Protección civil Seguridad y Emergencias Sucesos

LA PALMA | El Pevolca cree que la erupción no está estabilizada aun que la lava alcanzara el mar 

EBFNoticias |

El Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), presidido por su director y  consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, acordó este miércoles mantener todos los dispositivos de protección civil y seguridad a pesar de que en la noche de ayer la lava haya llegado al mar, ya que los científicos no ven evidencias de que la dinámica del proceso eruptivo sea estable, por lo que se sigue monitorizando y tomando medidas vinculadas a este proceso.

Por este motivo, el director técnico del PEVOLCA, Rubén Fernández —que relevará durante 48 horas a Miguel Ángel Morcuende—, anunció que se van a mantener las zonas de exclusión marítima y terrestre, la evacuación de los vecinos decretada la semana pasada y el confinamiento de los núcleos de población de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa para garantizar su completa seguridad. “Estamos realizando estudios y un seguimiento de forma constante y hasta que no sepamos que estas zonas están fuera de riesgo, se mantendrán estas medidas”.

Rubén Fernández manifestó que se volverá a permitir el regreso de algunos vecinos para recoger enseres y alimentar a los animales, pero siempre bajo control estricto de la Guardia Civil y fuera del perímetro de exclusión de 2,5 kilómetros. Asimismo, a partir de mañana se autorizará el acceso de los regantes a sus fincas en El Remo, Puerto Naos y Las Hoyas para tareas de regadío por medio de un convoy de seguridad de la Guardia Civil y de la UME siempre que, tras sus mediciones, puedan asegurar que la calidad del aire permite realizar esta actividad.

La superficie afectada por la erupción es de unas 476 hectáreas, aproximadamente, y según los datos del satélite Copernicus, hay 744 construcciones dañadas: 656 en su totalidad y 88 de forma parcial, entre viviendas, bodegas y cuartos de aperos, entre otros.

En cuanto a la calidad del aire, hasta este momento no han superado los valores permitidos que exige la legislación actual. Los valores que emiten las diferentes estaciones están disponibles en la web del Gobierno de Canarias y cualquier variación que suponga riesgo a la población será comunicada por parte de la dirección del Plan. No obstante, debido a las cenizas, es recomendable el uso de mascarillas FFP2 en todo el entorno del Valle de Aridane.

Sobre los evacuados, apuntó que 185 personas continúan realojadas en el Hotel Teneguía Princess de Fuencaliente y que actualmente no hay personas albergadas en el acuartelamiento El Fuerte, aunque está operativo. Fernández también subrayó la importancia de no relajar las medidas sanitarias respecto a la COVID-19, es decir, mantener la distancia de seguridad y reforzar el uso de mascarillas.

Por último, precisó que los servicios de emergencia están colaborando en el rescate de animales que han quedado aislados, pero siempre respetando el perímetro de seguridad.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, explicó que la nube de gases originada tras llegar la lava al mar se circunscribe al área de contacto, no se ha extendido lateralmente, y no ha afectado a ninguna población.

Además, en cuanto a la sismicidad registrada en la zona de Fuencaliente, señaló que es evidente que está relacionado con la emisión en curso, pero que el sistema volcánico tiene una válvula de escape abierta y no tiene la necesidad de buscar un camino nuevo hacia la superficie de la tierra. En este sentido, explicó que no podemos olvidar que, en el caso de la erupción del volcán submarino de El Hierro, la sismicidad empezó en la zona de El Golfo en el mes de julio y avanzó cruzando la isla de norte a sur, terminando en una erupción en el Mar de Las Calmas. “Una vez la erupción había empezado, se retomó la sismicidad en la zona de El Golfo, con magnitudes incluso mayores que las pre-eruptivas, Por lo tanto, este es un comportamiento que ya se ha producido y no es rechazable que pueda ocurrir en esta erupción de Cumbre Vieja”.

Comité Científico

Previamente a la reunión del Comité Director del PEVOLCA se reunió el Comité Científico del Plan en el que sus integrantes expusieron sus conclusiones sobre la evolución del fenómeno eruptivo desde el día de ayer. Este Comité Científico está coordinado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y lo integran representantes del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Instituto Español de Oceanografía (IEO), Universidad de La Laguna y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Tales conclusiones fueron: “La erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano con una prevalencia de carácter efusivo desde hace dos días en el centro de emisión del flanco norte. A las 23.00 horas tras superar por el sur la montaña de Todoque, se produjo el contacto de la colada de lava con el mar en la zona de la Playa de Los Guirres. La colada activa mantiene un caudal continuo en forma de cascada y en la base del acantilado se está formando un delta de lava, que se extiende hacia el sur. En el área de contacto se están produciendo nubes de vapor de agua y otros gases posiblemente tóxicos, que se concentran en una pequeña área alrededor del contacto. A lo largo de los frentes de esta colada activa que ha llegado al mar, se pueden producir avances significativos. Aunque la colada activa haya llegado al mar, el proceso eruptivo continúa su actividad. El resto de las coladas están prácticamente inactivas.

El proceso eruptivo puede mostrar episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, así como pulsos con actividad freatomagmática.

La morfología del cono cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración.

La altura medida hoy de la columna de cenizas y gases es de 3.500 m. En cuanto a las condiciones meteorológicas, continúa la situación anticiclónica con vientos en niveles bajos del nordeste moderado, que será fuerte en el litoral sureste y en la vertiente noroeste, con probables rachas que podrían alcanzar los 75 km/h. En el área próxima a la erupción, debido al efecto orográfico a vertiente oeste, predominio de las brisas según el ciclo diurno (dirección mar-tierra durante el día y al contrario durante la noche) salvo en la zona de El Paso, donde se espera componente este con probables valores ocasionales de racha máxima entre 65 y 75 km/h. En los niveles comprendidos entre los 1500 a 3000 metros el viento será del nordeste entre 35 a 45 km/h girando a sureste al final del periodo. Por encima de este estrato (entre 3.000 a 5.000 metros) viento del noroeste girando a sur con intensidades en torno a 30 km/h. La configuración del viento anteriormente descrita, desplazará la nube de cenizas y S02 desde la posición actual, al sur del área de erupción hacia el noroeste del volcán. Debido al giro del viento durante las próximas horas, cenizas finas podrían alcanzar la isla de El Hierro durante la tarde-noche de hoy. Esta disposición del viento al final del periodo supondría un menor impacto en la operatividad de los aeropuertos y espacio aéreo canario. Presencia de inversión térmica, de unos 5 o 6 °C, se mantendrá en torno a los 1.300-1.500 metros. Probabilidad lluvias débiles y ocasionales, especialmente en medianías del noreste, durante todo el período de predicción.

La sismicidad continúa localizándose, principalmente, cercana a la sismicidad de los primeros días, a profundidades mayores de 10 km. De los sismos localizados ayer, 6 superaron la magnitud de 3 mbLg, siendo 7 los sentidos con intensidad máxima III. También se registran algunos sismos superficiales en el entorno del centro eruptivo. El tremor se mantiene estable en niveles medios. Las deformaciones muestran un ligero crecimiento de las componentes horizontales en dirección SW, y de las verticales en el entorno del centro eruptivo.

La estimación de la tasa de emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmosfera por este proceso eruptivo durante el día de ayer se registró un incremento, alcanzando valores de 16.757 toneladas diarias. Se está midiendo la composición química del penacho con sensores montados en dron y los resultados son coherentes con el tipo de magma involucrado en esta erupción.

Ante los grandes espesores de colada de lava observados en algunos puntos, se pueden producir colapsos de su frente que, en zonas de mayor pendiente, pueden conllevar la formación de grandes fragmentos de colada, que pueden desprenderse del frente de la colada y que de forma repentina alcanzando distancias de varios metros desde el frente de colada, dependiendo de la topografía. También en zonas de gran pendiente, se puede producir pequeños flujos piroclásticos.

Se recomienda un radio de exclusión de 2.5 kilómetros en torno a los centros de emisión para minimizar el riesgo de impacto de piroclastos y la exposición a los gases. También se recomienda no aproximarse a las coladas de lava por el riesgo de exponerse a los gases emitidos, posibles desprendimientos y las altas temperaturas. Es posible que algunas detonaciones violentas puedan producir rotura del vidrio de las ventanas, hasta un radio de 5 km desde el cono. Por lo tanto, en caso de intensificación de la actividad explosiva, se recomienda alejarse de las ventanas.

Ayer se superó el umbral diario de partículas (50 µg/m3 ) en la estación móvil de Los Llanos. Esto no supone una superación de los límites establecidos en la normativa, pero se recomienda continuar con las medidas de precaución indicadas en informes anteriores. Se puede hacer un seguimiento de la calidad del aire a través de la web que el Gobierno de Canarias tiene a tal efecto:

https://www3.gobiernodecanarias.org/medioambiente/calidaddelaire/inicio.do

En las zonas afectadas por una intensa caída de cenizas (que se observe una clara deposición sobre el suelo) y más aún si se observa bruma, se recomienda mantenerse en espacios interiores. Al aire libre, se recomienda así mismo el uso de mascarillas FFP2 y de sistemas de protección de ojos. Ante la llegada de cenizas a otras islas, se recomienda en las afectadas, el uso de mascarillas quirúrgicas. Se recomienda la limpieza de azoteas en las que se acumulen espesores de cenizas de varios centímetros. Se insiste en que se sigan de manera precisa el procedimiento de retirada de cenizas indicado por Protección Civil (humedecer ceniza, protección de ojos, llevar mascarilla, proteger la piel, etcétera).

Sigue siendo imperativo el respeto de las zonas de exclusión terrestre y marítima para mantener la integridad física de las personas.

Se ha reforzado el seguimiento continuo de la actividad y se comunicará cualquier cambio significativo que se observe. Manténganse atentos a la información que proporcionen las correspondientes autoridades de Protección Civil”.

Semáforo rojo

El PEVOLCA establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo: verde, amarillo, naranja y rojo. En el rojo se lleva a cabo la evacuación obligatoria de las zonas de riesgo.

En este sentido, hay que seguir las instrucciones y colaborar con las Fuerzas de Seguridad en la evacuación, mantener la calma y no propagar rumores infundados. En caso de evacuación, los ayuntamientos comunicarán las rutas de evacuación y el punto de reunión establecido. Solo se evacuará cuando se den las indicaciones para ello.

Entre las recomendaciones está cerrar todas las ventanas y puertas exteriores, bajar las persianas y cerrar los suministros de agua, gas y electricidad.

Llevar en una mochila su documentación y medicamentos de uso diario, teléfono móvil y su cargador, radio a pilas, linterna, ropa para unos tres días. Utilizar solamente los teléfonos para lo estrictamente necesario.

Hay que dirigirse a los puntos de reunión establecidos y en caso de tener que ir a un albergue, hay que acudir a los puntos de filiación.

En semáforo rojo también se facilitan indicaciones para protegerse de la caída de cenizas. No hay que acercase por ningún motivo al volcán o a los flujos de lava.

En este sentido, hay que permanecer en sus domicilios hasta que se haya asentado, a menos de que haya peligro de que se derrumbe el techo.

Hay que evitar salir y, en caso de hacerlo, hay que cubrirse la nariz y boca con una mascarilla para evitar inhalar las cenizas directamente. También hay que proteger los ojos con gafas de protección tipo máscara, usar gafas en vez de lentillas o colocar un paño húmedo sobre la boca. Asimismo, hay que evitar hacer ejercicio al aire libre.

Cuando esté cayendo ceniza, cerrar las puertas, las ventanas y toda la ventilación de la casa (chimeneas, calefacción, aires acondicionados, etc.). Quitar la ceniza acumulada de los techos planos y de las canaletas de lluvia y mantener tapados depósitos y cisternas de agua.

Hay que evitar que la ceniza haga contacto con los alimentos. Lavar bien frutas y legumbres y no consumir alimentos al aire libre.

La ceniza acumulada hay que recogerla en bolsas plásticas, depositarla en contenedores y evitar tirarla al alcantarillado público. Las cenizas volcánicas consisten en fragmentos muy finos que pueden causar lesiones en las vías respiratorias, los ojos y las heridas abiertas, así como irritación en la piel.

Se deben mantener apagados los motores de los vehículos. Conducir puede levantar la ceniza, los motores pueden obstruirse y los vehículos pueden averiarse.

En el caso de sentir un sismo en el interior de una vivienda, hay que protegerse bajo el marco de una puerta o de un mueble sólido, como una mesa, y situarse lejos de las ventanas. Si tiene que abandonar tu casa, hay que evitar usar el ascensor y hay que desconectar agua, luz y gas.

Si se encuentra en el exterior, hay que alejarse de edificios altos, postes de la luz, vallas publicitarias, etc. y así está cerca del mar, hay que apartarse de la orilla.

Asimismo, ante el riesgo de que la lava llegue al mar y en previsión de posibles emanaciones de gases nocivos para la salud, se recomienda en las zonas confinadas cerrar puertas, ventanas, persianas y toda entrada de aire procedente del exterior y confinarse, si es posible, en las habitaciones más interiores de la vivienda.

Además, es necesario desconectar la ventilación y la calefacción, interrumpiendo todo sistema que haga entrar aire del exterior. Para mayor seguridad, se puede sellar, utilizando cinta adhesiva, las juntas de puertas y ventanas.

Si se está en el exterior, se debe tener en cuenta que un vehículo no es un lugar seguro y es necesario refugiarse en el primer edificio que encuentre, acción que también debe hacer si se va desplazando a pie.

En esta situación es fundamental no realizar desplazamientos hasta que se den indicaciones al respecto y solo utilizar el teléfono 1-1-2 para situaciones de emergencia.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario