FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Presos políticos en Venezuela | Salvador García Llanos

La Organización no Gubernamental (ONG) venezolana, Foro Penal, ha denunciado que en el país hay 244 personas detenidas a las que consideran presos políticos, sin variación con respecto a su último reporte publicado el pasado 21 de diciembre.

Venezuela ha perdido foco informativo. La vida discurre entre sobresaltos a los que la gente se ha acostumbrado. Días pasados, en diecinueve de los veintitrés estados en que está dividido el país, se produjo un apagón que duró horas. No hubo otra opción para la población que lucir paciencia. Fue casi un país a oscuras.

Estos datos que ofrece Foro Penal son reveladores de la inestabilidad y de la polarización política . Se habla sin reservas de doscientos cuarenta y cuatro pesos políticos, en tanto que nueve mil cuatrocientas veintidós personas siguen sujetas a procesos penales políticos, pero bajo medidas cautelares, según reveló el director de la ONG, Gonzalo Himiob. Del total de detenidos, doscientos treinta son hombres y catorce mujeres. Hay también un menor de edad. Ciento doce civiles y ciento treinta y dos presos son militares.

El informe hecho público por Foro Penal consigna que, actualmente, doscientos nueve de los reos no han sido condenados por ningún delito, en tanto que treinta y cinco ya han recibido una sentencia. Desde 2014 se han registrado quince mil setecientas cincuenta detenciones políticas en el país sudamericano.

Estas situaciones no solo alimentan dudas y hacen que se tambaleen la estructuras de la convivencia sino que quiebran las garantías y protección de las libertades de amplias capas de la sociedad. Se va extendiendo la incertidumbre y la sospecha, además del aumento de casos en que se instalan la desconfianza y el recelo. Sin ir más lejos, hace pocos días la denominada Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia solicitó la intervención del Comité Internacional de la Cruz Roja para constatar el estado de salud del militar Igbert Martín Chaparro, teniente coronel del Ejército quien inició una huelga de hambre tras ser considerado preso político. Martín Chaparro, detenido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar desde marzo de 2018, ha denunciado que sufre “tratos crueles inhumanos y degradantes”. En una carta dirigida a la opinión pública, el militar solicitó la liberación de «todos los presos políticos» con «verdaderos indultos que se respeten» y que se incluya una comitiva integrada por ellos en los diálogos entre Gobierno y la oposición que actualmente están suspendidos y cuyo reinicio también reclama.

Venezuela, como país, hace tiempo que se desmoronó. La revolución bonita, como la llamaban, dejó paso a la inestabilidad y al horror. Tantos presos políticos así lo prueban.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario