Administración local Educación POLÍTICA Servicios públicos

LA OROTAVA | Asamblea por La Orotava denuncia la dejadez con la única Escuela Pública Infantil (EMI) y su posible cierre en noviembre

EBFNoticias | 

 

Asamblea por La Orotava ha denunciado la dejadez de funciones de la concejala de Bienestar Social, Belén González, y piden que se exija la continuación de la EMI como servicio esencial de interés para la ciudadanía hasta que se resuelva el problema.

La formación política señala que Mensajeros de La Paz, ONG que gestiona la Escuela Infantil Municipal Astrofísica Irene González, la única que queda en La Orotava, «anunciaba a las madres y padres su intención de abandonar la escuela en noviembre. Esto ha cogido por sorpresa a decenas de familias que no tendrán donde dejar a sus hijas e hijos mientras trabajan o se dedican a los cuidados».

La Asamblea por La Orotava, formación municipalista que cuenta con dos ediles en el consistorio orotavense, han manifestado su incredulidad ante lo que consideran una «nefasta gestión del grupo de Gobierno».

«En noviembre de 2019 ya preguntamos en el pleno sobre la dudosa gestión que se estaba llevando a cabo por parte de la entidad privada y la problemática ha terminado de estallar ahora, dos años después».

Debemos recordar que la otra EMI de La Orotava, la Escuela ‘Elisa González de Chávez’, situada en El Mayorazgo, y gestionada por la cooperativa local Arautápala cerró sus puertas a mediados del 2020 por insolvencia económica. Desde Asamblea denuncian que «el grupo de gobierno no dudó en rescartar con 350.000 euros a Canaragua por la gestión del Complejo Deportivo del Mayorazgo, pero no así a un cooperativa de La Orotava que solo necesitaba una inyección de 45.000 euros».

La formación municipalista, de marcado carácter progresista y que se presenta como defensora de la gestión directa de los servicios públicos sin las «excesivas externalizaciones que lleva a cabo el grupo de gobierno», exige a la concejala de Bienestar Social, que tiene una investigación abierta por «un presunto caso de corrupción al incumplir la Ley de Contrataciones Públicas, que obligue a Mensajeros de la Paz a mantener el servicio una vez finalizado el contrato en el mes de noviembre «pues se puede exigir al considerarse a la EMI un servicio esencial de interés para la ciudadanía orotavense, y hasta que salgan las nuevas licitaciones de las dos escuelas infantiles (que se debe hacer de manera inmediata) o hasta que el Ayuntamiento dé todos los pasos para remunicipalizar las escuelas infantiles municipales» que su juicio «sería lo ideal, como se ha hecho en La Laguna. Lo que le falta a este grupo de gobierno es voluntad política».

«Esta concejala de Bienestar Social está cometiendo dejadez de funciones y ha paralizado todos los procedimientos hasta su vuelta de las vacaciones. Esto es un despropósito», denuncian desde la Asamblea. La formación local va más allá y se preguntan «por qué no se prorrogó el contrato cuando se pudo, en el mes de enero, y por qué desde entonces no se ha hecho nada hasta ahora. Al grupo de gobierno le interesa desmantelar las escuelas municipales para no tener que subrogar al personal y no adquirir un compromiso a futuro con las trabajadoras y trabajadores de estos dos centros. Es una falacia que pongan como solución la licitación de la EMI del Mayorazgo para el mes de noviembre como muy pronto y febrero, como muy tarde, cuando esa escuela necesita acometer reformas para un correcto funcionamiento y un servicio decente».

Aseguran que en la última Comisión Informativa del pasado miércoles 4 de julio, «el grupo de gobierno informó que, ya que muchas familias no pudieron acceder a la beca, se entregarían otro tipo de ayudas, como ayudas al alquiler para poder sufragar los gastos de una escuela infantil privada. Van a usar dinero público para favorecer a las escuelas privadas. Además, la matrícula de la EMI de La Candelaria del Lomo ya había ascendido hasta los 330 euros, muy similar a lo que se paga en las escuelas privadas. Tenemos conocimiento de que la EMI Aguamansa y la EMI El Drago, ambas en el Puerto de La Cruz y gestionadas por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, ronda la matrícula los 120 euros».

«Es una vergüenza que hayamos logrado la distinción de “Ciudad Amiga de la Infancia” otorgada por UNICEF y se le haga esto a las familias del municipio».