ANIMALES

VETERINARIOS | El Colegio de Tenerife, contra la moción sobre la restricción de antibióticos para animales que se debate en el Parlamento europeo

EBFNoticias | 

El Parlamento Europeo votará en este mes de septiembre un Acto Delegado de la Comisión de Desarrollo del Reglamento UE sobre Medicamentos Veterinarios. Este Acto Delegado o disposición está basado en un estudio científico y ha sido consensuado por los organismos públicos competentes que regulan qué antibióticos se podrán seguir administrando a los animales de compañía.

Sin embargo, dentro del propio Parlamento Europeo ha surgido una moción en contra de dicha disposición que, de prosperar, supondría una restricción excesiva en la disponibilidad de tratamientos antimicrobianos apropiados para todos los animales que sufren o que necesitan tratamiento, incluyendo los animales de compañía y los equinos. Tal restricción representa una amenaza para la salud y el bienestar de los animales tanto de granja como de compañía debido la falta del tratamiento necesario, algo que contraría el enfoque del principio básico de UNA SOLA SALUD (ONE HEALTH) defendido por muchos organismos de la UE e internacionales, incluido el propio Parlamento Europeo.

El enfoque de la moción significaría imponer una prohibición excesiva de los antibióticos que conllevaría un daño irreparable a la salud animal tanto en las granjas como en nuestros hogares y causaría un sufrimiento innecesario a los animales. Obligaría a forzar el uso del pequeño espectro de antimicrobianos que quedan para tratar a los animales y por lo tanto aumentaría la presión sobre esos productos farmacéuticos, favoreciendo el desarrollo más rápido de resistencia para este grupo de antiobióticos. Es importante tener en cuenta que contar con suficientes antimicrobianos disponibles para los animales también es importante para proteger la salud pública, porque más del 60% de las enfermedades infecciosas de los animales son transmisibles a los humanos, según datos de la propia OIE.

La Federación de Veterinarios Europeos (FVE) ha presentado una iniciativa contra  esta última moción ante el Parlamento Europeo en la que apoya el Acto Delegado inicial de la Comisión, al cual se ha adherido expresamente el Colegio de Veterinarios Santa Cruz de Tenerife y el Consejo General de Colegios Veterinarios de España, entre otras muchas instituciones, ya que, aunque compartimos la preocupación mundial por la resistencia a los antimicrobianos (RAM) y la necesidad de una acción coordinada para la protección de la salud pública y animal, entendemos que el Acto Delegado de la Comisión está ya diseñado para apoyar los esfuerzos de la UE para combatir dichas resistencias antimicrobianas. Creemos que la propuesta inicial es equilibrada, está basada en argumentos científicos y cumple con el enfoque de las organizaciones internacionales de referencia, como la OMS y la OIE, en materia de la salud, así como con el criterio de los expertos científicos de la UE en salud humana y animal, que tratan de evitar una restricción del uso de antibióticos animales que iría en contra de la propia salud y bienestar animal, además de causar un sufrimiento innecesario en los mismos. De hecho, la nueva moción no reconoce la extensa serie de medidas de control que el nuevo reglamento establece sobre el uso de antimicrobianos, tanto en individuos como en grupos de animales, y socava el consenso alcanzado por los colegisladores en 2019.

Desde este Colegio se ha abogado desde hace años por el control del uso de antibióticos en animales, incluso fomentando la formación de nuestros profesionales al respecto con diversos cursos, jornadas y conferencias ya que, si bien es cierto que la resistencia a los antibióticos supone uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la salud pública en el siglo XXI, también lo es que su restricción desmesurada y no equilibrada supondría también una estrategia errónea, motivo por el que se apoya el Acto Delegado de la Comisión en contra de la referida moción.