FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Posición ámbar para los británicos | Salvador García Llanos

Es de esperar que la gente del sector turístico haya acogido con agrado esta semana la decisión del Gobierno británico consistente en autorizar a sus ciudadanos a seguir viajando a España. Deben estar vacunados, claro. Y quienes lo hagan han de estar muy atentos: dado el nivel de incidencia en el país, habrán de no descuidarse pues los riesgos son evidentes.

Es la consecuencia de que España permanezca en la posición ámbar en el modelo semafórico de clasificación de destinos confeccionado por el Reino Unido. La posición de España permite evitar una cuarentena de diez días al regresar a Inglaterra a las personas con la pauta completa de vacunación. El listado del Gobierno británico especifica que se incluye España en la lista ámbar, señalando que así es también para las islas Baleares y Canarias. A pesar de la mejora de la incidencia, las autoridades británicas han advertido de que es necesario que los viajeros que regresan tanto de la península como de las islas tengan especial «precaución», dada la «prevalencia el virus y las variantes» en territorio español.

Recordemos los requisitos exigidos por la autoridades británicos a quienes deseen viajar a una zona consignada en la posición ámbar:

-Test negativo tres días antes de regresar a Inglaterra.

-Completar un formulario de registro del pasajero.

-Test al regreso en el segundo y octavo día.

-Las personas completamente vacunadas y menores de dieciocho años no necesitan confinamiento de diez días ni el test del octavo días si vienen de países europeos determinados, entre ellos España.

-A partir de mañana domingo, las personas procedentes de Francia y estén vacunadas no necesitarán confinarse diez días ni hacer el test del octavo día.

Para los interesados, el semáforo en esta ocasión se ha movido de modo que Alemania, Austria, Eslovenia, Eslovaquia, Letonia, Noruega y Rumania ya han pasado la posición verde que exime de cuarentena a todos los viajeros no hayan dado positivo en un test de Covid-19.

Sobre el papel, la inclusión de España y los archipiélagos, es una buena noticia para animar el verano y, sobre todo, para reanimar el sector en sus propósitos de recuperación. Si todo discurre con normalidad y no hay sobresaltos, la medida hasta sirve para tomar ritmo en la cadena de producción y preparar adecuadamente la próxima temporada de invierno.

Se sobreentiende la importancia del turismo británico. Ahora conviene una respuesta apropiada en la prestación de los servicios: la competitividad se acredita precisamente con ella en unos momentos tan inciertos y adversos.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario