FIRMAS Francisco Pomares

OPINIÓN | Un sondeo de encargo | Francisco Pomares

El Gobierno de Canarias publicó ayer su sondeo de encargo (en realidad, todos los sondeos son de encargo, todos los encarga alguien…), en el que –como no podía ser menos-, los resultados indican que el Gobierno lo hace todo tan requetebién que va a barrer en las próximas elecciones.

Los resultados que aporta parecen realizados con escuadra y cartabón para contentura ajena: con la que está cayendo, el PSOE se coloca a punto de conseguir por sí solo la mayoría absoluta para gobernar, logrando en las próximas elecciones hasta ocho diputados más que en éstas, y el voto del 34,5 por ciento de los canarios -el mismo resultado mítico logrado en 2007 por Juan Fernando López Aguilar-, pero por si no fuera posible esa mayoría, los partidos del pacto de las flores (con la excepción de Podemos) la bordan: Nueva Canarias podría sacar incluso un diputado más, y eso a pesar de haber perdido el empuje del voto en Fuerteventura, donde se presentó en una alianza hoy disuelta. Y lo de Curbelo es de traca: en 2019 sacó –según el sondeo- el 0,4 por ciento de los votos en toda la región, con el 53,71 por ciento en su isla. Ahora sacaría el doble, o sea que le votarían el 107,42 por cien de los gomeros. Hasta para Casimiro parecen muchos votos sacar más de los que hay. Y luego están todos los que pierden: la que más, Coalición, que se la pega morrocotudamente y pierde entre cuatro y siete diputados, quedando prácticamente a la par con el PP, que o se queda como está, o quizá podría sacar un par de ellos más. Y Ciudadanos, que se volatiliza sin mucho ruido, y Vox que en Canarias sólo saca uno o dos diputados, y acumula un porcentaje mucho más bajo que el que obtiene en el resto del territorio nacional.

La primera conclusión de esos resultados, es que el pacto de las flores seguirá durante la próxima legislatura, si o sí. ¿Quién encarga este sondeo? Se trata del sociobarómetro anual que Román Rodríguez le abona -a través de un acuerdo con la UNED de Las Palmas- a una fundación cuyo objetivo dícese ser –precisamente- sostener la UNED de Las Palmas. Hacienda aporta 25.000 euros al año, una cantidad que –en la presentación del acuerdo- el vicepresidente explicó que sería complementada por otra aportación de la UNED, aunque a lo mejor se equivocó Román, porque no se ha vuelto a saber nada de eso.

De hecho, de los objetivos iniciales del sondeo de Román Rodríguez, no está muy claro cuáles son los que se han cumplido, porque hasta la fecha no se ha tenido tampoco mucha información de si se están cumpliendo los comprometidos: en su presentación del sociobarómetro, hace ahora poco más de dos años, un muy entusiasmado vicepresidente dijo que se trataba de poner en marcha una “nueva herramienta de transmisión del conocimiento científico” que permitiera “conocer varios indicadores y obtener información para políticas públicas, gestión y actividades que podrán realizar los operadores económicos y sociales de Canarias, así como para el conocimiento en general”. Para lograr esos objetivos de conocimiento general, el sociobarómetro tendría “una estructura muy flexible” que incluiría bloques temáticos en función de las necesidades de cada momento, que permitirían abordar la opinión social sobre inmigración, paro, educación, aspectos sociales de convivencia, la pandemia… “un amplio abanico de posibilidades, con el objetivo es que los datos recabados se transformen en documentación, y sirvan para cursos, talleres o información y así trasladar a la ciudadanía resultados anuales”. Pues eso decía Román que decía el convenio, pero de lo que tenemos noticia es de que se han hecho ya dos sociobarómetros, uno con un poco de retraso en marzo de este año, con un amplio trabajo prospectivo sobre inmigración, y este de diciembre, en el que también se analiza la situación de la pobreza. Pero ambos sondeos, más este segundo son de marcado carácter electoral. Sin acompañamiento de cursos, talleres o herramientas para la ‘transmisión del conocimiento’. De hecho, el sociobarómetro ni siquiera se ha entregado a los medios, está colgado en un repositorio web dependiente de la UNED. Para mí que suena tanto a CIS que les ha dado corte distribuirlo oficialmente.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario