Canarias CORONAVIRUS | COVID-19 FUERZAS ARMADAS Servicios públicos SOCIEDAD

PANDEMIA | La Operación Misión Baluarte detectó 44.000 casos positivos, que han supuesto 56.500 llamadas y 39.700 llamadas de seguimiento 

EBFNoticias |

Las Fuerzas Armadas, a través de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica
“Canarias”, de la que la Brigada “Canarias” XVI ha ejercido de Autoridad de
Coordinación, han estado luchando contra la pandemia en apoyo al Servicio
Canario de Salud durante los últimos 18 meses.

Los militares de nuestras Fuerzas Armadas que realizan sus labores dentro de la Operación “Misión Baluarte” en el Archipiélago, a través de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica (UVE) “Canarias”, apoyando a la Consejería de Sanidad en su lucha frente a la pandemia provocada por el COVID 19, alcanzaban el 28 de marzo los 18 meses de trabajo.

Actualmente, tras la mejora de la situación de la pandemia en el Archipiélago y a petición de las Autoridades Sanitarias, la UVE “Canarias” se deja en suspenso, estando en disposición de ser reactivada en cualquier momento.

A la importante tarea que han estado haciendo los rastreadores militares, se unieron desde el pasado mes de enero los seis Equipos Móviles de Vacunación (EMV) que han colaborado en la campaña de vacunación de la Consejería de Sanidad para intensificar el proceso de inmunización frente al COVID 19, concretamente en las islas de Tenerife y Gran Canaria.

La UVE “Canarias” ha estado integrada dentro del Mando Componente Terrestre (MCT), liderado por el Cuartel General de la Fuerza Terrestre, en la Operación «Misión Baluarte», Operación que ha tenido la particularidad de que el número de personal implicado ha variado con la evolución de la pandemia y las necesidades que ha demandado el Servicio Canario de Salud (SCS), en cuyas estructuras se han integrado tanto los rastreadores como los EMV,s, teniendo que estar en disposición de disminuir o aumentar los operativos activados cuando la situación así lo requería.

A excepción de un corto periodo de tiempo entre el 30 de octubre y el 22 de noviembre de 2021, los rastreadores militares han estado desarrollando una importante, continua y callada labor, llegando a desplegar simultáneamente hasta 68 rastreadores, siendo 36 militares de las Fuerzas Armadas los que más recientemente han estado trabajando durante la denominada sexta ola.

A lo largo de estos 18 meses los rastreadores militares han desplegado en Hospitales o Centros de rastreo del Servicio Canario de Salud, integrándose con el personal sanitario civil de los mismos. Han desplegado en Lanzarote (Hospital Molina Orosa), Fuerteventura (Hospital General y Centros de Atención Primaria de Puerto Rosario y Corralejo), Gran Canaria (Biblioteca Municipal y Dirección de Salud Pública) y Tenerife (Recinto Ferial y Dirección de Salud Pública), siendo en la sexta ola cuando se incluyeron también 4 rastreadores en el Hospital General de La Palma.

Tanto los Equipos de Rastreadores como los Equipos Móviles de Vacunación han estado formados por personal del Ejército de Tierra, del Ejército del Aire y de la Armada. Así, del Ejército de Tierra han participado más de 120 militares en labores de rastreo, y 15 militares formando parte de los Equipos de Vacunación; del Ejército del Aire han participado 12 rastreadores que han
prestado apoyo en Lanzarote, además de 4 militares que han conformado un EMV en Gran Canaria; y la Armada ha proporcionado 30 militares en labores de rastreo en la Biblioteca Municipal de Las Palmas de Gran Canaria.

Haciendo balance, los rastreadores militares en Canarias han intervenido en más de 44.000 casos positivos por PCR de COVID 19, que han supuesto unas 56.500 llamadas a contactos estrechos y 39.700 llamadas de seguimiento de casos o contactos, además de proporcionar cerca de 9.800 citas para vacunación contra el COVID 19.

Los Equipos Móviles de Vacunación (formados por un oficial enfermero, un auxiliar administrativo y un conductor) por su parte han inoculado 12.220 vacunas en las islas, 4.666 en Gran Canaria y 7.554 en Tenerife.

El balance del trabajo de nuestras Fuerzas Armadas dentro de esta Operación, donde no hay que olvidar otras actividades realizadas como la desinfección de centros e instalaciones de interés, el apoyo en el transporte de vacunas o la vacunación de deportistas españoles participantes en los Juegos Olímpicos de Tokio, es muy positivo, ya que se ha estado a la altura de tan exigente reto,
siendo capaces de realizar una plena integración con el personal del SCS, con el cual se ha mantenido una estrecha y productiva coordinación, y a cuyos responsables e integrantes se agradece la gran acogida, aprendizaje e integración de nuestros militares.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario