Administración local Calidad Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Energías alternativas I+D+I LA LAGUNA Negocios POLÍTICA Política Económica Servicios públicos

LA LAGUNA | El municipio invertirá casi 36 millones de euros para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a más de la mitad durante esta década

EBFNoticias | 

La Laguna ha presentado hoy su Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES) de La Laguna, una estrategia plurianual con decenas de medidas locales y orientadas a reducir  las emisiones de gases de efecto invernadero en más de un 55% y a que el 30% de la energía consumida en el municipio provenga de fuentes renovables, todo antes de 2030.

Esta planificación, que responde a los compromisos adquiridos por el Pleno, se abre ahora a las aportaciones de la ciudadanía y contempla una actualización constante, aunque ya planifica diversas actuaciones esenciales, que supondrán una inversión de casi 36 millones de euros durante esta década, un ahorro energético de casi 700.000 Mw/año, una producción local de energías renovables de casi 23.000 Mw al año y una reducción total estimada de 470.000 toneladas de CO2 equivalente, lo que representa el 63,88% de las emisiones generadas en 2009, año de referencia establecido para estos cálculos.

El Plan de Acción se ha elaborado a partir de los requerimientos del Pacto de las Alcaldías, de los resultados del Inventario de Emisiones de Referencia de La Laguna y de la Diagnosis Energética municipal, y de la Evaluación de la Vulnerabilidad y Riesgos del Cambio Climático en La Laguna, documentos que, al igual que el PACES, ya están a disposición de la ciudadanía en el portal web municipal, en el enlace https://www.aytolalaguna.es/servicios/medio-ambiente/la-laguna-municipio-en-transicion-2030/

El nuevo documento contiene la planificación, estructuración, definición y priorización de las medidas para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de CO2 e incluye, además, un plan de seguimiento e implantación basado en indicadores, y el análisis de efectividad de las medidas para esa reducción de los consumos energéticos y emisiones de gases de efecto invernadero.

El PACES cuenta con 62 acciones repartidas en 4 ejes temáticos y 10 áreas de intervención. Estos son, fundamentalmente, edificios, equipamientos e instalaciones municipales, residenciales y terciarias; alumbrado público exterior; transporte público, privado, comercial y de la flota municipal; actividades no energéticas (fundamentalmente, gestión de residuos), así como adaptación al impacto del cambio climático, pobreza energética, gobernanza, comunicación y participación.

«Este es un documento estratégico que marcará la hoja de ruta del Ayuntamiento de La Laguna en los próximos años, un plan abierto y que se irá enriqueciendo con las aportaciones de la ciudadanía. No se trata de una simple declaración de intenciones, es la materialización de un compromiso de este grupo de gobierno con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático», valoró el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, que presentó el PACES junto al concejal de Medio Ambiente y Lucha contra el Cambio Climático, José Luis Hernández, y al redactor del Plan, Agustín González.

«Aunque la pandemia ha copado nuestros mayores esfuerzos en los últimos tiempos, no debemos olvidar que el cambio climático es un problema que está ahí. Son muchas las señales e indicadores que nos alertan de esta realidad y, como sociedad, tenemos una responsabilidad a la hora de preservar nuestro medio ambiente y garantizar su conservación como legado a las generaciones futuras», señaló Gutiérrez.

En este sentido, el concejal José Luis Hernández destacó que «hablamos de un plan de trabajo perfectamente organizado, medido y calendarizado, con seguimiento continuado y de cuyo funcionamiento y aplicación tendremos que rendir cuentas, ya que forma parte del compromiso que hemos adquirido, en acuerdo plenario, al sumarnos al Pacto europeo de las Alcaldías. Son actuaciones que nos llevarán casi una década pero que van a suponer un cambio positivo, necesario e inevitable, que están planificadas para que la adaptación sea lo más justa posible, con acciones contra la pobreza energética, y que se desarrollarán con total transparencia y participación ciudadana».

El mayor cambio de la historia local

«Nos hemos comprometido a preparar a La Laguna para los cambios que están por venir, reducir los riesgos para la ciudadanía y promover quizá el mayor cambio que ha sufrido el municipio en su historia. Responder a los retos a los que nos enfrentamos como sociedad requiere de la implicación de todos los sectores y de toda la ciudadanía, porque esta es una realidad que no entiende de colores ni visiones cortoplacistas. En las semanas previas, hemos detallado el plan al Foro Económico y Social de La Laguna, a las diferentes áreas de gobierno y a todos los grupos políticos elegidos por la ciudadanía en la Corporación municipal, a quienes agradecemos su apoyo y cooperación en un trabajo que solo acaba de comenzar», manifestó José Luis Hernández.

El redactor del Plan, Agustín González, coincidió en que este documento es «un hito en el municipio, pero solo es un primer paso, porque la participación y el compromiso de la ciudadanía son fundamentales para alcanzar esos objetivos. La diferencia del municipio respecto a otras localidades es que, a través de la estrategia del programa «La Laguna: Municipio en Transición 2030″, Aguere ya está ejecutando y avanzando en muchas de las necesidades recogidas en este plan».

El documento, de más de 200 páginas, recoge numerosas actuaciones orientadas a impulsar este cambio desde el ámbito local, entre las que se incluyen implantar la Contratación Pública Responsable en la Administración, incluyendo el impacto energético y climático de las empresas; auditoría energética de dependencias municipales y plan de actuación; la Red local de instalaciones de autoconsumo renovable en dependencias municipales, para la que ya se contemplan más de 70 edificios, así como un programa de incentivos al ahorro, eficiencia energética y uso de renovables en viviendas y pymes.

El PACES recoge otra de las acciones que ya se está iniciando, la creación de una Comunidad Energética Local, participada por el Ayuntamiento, vecinos, pymes y organizaciones locales, que permita producir electricidad mediante fuentes de energías renovables en autoconsumo, gestionar redes de puntos de recarga para vehículos eléctricos, comercializar energía renovable local, organizar compras colectivas energéticas o promover y gestionar redes y micro-redes renovables.

Contra la pobreza energética

Esta y otras acciones estarán orientadas a evitar la aparición de una brecha social energética mediante la lucha contra la pobreza energética, facilitando el acceso a energía limpia y asequible para toda la población. Para ello, incluye la creación de un servicio de asesoramiento y seguimiento de la Transición Justa, fomento del ahorro y la eficiencia energética en hogares con escasos recursos, construcción y rehabilitación de viviendas sociales con criterios de ahorro y eficiencia energética y uso de autoconsumo renovable, además de la Red municipal de autoconsumo colectivo para hogares en pobreza energética.

Asimismo, establece la renovación progresiva de la flota municipal por vehículos eléctricos, con una red municipal de puntos de recarga y una plataforma de gestión de la flota; un programa de incentivos a la adquisición de vehículos eléctricos con bonificación del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica; aparcamientos disuasorios y regulación del estacionamiento; fomento de la transformación digital de las pymes y profesionales locales.

A esto se añade la consecución de los objetivos de reducción y reciclaje de residuos marcados por la Unión Europea; aplicar técnicas bioclimáticas a los edificios e instalaciones municipales para reducir el consumo en climatización, con una estimación económica de 2,5 millones de euros; la instalación de cubiertas verdes en edificios, instalaciones y espacios públicos; la creación de la Red de zonas verdes municipales, creando también corredores verdes que las enlacen; la recogida y aprovechamiento de aguas pluviales, implantación de un sistema de cálculo de huella hídrica, acciones para la conservación de la biodiversidad, apoyo a la agricultura y ganadería sostenible local y la Red municipal de huertos comunitarios, también en marcha.

Estudio de riesgos en infraestructuras

Y, a partir de la Evaluación de la Vulnerabilidad y Riesgos del Cambio Climático en La Laguna, incluida en el PACES, recoge la elaboración de un estudio pormenorizado de infraestructuras y edificios ante los impactos del cambio climático, con factores como la cercanía a barrancos, litoral, laderas de pendiente pronunciada, deficiencias en aislamiento y ventilación, etc., todo ello con un plan de adecuación de las infraestructuras, entre las más de 60 actuaciones específicas incluidas en el Plan.

El fin es aumentar la capacidad de resiliencia de La Laguna mediante la adopción de un enfoque común para el impulso de la adaptación al cambio climático, teniendo en cuenta las características del municipio, los riesgos e impactos previstos.

Además, el PACES establece la necesidad de crear la Comisión Interdepartamental de Energía y Clima de La Laguna, que incluirá al personal público de las diferentes áreas que tengan relación con las medidas del Plan de Acción y que recibirán preparación técnica específica para afrontar esta gestión transversal, así como de la Oficina Municipal de la Energía y lucha contra la Crisis Climática, con atención directa a la ciudadanía.

También, la puesta en marcha de la plataforma de información y recursos del PACES, para fomentar la transparencia, participación y aportar recursos y buenas prácticas útiles para la ciudadanía, así como del programa municipal de educación ambiental y energética, con actuaciones por grupos de edad, actividades económicas, usos de la energía (edificios y movilidad).

Un cambio social y económico

El Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES) de La Laguna tiene como objeto participar en políticas ambientales, optimizar el consumo energético e impulsar la gestión integral del desarrollo económico, social y cultural, de la mano de una cooperación por la sostenibilidad y aumentar la resistencia del municipio frente al cambio climático.

Según el Inventario de Emisiones de Referencia (relativo al año 2009, ejercicio de partida en todas estas políticas) y el Inventario de Seguimiento de Emisiones, este con los datos de 2019, las emisiones totales de gases de efecto invernadero del municipio de La Laguna han pasado de las 738.138 toneladas de CO2 equivalente (tCO2eq) en el año 2009 (348.000 de consumo eléctrico y más de 311.000, de gasóleo y gasolina, con emisiones per cápita de 4,90 tCO2eq al año), a las 617.686 tCO2eq en 2019, lo que supone una reducción del 16,32%. Por sectores, destaca la disminución relativa en edificios y alumbrado municipales (-48,35% y -33,23%, respectivamente) y en la industria (-33,69%).

El principal sector emisor es el transporte privado y comercial, que alcanzó las 308.005,42 tCO2eq en 2009, es decir, el 41,73% de las emisiones totales. Le sigue el sector terciario, que representa el 21,85% de las emisiones, con 161.303,02 tCO2eq. El sector residencial es el responsable del 20,76% de las emisiones del municipio (153.229,60 tCO2eq.)

En un escenario de tipo lineal de las emisiones, las emisiones en el año 2030 podrían reducirse en un 31,11% respecto de las registradas en 2009. Este porcentaje se encuentra significativamente alejado del objetivo mínimo del 55% de reducción, por lo que la gestión del PACES será clave para alcanzarlo o incluso superarlo de acuerdo con las previsiones. La mayor parte del esfuerzo se sitúa fuera del control directo del Ayuntamiento, especialmente en lo relacionado con el transporte, por lo que las políticas locales de movilidad y de incentivos al ahorro y la eficiencia energética jugarán un papel central.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario