Salud Sanidad TENERIFE UNIVERSIDAD

SANIDAD | El Hospital de La Candelaria aumenta un 34% sus intervenciones de glaucoma desde 2020 pese a las limitaciones por la COVID-19

EBFNoticias |

El Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado 422 operaciones quirúrgicas de glaucoma en los últimos dos años, lo que supone un incremento del  34%  con respecto al mismo periodo anterior.

El Hospital de La Candelaria realiza todos los tipos de cirugías de esta patología, ofreciendo a los pacientes el tratamiento personalizado que mejor se ajuste a su caso. En concreto, en el periodo 2020-2021 se realizaron 108 operaciones más que en el periodo anterior, cuando se registraron 314 intervenciones, a pesar de las limitaciones que se planteaban en los quirófanos en estos dos últimos años por la COVID-19.

La oftalmóloga y coordinadora de la sección de segmento anterior y glaucoma, Lalia Capote, explica que esta afección se produce por un daño del nervio óptico, progresivo y de carácter irreversible e incide en la importancia de realizar revisiones frecuentes, ya que el glaucoma es una enfermedad silente.

Capote recuerda la importancia de la detección precoz mediante la toma de la presión ocular, siendo clave para tratar la enfermedad. En este sentido, explica que solo se percibe cuando se encuentra en un estado avanzado, ya que inicialmente afecta al campo de visión periférico, lo que puede provocar una gran pérdida de visión.

Lalia Capote subraya que, normalmente, los pacientes suelen ser de edad media o avanzada, pero advierte que en las personas con antecedentes familiares y diabéticos es aconsejable realizar estas revisiones lo antes posible, ya que la probabilidad de tener un glaucoma es más alta.

Además del uso de gotas, que son el tratamiento más extendido, el centro hospitalario realiza tanto cirugías convencionales como la cirugía mínimamente invasiva. Estas cirugías poco invasivas han revolucionado desde hace unos años las operaciones de glaucoma, al convertirse en un método seguro y eficaz para bajar la presión intraocular en pacientes.

Existen dos tipos de glaucomas, de ángulo abierto y cerrado. El glaucoma de ángulo abierto es el más común y se produce, gradualmente, cuando el ojo no drena el fluido tan bien como debería. En el segundo caso, sin embargo, se produce cuando el iris de una persona está muy cerca del ángulo de drenaje en el ojo; en este caso, cuando el ángulo de drenaje queda bloqueado completamente, la presión ocular aumenta rápidamente. Este tipo de casos son diagnosticados a través de urgencias y requieren un tratamiento inmediato, ya que son casos de riesgo.

La importancia de la humanización

La oftalmóloga Lalia Capote también destaca la atención humana del equipo sanitario, ya que al contar con revisiones periódicas cada tres o seis meses para comprobar la progresión ocular, se forma un vínculo con los pacientes. Este acercamiento fomenta un ambiente positivo que también influye en el bienestar psicológico del paciente.