Comunicación Cultura Internet Literatura Motor Patrimonio Periodismo Prensa Redes sociales SOCIEDAD Tradiciones Turismo

VIAJES | La incomprensión de un mes de junio…

Atlántico. FOTOS: Guillermo Ariza

EBFNoticias | Willy Sloe Gin | 

Aprovecho y oso abusar de esta Tribuna.

Ágora en la que vengo contando mis desvaríos pintados en viajes, cantándolos desde hace muchos meses.

Sentidos todos y todos distintos.

Cada uno vivido en colores que desconoce mi paleta…

Ha amanecido el día con luces impropias del mes que cada año, recurrente, nos toca  en suerte. Mes que se resiste a la llegada de la noche.

¡Qué distinta suena la música este junio¡

No parecen ser días para soñar con faros, destellos, complicidades, realidades y soledades buscadas.

Sí lo son de duelo. Y desde esta negrura regalada, intentar ganar la batalla a la incomprensión más inicua.

Necesito creer que encontraron a Olivia dormida en los brazos de Neptuno.

Mientras tanto, se anuncia el Cielo con colores insoportables y calimas inmisericordes.

Nada sabemos de Anna.

Puerto de Las Nieves, Agaete.

Quizá nos la traigan una mañana cualquiera, dormida también y mecida por aquellas nieblas de arena.

Todo resulta pavorosamente triste.

Pobre de aquel que intente, por buscar consuelo, arrimarse a la aberración en estado puro. Acabará desangrándose en esa ubicuidad que da carta de naturaleza a la maldad.

Recuerdo ahora las Aguas que acarician estas Islas.

Tan inocentes como estos dos Ángeles.

Mar soberbio y calmo a un tiempo.

Consuelo que necesito para intentar sobrellevar lo que me toca estando varado en tierra.

¿Cómo no sentirme parte de este dolor líquido?

¿Cómo no ser capaz de amputar del Alma tamaña pesadumbre?

No.

No hay viajes en estas letras. O sí…

Quizá porque la muerte y la vida sean actores principales en este devenir, en este periplo incomprensible.

Lloran las Islas y tantos más que andamos amarrados a pantalanes de secano.

Habrá que darlo todo para amarrar a esta Madre al noray que la mantenga a flote.

La Palma.

Entre tanto, en estos días inacabables de junio, tristes, espeluznantes, pavorosos…

tendremos que aprender a vivir de otra manera.

Sin Olivia, sin Anna.

Y desde la amanecida hasta el ocaso,

llora su Madre.

Y el Mar Océano.

 

Junio de 2021

Willy Sloe Gin  @entremapasycandiles