Administración local Canarias Justicia NACIONAL Partidos POLÍTICA Servicios públicos

ARONA | Mena seguirá siendo militante del PSOE, según sentencia del juzgado de Arona 

El fallo describe que hay un defecto de forma, por el que quedan anuladas todas las acciones del partido contra el alcalde, tanto de expulsión como baja de militancia 

EBFNoticas |

La jueza titular del Juzgado de Primera Instancia de Arona ha dictado sentencia, con fecha de este lunes 27 de septiembre, por la que la que se admite, de manera íntegra, la demanda presentada por el actual alcalde de Arona, José Julián Mena, contra su expulsión del PSOE y la suspensión cautelar establecida por dicho partido. 

La sentencia anula la resolución del 8 de septiembre de 2020, de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido, por la que se acordó la suspensión cautelar de la militancia de José Julián Mena Pérez. También cuestiona la resolución del 13 de noviembre de 2020 adoptada por la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, que acordó la expulsión del partido de Mena Pérez, así como la resolución del 28 de diciembre de 2020 adoptada por la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE, confirmatoria de la anterior. Así, el mandatario municipal, reclamaba en su acción ante los juzgados, que se le readmita en su condición de afiliado del partido y miembro de pleno derecho del mismo. 

El fallo precisa: “estimo íntegramente la demanda presentada por la procuradora de los tribunales Luisa María Navarro González de Rivera, en nombre y representación de José Julián Mena Pérez, contra el Partido Socialista Obrero Español y, en consecuencia, se declara la nulidad de las resoluciones de 8 de septiembre de 2020 de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido, la resolución de 13 de noviembre de 2020 de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido y la resolución de 28 de diciembre de 2020 de la Comisión de Ética y Garantía del Partido. Se condena en costas a la parte demandada”. 

Además, se acuerda el alzamiento de la medida cautelar adoptada y se advierte que contra esta sentencia podrán interponer recurso de apelación, “a presentar ante este Juzgado, y para la Ilma. Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, en el plazo de veinte días desde su notificación»

En la sentencia se aborda el procedimiento y los medios empleados en la notificación del expediente, y se señala que “existe un defecto de forma en la tramitación del procedimiento que si bien no es en relación con el medio a través del cual se hacen las comunicaciones, lo cierto es que esta manera incidió en los plazos reglamentarios para que el actor pudiera defenderse presentando medios de prueba, lo que supone que se le ha causado indefensión al impedirle utilizar el trámite de defensa previsto en el artículo 462.2”. 

Además, en el análisis que se realiza del pliego de cargo, se señala que  se desprende que hacen responsable a Mena de la destitución del concejal de      Urbanismo, Luis García, por pérdida de confianza y, a raíz de ese hecho, “se haya provocado la división del partido. También lo hacen responsable de menoscabar la imagen del partido, indisciplina al no renunciar a su acta de concejal y a la ingobernabilidad de la agrupación”. Cuando hace referencia a las pruebas aportadas, se explica, «salvo error u omisión, la única prueba documental obrante en el expediente son noticias de medios de información. Tales noticias no pueden ser la única prueba para expedientar a una persona, máxime cuando no se sabe cuál es la fuente de las mismas”. 

Otra parte relevante del fallo se refiere a las testificales «de los concejales Dácil y don Juan Sebastián», de las que se extrae que “es claro que existe una división importante del partido y que parece achacable a José Julián, según lo manifestado por ellos. Ahora bien, tal y como dijo el Ministerio Fiscal, no se tomó declaración a ninguno de estos concejales en el expediente sancionador cuando, siendo una circunstancia interna del partido y habiendo posturas de ambos lados, lo propio hubiera sido tomar declaración a todos los concejales para determinar de una manera global los hechos imputados al demandante. Los meros recortes de periódicos no pueden suplir una prueba de cargo de tal magnitud y más sabiendo que existen dos bandos en este caso”. 

Asimismo, se señala “con las declaraciones de los testigos en el acto del juicio se pueden demostrar algunos de los hechos que se le imputan al demandante. Sin embargo, al no constar en el expediente, no pueden tenerse en cuenta, pues tales pruebas debieron de ser incorporadas en un momento anterior al dictado de la resolución de expulsión como base para fundamentar la misma, no pudiendo subsanarse a través de este juicio”. Tal y como dijo el Ministerio Fiscal, “lo que no está no el expediente no existe”. 

También se dijo en el juicio por parte de todos los testigos, que se llevaron a cabo diversas reuniones para fomentar la reunificación del partido donde se le daban una serie de instrucciones a Mena para liderar de manera efectiva su grupo político. “No obstante, de esas reuniones parece que no se levantó acta cuando lo propio hubiera sido, incorporar tales actas al expediente o, al menos, las más relevantes para poder apreciar la omisión por parte del actor en tomar medidas de reunificación y fundamentar así su indisciplina y la ingobernabilidad del partido”. 

La sentencia afirma, de forma categórica, que “existe un defecto de forma y de fondo en el expediente disciplinario, lo que supone la estimación íntegra de la demanda y la nulidad de las resoluciones de 8 de septiembre de 2020, del 13 de noviembre de 2020 y 28 de diciembre de 2020”.