Consumo Energías alternativas Medio Ambiente

CONSUMO | El nuevo derecho de la energía

EBFNoticias | 

La energía es uno de los elementos centrales de la vida económica y social y se refleja cada vez más en el ámbito de la producción normativa. Por ello, se hace cada vez más necesaria la definición y sistematización de una ley energética global que integre a cada uno de los subsectores energéticos en su gestión y defina adecuadamente los principios generales que organizan o inspiran su ordenamiento jurídico.

El derecho energético se ha construido históricamente con la evolución de las principales fuentes o recursos energéticos, requiriendo la adaptación y evolución de las normas, a veces únicas y otras veces en el marco de categorías jurídicas más generales. Desde principios del siglo pasado se ha constituido una rica regulación de los derechos mineros como parte específica de un derecho que no agota los recursos energéticos. De manera similar, se está desarrollando una gran cantidad de legislación petrolera, relacionada en parte con la minería, pero también con otros aspectos del derecho público, el derecho contractual civil y comercial y la regulación internacional. Por su parte, el derecho nuclear ha experimentado un notable desarrollo desde principios de la década de 1960 desde diferentes ángulos de análisis jurídico, desde la responsabilidad civil por daños, la seguridad y la gestión de residuos, hasta temas de licencias, permisos y controles sobre el uso de esta energía, entre muchos otros. Destacar. La presencia internacional de la misma, está ligada a su propia existencia por el alcance transnacional de esta energía.

La Ley de Electricidad y Gas ha observado una formación más nacional al integrar los monopolios naturales a su cadena de valor industrial y económica, abriéndose sucesivamente a la integración de mercados, la liberalización de muchas de sus actividades y la competencia. El trabajo legislativo de la UE en este ámbito durante las últimas tres décadas ha sido particularmente fructífero, a pesar de las dificultades inherentes a la complejidad del tema. Más recientemente, el espectacular desarrollo de las energías renovables y la obligada mejora de la eficiencia energética y los servicios han abierto rápidamente un nuevo mundo de estudio y aplicación por parte de los profesionales.

Sin embargo, todos estos recursos y tecnologías pertenecen a un único dominio: la energía. A partir de ahí, deben proyectarse a través de principios generales bien definidos, de tal forma que todo el sector y su regulación ganen en certidumbre, calidad, predictibilidad y estabilidad regulatoria. Algunos principios también están ligados a los del medio ambiente, ya que sin duda existen puntos en común entre ambas disciplinas.

Los temas de interés en el derecho energético son numerosos, desde la regulación de sus infraestructuras hasta las distintas condiciones contractuales. Desde categorías clásicas hasta contratos inteligentes y PPA, tan actualizado. Y desde los títulos de intervención de la actividad hasta los sistemas retributivos, desde sus variantes de derecho de la competencia hasta sus especificidades en el ámbito del derecho internacional público y privado.

La UE, una gran potencia legislativa, ha realizado una importante contribución a la formación de esta nueva ley, armonizando sus reglas básicas y sus técnicas normativas básicas en los principales sectores como la electricidad, el gas natural, las energías renovables o la eficiencia energética. Esto lo vemos en la proyección del principio de primacía y la adopción de importantes instrumentos legales en esta materia, así como en los nuevos postulados sobre gobernanza presentados en la regulación del sector. El paquete de energía limpia y su implementación es el nuevo gran desafío para los abogados.

 

Para saber más [Enlaces patrocinados]:

la electricidad