Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Energías alternativas Hostelería I+D+I Negocios Noticias de Empresa Política Económica Servicios públicos TENERIFE Turismo

TURISMO | El hotel Tigaiga evalúa la capacidad de sus cinco hectáreas ajardinadas para convertirse en emisor cero de CO2

El establecimiento de Puerto de la Cruz, asociado a Ashotel, lleva años calculando y reduciendo las emisiones que genera el desarrollo de su actividad turística para compensarlas

EBFNoticias |

El compromiso por la sostenibilidad en el que se enfocó hace años la dirección del hotel Tigaiga, en Puerto de la Cruz, lo ha llevado a tratar de determinar cómo el mantenimiento de los 5.200 metros cuadrados de su jardín contribuye a absorber aquellas emisiones que en su labor diaria se vierten a la atmósfera. El hotel da este nuevo paso después de adoptar importantes medidas para la reducción de CO2, como ha sido la adquisición del 100% de la energía eléctrica de origen renovable o la instalación de placas solares térmicas.

Para determinar esta capacidad de su jardín, la propiedad del establecimiento encargó hace unos meses un estudio técnico al ingeniero agrónomo Michael Frings, de la consultora International Agriculture and Landscape, quien para dichos cálculos utilizó datos procedentes de la Universidad Humbolt de Berlín (estudio NatKo5). Según los resultados proporcionados por el titular del estudio, las zonas ajardinadas del Tigaiga tienen la capacidad de absorber la cantidad de 165 toneladas de CO2 al año, evitando así que éstas finalmente lleguen a la atmósfera. Se trata de un dato importante si se compara con los resultados de la huella de carbono que el hotel generó en 2020 y que alcanzó, según una metodología basada en el GHG Protocol, 101,40 toneladas.

Así, basados en estos datos calculados por Excelencia Turística de Tenerife para este establecimiento de cuatro estrellas, se podría afirmar que el hotel es neutro en emisiones de carbono, gracias a sus medidas de reducción y las significativas capacidades de su extenso jardín.

Precisamente, esta capacidad de sus especies vegetales se debe al proceso de fotosíntesis que realizan las plantas, cuyas hojas respiran a través de los poros de sus hojas y absorben el CO2 que existe en la atmósfera para liberar posteriormente vapor de agua y oxígeno. Las plantas y los suelos saludables, además de generar oxígeno, absorben en conjunto actualmente aproximadamente un 30% del CO2 emitido por las actividades humanas cada año, de ahí la importancia de los bosques, árboles y jardines.

El establecimiento de Puerto de la Cruz, asociado a Ashotel, viene apostando desde prácticamente sus inicios, en 1959, año de su apertura, por una política de respeto al medioambiente, que se ha ido reforzando con el paso de los años. Esta política significa concebir su jardín como un factor competitivo y fundamental dentro de su estrategia empresarial, ahora que la sostenibilidad cobra más importancia que nunca.

Sus espacios ajardinados albergan hoy un total de 230 árboles, casi 70 más que las camas (166) con las que cuenta este hotel familiar propiedad de la familia Talg. Del total de árboles, 180 son palmeras, algunas de ellas ya con 60 años de antigüedad. La tercera generación de esta familia gestiona actualmente tanto este establecimiento como el complejo Tigaiga Suites, de 34 suites, situado a pocos metros del hotel e incorporado a la empresa en 2017.

Para el director del hotel, Enrique Talg, a pesar de que los jardines del hotel tienen un coste elevado de mantenimiento “representan a tenor de los resultados un importante instrumento para mitigar las emisiones y son, en conjunto, una información de valor para quienes nos visitan, nuestros huéspedes, que pueden descansar y tener su conciencia ambiental tranquila alojándose en nuestro hotel”.

Pionero en energía solar térmica

El establecimiento, que reabrió el pasado 27 de agosto tras 17 meses cerrado por la pandemia, tiene claramente definida su estrategia ambiental. Fue el primer hotel en Canarias en instalar energía solar térmica en 1982 y uno de los primeros en las Islas en obtener las certificaciones de la norma ISO 14001 y el reglamento europeo EMAS.

Los espacios verdes del Tigaiga, que triplican su superficie construida, se pueden consultar online en la guía digital interactiva de plantas (www.garden.tigaiga.com), única en las instalaciones hoteleras de Canarias, que permite al interesado obtener toda la información sobre las plantas de las zonas ajardinadas, a través de cualquier dispositivo digital, así como un mapa del jardín. Asimismo, entre las actividades que de forma periódica realiza la propiedad del hotel, y en las que implica a aquellos clientes y trabajadores que quieren participar, está la de actividades de reforestación y recuperación ambiental en diferentes espacios del Valle de La Orotava.

Otra de las acciones llevadas a cabo por el hotel en el marco de su compromiso ambiental, además de la ya clásica separación de residuos en los contenedores de plástico, papel, vidrio y su implicación en la reducción de la fracción de restos, es la instalación hace algunos años de la compostadora de residuos orgánicos, sustituida hoy por una más moderna, que le permite compostar el 100% de los residuos orgánicos que genera el hotel diariamente y reutilizar ese compost en sus jardines y, adicionalmente, adquirir el 100% de la energía eléctrica de origen renovable.

Finalmente, ese compromiso de la familia Talg por la sostenibilidad ha llevado a sus representantes a formar parte de diferentes grupos de estudio y de trabajo dirigidos a seguir concienciando a la sociedad sobre la importancia de cuidar la isla. Entre esos grupos de trabajo, el más reciente ha sido la puesta en marcha del Observatorio de Competitividad Turística y Desarrollo Sostenible de Ashoteluna plataforma para la vigilancia, inteligencia y prospectiva en sostenibilidad, responsabilidad corporativa e innovación del sector alojativo en Canarias.