituras en las que, por desconocimiento de los firmantes, ha existido algún error y deben ser subsanadas».

La asociación advierte de que existe un desconocimiento total sobre si existirán más ayudas económicas o bonificaciones y de cómo se procedería  a su pago; de manera que en estos momentos las familias afectadas no saben qué ocurrirá en un futuro inmediato con las ayudas que faltan por entregar. Según las últimas indagaciones hechas por la asociación, las ayudas para la compra de enseres solicitadas a principios de año aún no se han entregado todas, y  las ayudas de 10.000 euros del Cabildo tampoco, cuando vamos camino ya de cumplir 10 meses desde el inicio de la erupción y 7 desde su finalización.

En estos momentos persiste  la incertidumbre entre los afectados sobre lo que va a pasar a corto o medio plazo con las ayudas económicas, con las viviendas, con la agricultura -se ignora hasta dónde se va a permitir una reconstrucción de las fincas agrarias destruidas por la lava-, hasta dónde van a alcanzar las ayudas que se han prometido de manera verbal pero no de manera escrita; qué ayudas habrá para el resto de cultivos que no son plataneros; y con la ganadería  no hay constancia de ningún tipo de ayuda.

Pero la falta de certezas no se queda ahí, sino que también las familias afectadas -propietarias, no lo olvidemos, de gran parte del suelo sobre el que se extendió la lava del volcán-  desconocen qué va a ocurrir con las expropiaciones y con las zonas de las coladas que finalmente sean protegidas, así como aquellas que, no recibiendo protección, no van a poder utilizadas, como es el caso de  Corazoncillo.

Asimismo, desconocemos si existirá una prórroga de la moratoria hipotecaria, tan necesaria en estos momentos con un mínimo de dos años más, ya que ese es el periodo que ha estimado la Administración pública que tardará en comenzar una recuperación económica tras esta catástrofe natural.

Por todo ello, la asociación solicita a las Administraciones públicas competentes que aclaren si va a existir alguna oficina o algún número de teléfono que atienda a las personas afectadas en el futuro para resolver problemas surgidos a partir del 19 de septiembre de 2021, cuando comenzó esta pesadilla.

Las familias damnificadas  necesitan saber que seguirán de alguna manera en contacto con quien las puede ayudar, o mejor  dicho, con quien les dijo que les ayudaría y que no las  abandonaría.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario