Canarias ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Hostelería Negocios Noticias de Empresa Obras Parlamento POLÍTICA Política Económica Servicios públicos SOCIEDAD

ECONOMÍA | Fepeco avisa que la Administración canaria no tiene capacidad para gestionar los fondos europeos

La patronal de la construcción señala que «no sabe, ni puede, enfrentarse al enorme desafío de la gestión que requiere»

EBFNoticias |

Oscar Izquierdo, presidente de FEPECO, muestra su preocupación ante la «evidente falta de eficacia, personal especializado e incapacidad de gestión rápida, para sacar adelante los proyectos con fondos europeos, por parte de la Administración Pública Canaria, totalmente obsoleta y obstruccionista».

A la ya demostrada y padecida lentitud de la misma, donde «no son capaces de cumplir, ni con los plazos de resolución establecidos por ella misma», según el responsable de Fepeco, «hay que sumar, la inoperatividad que supone mantener el teletrabajo, sin ningún parámetro para medir su productividad y que está dificultando las relaciones de los ciudadanos o empresarios con algunos  empleados públicos, literalmente desaparecidos,  que llevan más de año y medio sin presentarse físicamente por sus puestos de trabajo y con los cuales, es imposible comunicarse por teléfono o correo electrónico, porque, sencillamente, no contestan». Señala Izquierdo que «así no se puede sacar adelante iniciativas emprendedoras, que podrían ser perfectamente financiables».

Cuando los responsables políticos a principios de año anunciaron «a bombo y platillo», la llegada de fondos europeos, desde FEPECO, «dijimos que esos anuncios eran fuegos artificiales, que al final de año se iban a convertir en fuegos mojados sin explotar».

«Desgraciadamente, la realidad nos está dando la razón. Para salvar la cara, se está imponiendo las encomiendas a empresas públicas, para los proyectos que tienen alguna posibilidad de salir adelante, con lo que se extrae de la concurrencia o competencia pública, lo que podría significar trabajo y creación de empleo para las empresas privadas, machacando así al tejido empresarial canario, haciendo una competencia desleal y disfrazando la incapacidad propia. Por otro lado, se está contratando a nuevo personal, que no tiene experiencia, no sabe resolver o tramitar los engorrosos procedimientos que se exigen, porque no están previamente formados, por lo que la solución que han buscado, lo que hace es incrementar el problema».

Indica que falta poner en marcha, la creación de unidades de proyecto suficientes, empezar un sinfín de procedimientos administrativos, la suscripción de convenios, hay que proceder a licitaciones públicas a velocidad de vértigo, completar una gestión económico-financiera intensa y extensa, aprobar o poner en marcha bases y convocatorias de subvenciones, instrumentalizar la colaboración público-privada, así como, la  planificación estratégica, y muchos temas clave en el proceso, que no hay manera de que arranquen.

«Tenemos un problema estructural en Canarias, que los políticos no quieren afrontar y es una Administración Pública desfasada, anticuada e inservible. Mientras no se acometa su modernización, será el freno para la reconstrucción de nuestra tierra».