FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Feliz mayo canario | Salvador García Llanos

Trata el Puerto de la Cruz de incorporarse a las celebraciones del Mayo Canario con arreglo a las características de su destino turístico. Siempre fueron los portuenses amigos de romerías y bailes de magos, pero eso sí: aquellos que se convocaban en los programas de fiestas de las localidades vecinas. Luego se hacían en la propia y les costaba más, mucho más, lucir la vestimenta típica. Y lanzarse a la diversión. Eso sí: después eran los primeros en buscar cualquier excusa para hablar de mala organización, poca gente o ambiente desanimado.

Bueno, las tradiciones hay que crearlas y hay que perseverar hasta que la población va evolucionando y las va haciendo suyas, hasta identificarse y proporcionar una vitalidad que, en distintas formas, y ajustadas a la idiosincrasia y hábitos sociales del lugar, terminan creciendo y enriqueciéndose.

Por eso es de agradecer, por ejemplo, que en los colegios haya actividades donde el profesorado y los alumnos participen y aprendan, donde cultiven las costumbres y forjen la etnografía del lugar y de la colectividad a la que pertenecen. Que acudan esos días a clase con la vestimenta identificativa, que se les vea por las calles, divertidos y alegre, entonando aires típicos de las islas, es una manera de ir profundizando en los valores autóctonos. Que haya banderas canarias en ventanas y balcones, además de en los centros oficiales e instituciones, es una manera de contribuir a ese ambiente que se procura con nobleza y coadyuva a la identidad en torno al 30 de mayo, el Día de Canarias.

El Puerto, decimos, intenta tener sus propias celebraciones. Quienes primero lo intentaron, hace años, están comprobando que, poco a poco, la cosa empieza a lucir. Por ejemplo, una nueva edición del paseo romero previsto para hoy sábado, que este año va seguido de un baile, se va convirtiendo en una convocatoria atrayente que en esta edición igual se ve limitada por la final televisada de la Champions League. Pero, bueno, siempre hay gente y las generaciones más jóvenes están llamadas a desafiar este y otro tipo de imponderables.

Habrá un festival folklórico el próximo martes, festividad de la Comunidad Autónoma, última estación de una programación en la que la Ruta de la tapa, el Concurso de escaparates, ventanas y balcones y De compras por el Puerto se suceden como interesantes reclamos para vitalizar la conmemoración, ampliar el espíritu participativo y fortalecer las tradiciones. La iniciativa conjunta de la concejalía de Comercio del Ayuntamiento y de la Asociación Casco Antiguo ha incluido jurados profesionales y premios para motivar a los establecimientos que participan y a sus clientes.

Se trata de que el Mayo Canario 2022, como lo titulan, sea una conmemoración animada y atractiva, máxime después de la pandemia. No puede ocurrir que el Puerto deje de brindar sus encantos y sus opciones en una fecha tan identificativa y tan señalada. No solo a los extranjeros sino a los nativos y residentes que seguro pueden encontrar, en la sempiterna singularidad portuense, los atractivos para disfrutar.

¡Feliz Mayo Canario!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario