FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Previsiones turísticas para Semana Santa | Salvador García Llanos

Habrá que ser prudentes con la afluencia y la ocupación durante la Semana Santa en las islas de la provincia, según se desprende de la encuesta interna que lleva a cabo el Observatorio de Competitividad Turística y Sostenibilidad de la patronal hotelera y extrahotelera, Ashotel.

Los establecimientos asociados prevén una ocupación media en Tenerife del 77,99 % para el período vacacional comprendido entre los días 10 y 17 de abril próximos. El dato supone apenas cuatro puntos menos que la media estimada para la Semana Santa de 2019, año de referencia prepandemia.

Según fuentes de Ashotel, la encuesta de previsión mejora notablemente los datos en La Palma (75 %) y registra también buenas expectativas en La Gomera (78 %) y en El Hierro (87 %). Isla por isla, La Palma mejora notablemente sus previsiones, después de unas Navidades muy complicadas, en las que apenas rozó el 35% de media. Para esta Semana Santa, el porcentaje se eleva al 75,69% de media y experimenta una recuperación, inicialmente para este periodo, muy necesaria para la economía insular. En 2019 las previsiones en La Palma fueron prácticamente las mismas que las de este año.

Siguiendo con las previsiones, La Gomera experimenta un comportamiento positivo, con una media de ocupación para esta semana vacacional del 78,61 %, apenas tres puntos menos que la estimada para el mismo periodo de 2019 y que se situó en el 82 %. Finalmente, El Hierro eleva sus previsiones al 87,61 %, unos datos muy positivos que suponen incluso dos puntos más de los estimados en 2019 (85%).

Con respecto a las diferentes zonas de Tenerife, el sur registra el porcentaje más elevado, con una media del 82,25 %, mientras que el norte prevé un 68,24 % y el área metropolitana, un 49,23 %. En el caso del comportamiento de estas tres zonas con respecto a la Semana Santa de 2019, los datos son en todas menores. Mientras el sur preveía un 85 % para aquel periodo, 2,5 puntos menos que ahora, el norte estimó un 74 % (-6 puntos) y el área metropolitana casi -10 puntos.

Las citadas fuentes indicaron que las previsiones del sector son algo más optimistas después de unos meses de diciembre y enero muy complicados, influidos especialmente por las restricciones debidas a la variante ómicron de la COVID-19 y la ralentización de los viajes. Febrero y marzo han sido meses de mejor comportamiento.

Mejor pues ser cautos, si bien esos índices de previsión, de cumplirse, confirmarían la tendencia de la recuperación. Y es que, según Ashotel, las expectativas de los empresarios del sector alojativo sobre el comportamiento de esta Semana Santa aún no superan mayoritariamente las de 2019. Según la citada encuesta de su Observatorio de Competitividad Turística y Sostenibilidad, el 44,8 % de los hoteleros prevé que esta semana vacacional cerrará con ocupaciones menores que las del año prepandemia, mientras que el 33 % confía en que sea mayor y el 22 % igual.

El presidente de la organización patronal, Jorge Marichal, tras la recuperación del sector en estos meses de febrero y marzo, confía en que la Semana Santa se cierre con ocupaciones importantes en la provincia tinerfeña, siempre dentro del escenario de incertidumbre que genera el conflicto bélico en Ucrania.

“Hay que ser positivos –dice Marichal- pero siempre con la cautela necesaria ante los nubarrones que aún tenemos encima, como la inflación, un aspecto que influye mucho en los costes operativos de los establecimientos hoteleros; y del lado de la demanda, la incertidumbre que tienen nuestros clientes a la hora de reservar”.

Por lo tanto, aguardemos –incluso por las reservas de última hora- para confirmar previsiones. Ya hemos dicho que este período que se avecina habría de ser un test interesantísimo para contrastar cómo se viene el verano, cuando el mercado nacional, cada vez más disputado, será determinante.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario