Canarias Justicia Servicios públicos

TSJC AÑO JUDICIAL | Lorenzo Bragado: “Hay muchas necesidades, pero estén seguros de que por nosotros no quedará”

El presidente del TSJC inaugura el año judicial en Canarias refrendando el clamor por la urgente renovación del Consejo General del Poder Judicial

EBFNoticias |

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Juan Luis
Lorenzo Bragado, ha aseverado, en su discurso de inicio del nuevo curso
judicial, que el servicio público en Canarias se enfrenta a un panorama
“realmente preocupante” porque “ya partíamos de una situación más que
mejorable”, pero afirmó que, aunque son muchas las necesidades, “tengan
la completa seguridad de que por nosotros no quedará”.

Lorenzo Bragado ha declarado hoy inaugurado el nuevo curso judicial 2021-
22 en Canarias en una ceremonia en el Palacio de Justicia de Las Palmas de
Gran Canaria a la que han asistido, entre otras autoridades, el vocal del
Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Álvaro Cuesta, la mayoría de los
miembros de la Sala de Gobierno del TSJC, el fiscal superior de Canarias,
Luis del Río, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, el
delegado del Gobierno en las islas, Anselmo Pestana, el presidente del
Cabildo de Gran Canaria Antonio Morales, el consejero de Administraciones
Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias Julio Pérez o la
viceconsejera de Justicia autonómica Carla Vallejo.

En su primera ceremonia inaugural del curso judicial tras su toma de
posesión como presidente del TSJC el pasado 10 de mayo, el máximo
representante del gobierno de los jueces en Canarias ha apoyado las
palabras del presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos
Lesmes, que en la ceremonia inaugural del año judicial ante el Rey del
pasado 6 de septiembre calificó de “insostenible” la situación de interinidad
del órgano de Gobierno de los jueces, que supera los 1.000 días en
funciones ante la falta de consenso para su renovación.

“No puedo estar más de acuerdo [con el calificativo de insostenible]”,
afirmó Bragado, “máxime cuando se han recortado las competencias del
Consejo en funciones, lo que afecta de manera negativa al normal
funcionamiento de los tribunales y de los demás órganos de gobierno”.

Así, el magistrado recordó que sólo en el Tribunal Superior de Justicia de
Canarias se encuentran actualmente vacantes a día de hoy dos
presidencias, la de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife y la de
la Sala de lo Social del Tribunal Superior en su sede de Las Palmas, ambas
por jubilación de sus titulares, “cargos que no pueden ser cubiertos en las
actuales circunstancias, lo que priva a la Sala de Gobierno de dos miembros
natos y puede dificultar la consecución del quorum legalmente exigido”,
explicó.

“En definitiva, y al margen de disputas políticas en las que los jueces no
entramos” sintetizó, “resulta imprescindible que esta anomalía institucional
se corrija cuanto antes”.

150 acuerdos en 100 días

El presidente hizo un repaso de su gestión al frente del TSJC, apuntando
que en estos escasos 100 días de mandato la Sala de Gobierno ha adoptado
más de 150 acuerdos. Entre éstos, destacó el plan de comarcalización de
los Juzgados de Violencia sobre la Mujer o la potenciación y actualización
permanente del Portal de Transparencia del TSJC que se aloja en la página
web del Consejo General del Poder Judicial.

En él, reseñó, “ya se pueden consultar a día de hoy las normas de reparto
actualizadas que rigen en todos los órganos judiciales de las islas, el
calendario de reuniones de la Sala de Gobierno y los acuerdos adoptados en
cada una de ellas”.

Bragado recordó que si primera visita como presidente del TSJC a un
partido judicial se había verificado en junio pasado “al más colapsado de
Canarias y probablemente a uno de los que se encuentran en peor situación
de toda España, Granadilla de Abona, calificado el 2019 por propia Sala de
Gobierno como un “partido judicial fallido”.

“Es un término grueso”, aseveró, “pero no es ninguna exageración, cuando
algún juzgado tiene más de 6.000 escritos pendientes de proveer o se
encuentran en trámite (valga la expresión) diligencias previas iniciadas en
2010. El panorama es, ciertamente, desolador”.

Enfatizó que el servicio público no podía “resignarse” ante esta situación:
“Así, con motivo de la visita y en coordinación con la fiscal jefe de Santa
Cruz de Tenerife, se está desarrollando un plan de revisión de los
procedimientos penales más antiguos; también en colaboración con el
Colegio de Procuradores hemos impulsado un plan para la comunicación de
los escritos repetitivos, de impulso, a fin de agilizar su tramitación; también
he destinado como refuerzo a dos juezas en prácticas, que permanecerán
hasta el 30 de noviembre; hemos interesado de la Dirección General de
Relaciones con la Administración de Justicia la mejora de las instalaciones –
me consta que se está trabajando en ello– y también personal de apoyo;
hemos designado también un ponente en la Sala de Gobierno para diseñar
un plan de actualización una vez se extingan los refuerzos a cargo de las
compañeras en prácticas”, detalló.

Juan Luis Lorenzo matizó que había puesto como ejemplo la situación del
partido judicial de Granadilla de Abona “como la forma que tenemos de
trabajar en la Sala de Gobierno que que me honra presidir”, y agregó: “Son
muchas las necesidades, pero tengan la completa seguridad de que por
nosotros no quedará. Examinaremos la situación de todos los órganos
judiciales de Canarias y adoptaremos las medidas que estén en el ámbito de
nuestras competencias; las demás, las que no nos corresponden
directamente, las propondremos a las administraciones competentes en la
materia, y haremos un seguimiento estrecho de cada una de ellas”.