ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Noticias de Empresa Política Económica Servicios públicos Sindicatos

CORREOS | CCOO crítica que se destruya más trabajo que el que se va a crear con las pruebas de este fin de semana

EBFNoticias |

Este domingo 12 de septiembre, 150.000 aspirantes en toda España intentarán conseguir uno de los 3.421 empleos fijos ofertados para trabajar en Correos, una de las mayores convocatorias de empleo estatal en la empresa en la última década.

En esta convocatoria se realizará una prueba para los puestos de Reparto/Agente (2.356 y 505 puestos, respectivamente) y otra para Atención al cliente (520 puestos ofertados), quedando 40 plazas destinadas al fomento de empleo de personas con discapacidad a fin de desarrollar medidas de empleo que contribuyan a la integración de estas personas. El examen se realizará de forma simultánea en 32 localidades y 130 sedes. La prueba de Reparto/Agente dará comienzo a las 9.00 de la mañana hora canaria (una hora más en la península), comenzando el llamamiento de los aspirantes a las 7.30 horas en Canarias (una hora más en la península). La prueba de Atención al Cliente comenzará a las 13.30 horas y el llamamiento a las 12.15 (una hora más en la península).

CCOO valora positivamente esta convocatoria de Consolidación de empleo fijo, fruto del Acuerdo CCOO-Correos 2018-2020 y en el marco del Plan de Estabilización, aunque le recuerda a la empresa que la pérdida de empleo en los últimos tres años es mucho mayor que la oferta publicada, fruto de los recortes y el desmantelamiento que su presidente Juan Manuel Serrano está llevando a cabo en la compañía, además de seguir precarizando el empleo con la convocatoria que incluye un número muy elevado de plazas a tiempo parcial, casi el 50% de las plazas ofertadas en Agente y el 75% en Atención al cliente.

Según CCOO, en los últimos años el presidente de Correos ha impulsado un plan de desguace que en materia de empleo ha debilitado la estructura de distribución, de las oficinas y de la red rural de Correos en toda España, mediante la continuada supresión de plantilla, reestructuraciones organizativas fusionando o suprimiendo estructuras (sin medir el impacto), cierre de oficinas en sábados, así como la modificación/reducción de horarios en general que supone un agravio tanto para los trabajadores/as con un aumento de las cargas de trabajo en ocasiones inasumibles, como para la ciudadanía conllevando una clara pérdida en la calidad de la prestación del servicio postal público. Los datos son demoledores, CCOO denuncia el cierre de más de 240 puntos de atención de Correos entre servicios rurales, oficinas y unidades de reparto desde la llegada de Juan Manuel Serrano a la presidencia de Correos con el objetivo de ahorrar costes, conllevando estos cierres el recorte de miles de puestos de trabajo en toda España únicamente entre el año 2019 y 2020. En concreto, en el ámbito de la provincia de Las Palmas se han cerrado oficinas de Atención al público en las localidades de Monte Lentiscal, Mesa y López, Sebadal, Aeropuerto de Gando, Miller Bajo, y en Santa Cruz de Tenerife otras tantas, como las del Aeropuerto Tenerife Sur, Alcalá entre otras, y con respecto al reparto, en ámbitos urbano y rural, Correos ha suprimido más de 80 puestos en Canarias en los últimos tres años, a lo que hay que sumar la precarización de las jornadas -pasando de ser jornadas a tiempo completo a ser jornadas a tiempo parcial, o el flagrante recorte en contratación para la cobertura de puestos vacantes, conllevando acumulaciones en los centros de trabajo, más especialmente en campaña de verano donde unidades de La Laguna, Santa Cruz, San Miguel, Taco, han tenido una media de ausencias entre 10 y 15 efectivos menos (la mitad), o en la provincia de Las Palmas, como en la UR 5 de Las Palmas, donde de 20 efectivos solo había 7 efectivos, a lo que se suman unidades del resto de las islas con más del 60 por ciento de las secciones de reparto sin cubrir.. Así las cosas, CCOO denuncia también el trasvase de actividad del ámbito público al privado, esto es, de la matriz -Correos- a la filial -Correos Express, recientemente aterrizada en las dos capitales de las provincias en el archipiélago- generando un impacto negativo tanto en la actividad de Correos como en la calidad del servicio prestado.

CCOO considera que el desguace que está llevando a cabo la Dirección de Correos en Canarias es un ataque directo a la calidad en la prestación del servicio postal público y, por tanto, al derecho de la ciudadanía a la recepción del correo tal y como regula la legislación. De ahí que CCOO continúe con las movilizaciones que se llevan realizando en Canarias desde el año pasado con huelgas ampliamente secundadas por el colectivo de trabajadores/as y que dieron como resultado la Proposición No de Ley presentada en el Parlamento Canario el pasado mes de junio.

Si bien es cierto que con esta convocatoria de empleo fijo se reduce un porcentaje de la elevada tasa de temporalidad, mejorando la vida de casi 3.400 trabajadores y trabajadoras por la tranquilidad y seguridad de tener un puesto fijo de calidad, no se llegan a cubrir los puestos estructurales que la empresa ha ido suprimiendo, ni se logra reforzar el Servicio Postal Público prestado a la ciudadanía, ya que la consolidación únicamente transforma puestos temporales que ya estaban siendo cubiertos por estos mismos trabajadores/as que ahora pasan a ser fijos, un ejemplo claro es que el actual proceso de consolidación de las plazas de Agente Clasificador y Atención al Cliente en la provincia de Las Palmas el 50 % son plazas a tiempo parcial, Santa Cruz de Tenerife además es de las pocas provincias donde no han sacado puestos de agente algo fuera de lugar si tenemos en cuenta la situación actual en el centro con una convocatoria de huelga vigente y donde la falta de plantilla es más que evidente, y actualmente funcionando con contratos precarios de 4 horas cuatro días a la semana y con la obligatoriedad de trabajar festivos pagandose como una jornada ordinaria, continuando con la clara apuesta de precarización del empleo por parte de la Dirección Insular en Canarias con lo que refuerza su clara apuesta negativa por la merma de la calidad en el empleo.

CCOO, sindicato mayoritario en Correos, considera totalmente necesario fortalecer la empresa postal pública en su vertiente social, pública, además de competitiva y sostenible, garantizando la vertebración efectiva del territorio y convirtiéndose en un agente para el desarrollo económico a través de las siguientes medidas que sigue exigiendo mediante la movilización y la unidad de acción con UGT con una negociación real de un Plan Estratégico que permita diversificar (paquetería, e-commerce, y búsqueda de nuevos nichos de negocio como prestadores de un servicio público…), aumentar ingresos, continuar la internacionalización de forma efectiva y ordenada, establecer un nuevo marco actualizado de relaciones laborales -que recoja incremento salarial, un nuevo Plan de Empleo plurianual y mejora y regulación de las condiciones laborales, además de garantizar la financiación del Servicio Postal Público a través de la mejora de la regulación de la financiación y de la actualización al alza de la insuficiente cuantía de 128 millones de euros aprobada por el Gobierno en Consejo de ministros para el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal, cantidad muy inferior a la necesaria, habiéndose producido un recorte de cerca de 100 millones de euros. Lamentablemente los gobiernos de turno no terminan de dar estabilidad a la financiación del Servicio Postal Público, adjudicándole la financiación según las necesidades políticas del ejecutivo del momento en los presupuestos generales, sin tener en cuenta la necesidad y la obligación legal de prestar un servicio público de calidad a toda la ciudadanía los cinco días de la semana, independientemente de su lugar de residencia.

Para CCOO, en definitiva, el empleo debe ser materia central para el Plan Estratégico que Correos no quiere negociar sino imponer, sin contar con las propuestas de CCOO y UGT para superar modelos de gestión pasados, basados en el recorte, y que permita resituar a la empresa como elemento de competitividad, sostenibilidad y valor añadido, imprescindible para alcanzar los objetivos de servicio público y de expansión empresarial que debe orientar el futuro inmediato de Correos como agente de desarrollo económico y social del país.