Administración local Cabildos POLÍTICA TENERIFE TRANSPORTES Y COMUNICACIÓN

GÜÍMAR | CC-PNC rechaza la reordenación de TITSA en el Valle de Güímar porque perjudica a los mayores y jóvenes

El consejero nacionalista, Félix Fariña, critica que el Cabildo quiera imponer el nuevo plan sin consensuarlo con los Ayuntamientos de Arafo, Candelaria y Güímar

EBFNoticias |

El grupo de CC-PNC del Cabildo de Tenerife rechaza la reordenación de guaguas prevista por TITSA en el Valle de Güímar y solicita que los nuevos servicios se establezcan de forma consensuada con los Ayuntamientos de Arafo, Candelaria y Güímar. El consejero nacionalista, Félix Fariña, señala que “el problema es que Pedro Martín y Arriaga quieren imponer un nuevo plan de manera unilateral sin consensuarlo con los alcaldes de los tres municipios y sin tener en cuenta sus necesidades. El Cabildo tiene que suspender esta reordenación y acordar con los alcaldes las prioridades. Les presentaron el plan el pasado lunes, día 28, cuando ya estaba todo decidid y pedimos que rectifiquen y paren esta cacicada”.

Fariña comparte la decisión del Ayuntamiento de Arafo, cuyo Pleno rechazó el viernes (día 2) la nueva ordenación de los servicios que, en principio, comenzarán el 10 de julio “porque perjudica a los mayores y jóvenes del valle. Los mayores tienen que trasladarse a centros sanitarios en el área metropolitana y con la nueva reordenación, modifican la línea 121, que es la única que va directa con paradas, pero sin transbordos, hasta Santa Cruz. Además, los jóvenes tienen que desplazarse a centros educativos y un estudiante de la Universidad de La Laguna, por ejemplo, tendría que hacer dos trasbordos, lo que le genera un coste económico ya que el primer transbordo es gratuito pero el segundo no”.

Félix Fariña no entiende las prisas del Cabildo por poner en marcha esta reordenación “y menos cuando no hay consenso con los ayuntamientos, por lo que abogamos por el diálogo y la negociación. No estamos en contra de que se reordenen los servicios de TITSA sino que dichos cambios no perjudiquen a la población”. Además, asegura que el malestar es compartido por los consistorios de Candelaria y Güímar “ya que no facilitan la movilidad de las miles de personas que viven en la zona. No se puede anteponer el criterio económico a las necesidades y prioridades de la población”.