Administración local ECONOMÍA E INDUSTRIA POLÍTICA Política Económica SANTA CRUZ Servicios públicos SOCIEDAD

SANTA CRUZ | Familias y pequeñas empresas de Santa Cruz pagarán 2 millones de euros menos en 2022

EL Ayuntamiento transforma su política fiscal para 2022 con el objetivo de bajar los tributos que abonan más de 90.000 familias y más de 12.500 pequeñas y medianas empresas del municipio (el 97% del total)

EBFNoticias |

Aumenta la bonificación por domiciliación, la destinada a familias con menos recursos y la tasa de basura para pymes y autónomos; es decir, un ahorro de más de 2 millones de euros.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife reducirá en un 10,5% la tasa de basura doméstica que pagan 91.645 familias en el municipio. Esta es una de las principales medidas del proyecto de reforma fiscal del actual equipo de Gobierno, que entrarán en vigor en 2022, y en palabras del alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, «suponen un paso al frente para aliviar la economía de las familias y las pequeñas y medianas empresas del municipio».

En rueda de prensa celebrada esta mañana junto al primer teniente de alcalde, Guillermo Díaz Guerra; el concejal de Hacienda, Juan José Martínez, y la concejala de Promoción Económica, Evelyn Alonso, el alcalde ha explicado las principales apuestas de reducción fiscal para 2022 entre las que destaca la citada bajada para el recibo de la basura de las viviendas, una bajada mayoritaria para el recibo de la basura que pagan pymes y autónomos en el municipio, así como otras medidas que supondrán un ahorro generalizado para más de 90.000 empresas y otras tantas familias del municipio.

Ha explicado el alcalde que desde 2015 Santa Cruz de Tenerife lleva en marcha un proceso de reducción de la presión fiscal que la ha convertido en «la capital canaria con menos impuestos y una de las capitales españolas con una fiscalidad más baja, según todos los estudios que cada año se realizan al respecto».

El concejal de Hacienda sostiene que estas medidas «responden al reto planteado por el alcalde para poder contribuir a aliviar la situación de las familias y, sobre todo, de las pequeñas y medianas empresas de la ciudad», eso sí, argumenta el concejal, «sin que estas rebajas supusieran una merma en calidad de la prestación de los servicios públicos cuyo destinatarios son los ciudadanos y que, por otra parte, mantuvieran a Santa Cruz en esa posición de liderazgo como capital de provincia con menor presión fiscal del Estado, una combinación difícil de hacer, pero que hemos conseguido este equipo de gobierno».

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Guillermo Díaz Guerra, a su vez concejal de Servicios Públicos, puso el acento en que «bajar los impuestos no es ningún imperativo legal; es un sello político, de los partidos políticos, y nosotros apostamos por bajar, en la medida de lo posible, los tributos» y añade que «esta bonificación no significa, ni muchos menos, desabastecer los servicios públicos; todo lo contrario, ya que lo que se hace es gravar más al que más tiene para reimpulsar el ahorro familiar y de las empresas, lo que se traduce en mayor consumo y en mayores posibilidades de oportunidades de empleo, respectivamente».

«Por eso –dice Díaz Guerra- cuando se plantea rebajar impuestos, ya que consideramos que el dinero debe estar en el bolsillo de las familias, de los que crean empleo, apoyamos convencidos esta propuesta de la que somos partícipes» y añade que «nos gustaría ir más allá y poder bajar otros tributos, para lo que llamamos a otras administraciones a que trasladen bonificaciones a las administraciones, que nosotros las repercutiremos a los ciudadanos» y acaba añadiendo que «también bonificaremos las buenas prácticas en la recogida de basura, favoreciendo aquellas más cívicas y sostenibles».

Evelyn Alonso, concejala de Promoción Económica, puso el acento en que «ha quedado claro qué línea tenemos este equipo de gobierno para la ciudad, precisamente en esta etapa de pandemia, que no es otro que permitir que ese dinero se lo queden los ciudadanos y las empresas y no hacerlos pasar por el que es muchas veces un infierno burocrático para acogerse a las ayudas» y enfatiza que «por ello seguiremos en esta política fiscal que permita a las familias disponer de recursos para su consumo diario y, a la vez, a las empresas para que puedan seguir manteniendo abiertos sus negocios y, con ello, el empleo».

Así, la propuesta para el año próximo supondrá una bajada del 10,5% de la tasa de basura, de la que se beneficiarán 91.645 familias del municipio. Esta modificación incluye, además, que aquellas que están bonificadas en un 50% por su delicada situación económica lo estén al 100%. Esta medida permitirá a 925 familias dejar de pagar por la basura de sus viviendas.

En lo referente a las pequeñas y medianas empresas del municipio, la modificación del sistema tributario municipal permitirá a más de 12.500 autónomos y pequeñas y medianas empresas dejar de pagar la tasa de basura, lo que supone el 97% del total de las existentes en el municipio, al tiempo que se dejará de abonar también la tasa por exceso de carga de aprovechamiento del dominio público.

También se aumenta la tasa por domiciliación, que pasa de un 3% a un 4% y que permitirá ahorrar otros 250.000 euros a quienes se sumen a esta opción para el pago de sus impuestos municipales.

Estas modificaciones supondrán un descenso de los ingresos municipales de 2,8 millones de euros que, para garantizar que los servicios públicos de la ciudad no se vean afectados, serán compensados por una subida del 0,6% en el tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles que abonan 35 grandes propietarios del municipio, principalmente administraciones y entidades financieras.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario