Administración local Cultura Empleo Obras POLÍTICA Política Económica Servicios públicos

LOS REALEJOS | El Ayuntamiento saca a licitación las obras para la construcción del nuevo Teatro Cine por 2,1 millones

EBFNoticias | 

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, y la concejala de Contratación, Noelia González, anuncian la apertura de la licitación del proyecto de reforma y ampliación del Teatro Cine Realejos en su primera fase correspondiente a la obra edificatoria por importe de 2.111.005,04 euros, pudiendo presentar ofertas al mismo hasta el próximo 29 de junio las empresas interesadas, siempre que cumplan la clasificación exigida C3-4 (estructuras metálicas) y otras condiciones recogidas en los pliegos administrativos y técnicos.

Detalla el edil realejero que “la rehabilitación integral consta de dos fases con dos contrataciones diferenciadas que suman un total de 2.713.121,45 euros de inversión, abriéndose en estos momentos la licitación de la primera de ellas, como se ha indicado, relativa a obra edificatoria, mientras que la segunda será la correspondiente al suministro con instalación del equipamiento escénico del recinto cultural”.

Según el concejal de Hacienda, Darío Pérez, “de esos 2.713.121,45 euros que es el presupuesto total de la suma de ambas fases de la rehabilitación, el Ayuntamiento de Los Realejos hace una aportación de un 20%, es decir, 542.624,29 euros, mientras que el Cabildo de Tenerife, a través de su Plan Insular de Infraestructuras Culturales 2016-2021 aporta el 80%, que suponen 2.170.497,16 euros”.

Habiendo acordado ambas administraciones en su momento la cofinanciación conjunta de este proyecto, fue el Ayuntamiento de Los Realejos el encargado de contratar la redacción del mismo, también por licitación pública y exigiendo una experiencia demostrada en creación de proyectos de similar naturaleza y envergadura de infraestructuras culturales, de cuya resolución se dio cuenta con su consiguiente aprobación en el pleno celebrado el pasado febrero de 2021, dando pie ahora a la licitación ya de la ejecución de la obra propiamente dicha.

Tal y como ha venido manifestando en reiteradas ocasiones el alcalde realejero, “éste es un claro ejemplo de colaboración entre administraciones con la utilización de fondos de manera compartida como oportunidad histórica para invertir en esta infraestructura cultural que demandaba una rehabilitación urgente y cuyo importe del proyecto, por encima de los 2 millones de euros era imposible de asumir de manera unilateral por el propio Ayuntamiento”, por lo que agradece nuevamente “al Cabildo de Tenerife su predisposición y buena sintonía en las negociaciones mantenidas con este proyecto en los últimos años”.

La concejala de Urbanismo, Laura Lima, destaca que “en el planteamiento realizado de pliegos técnicos y administrativos se ha hecho un laborioso análisis que garantice tanto la ejecución de los trabajos de obra edificatoria, como lo referido a todo el equipamiento necesario que ha de disponer un inmueble cultural de primer nivel, esperando que el resultado final cumpla los objetivos marcados desde el primer minuto”.

Para la concejala de Cultura y Patrimonio Histórico, Isabel Socorro, “desde el Ayuntamiento de Los Realejos agradecemos la colaboración permanente entre el área de Cultura del Cabildo de Tenerife y la de este consistorio, en la que hemos estado en contacto constante para sacar adelante el reformado de esta infraestructura cultural tan importante para nuestra localidad y en la que hemos encontrado siempre una mano tendida por parte de los servicios insulares”.

“Es de agradecer igualmente la colaboración mantenida con el colectivo Dimensión Siete, gestores de esta infraestructura durante más de 30 años, a la hora de asesorarnos en los primeros momentos para definir necesidades reales del recinto, avalados por su dilatada experiencia como programadores culturales en el municipio y fuera de él y especialmente en este recinto cultural”, agrega Isabel Socorro.

“El proyecto plantea un reformado integral de la actual edificación, incorporando espacios anexos en el callejón contiguo a la volumetría del inmueble, mejorando las condiciones de accesibilidad y adaptándolo a los requisitos actuales en materia de artes escénicas y musicales, manteniendo el carácter señero de este símbolo cultural”, expone la concejala.

Emplazamiento

El edificio a reformar corresponde con el actual Teatro Cine Realejos, ubicado en la calle San Agustín número 59 de este municipio. Además, se plantea realizar una ampliación ocupando una construcción existente anexa que linda al noroeste de la propiedad. Del resultado de esta agregación resulta una parcela regular de planta rectangular de unos 513 metros cuadrados aproximadamente, con tres de sus fachadas recayentes a calles: la fachada este o fachada principal a la calle San Agustín, y la fachada sur y oeste a dos calles peatonales. La cuarta de ellas limita con el edificio de Telefónica.

El proyecto

Según el pliego de prescripciones técnicas de la citada licitación, la intervención en el Teatro Cine Realejos debe centrarse en dos aspectos fundamentalmente: ampliar el aforo existente para poder albergar más público y resolver los problemas funcionales que existen actualmente y que impiden que la actividad del propio recinto sea realizada y recibida adecuadamente, tanto para el espectador como para aquel que actúa. Se plantea, pues, una ampliación del espacio existente incorporando la superficie que actualmente ocupa el edificio anexo en el lado oeste y una redistribución de espacios interiores, ampliando aquellos que son considerados insuficientes y proponiendo nuevos que se consideran necesarios.

Se plantean una serie de salas de instalaciones frente a los camerinos en el semisótano, bajo la sala. Comunicarán con el resto del edificio a través de los laterales del escenario. Las máquinas que requieren estar en cubierta, se colocarán de forma que no se aumenta el volumen construido, situadas tras una celosía de lamas de madera que impedirán su visión directa desde la calle.

Las cubiertas inclinadas de amianto de la sala de butacas y de la caja escénica se van a retirar y se construirán las cubiertas planas, a la altura de cumbrera actual de cada una de ellas. La cubierta inclinada a un agua del lado oeste del se sustituirá con la misma pendiente por una cubierta inclinada de teja cerámica. Las fachadas originales, tanto del Teatro Cine como la de la ampliación, se van a mantener en su estado actual, y las carpinterías exteriores se restaurarán.

En la fachada del lado oeste, el zócalo se pintará de gris claro y el resto del paramento de blanco, con acabado igual al actual. En la fachada principal y la fachada sur, se pintará el zócalo, las pilastras y las molduras en gris claro, y el resto del paramento en color blanco. La parte ampliada de las fachadas se pintará en color blanco y se diferenciará de la fachada existente con unas lamas de madera verticales. Interiormente, se reforman los acabados con excepción de los elementos que se han considerado de interés por su valor patrimonial.

Cronología

Los antecedentes del Teatro Cine se remontan al siglo XX, concretamente al año 1920. Se construyó en el solar que anteriormente ocupaba el Convento de San Andrés y Santa Mónica bajo las pautas de la arquitectura canaria de la época por el arquitecto Pelayo López Martín, caracterizado por proyectar edificios siguiendo los principios del regionalismo y abandonando los planteamientos estéticos, para dar paso a las nuevas posibilidades que las nuevas técnicas constructivas ofrecían.

El Teatro Cine Realejos sigue así la tipología racionalista de una época caracterizada arquitectónicamente por sus composiciones academicistas, historicistas y regionalistas, carente de ornatos, una arquitectura que tiende a la abstracción de las formas y volúmenes.

A través del estudio realizado para la redacción del informe histórico suscrito por el historiador Manuel Jesús Hernández González, se pueden datar las reformas realizadas en el edificio y conocer los acabados originales. En la sala principal se modificó el pavimento de madera original por baldosas cerámicas. En los paramentos interiores de la sala hay un zócalo, originariamente había un papel pintado con motivo geométrico que se sustituyó por moqueta verde, tras esto se pintó y finalmente resultó el enmoquetado rojizo actual.

En cuanto a la distribución interior de oficinas y aseos también ha habido modificaciones a lo largo de la vida del edificio, así como obras de mantenimiento. En el exterior y entorno del edificio, en el momento de su construcción, el nivel del terreno de sus extremos sur y oeste se encontraba por encima del actual, existiendo otro acceso desde el sur al vestíbulo, que tras bajar la cota de la calle se cerró y quedó como ventana.

Actualmente, el edificio se encuentra en el entorno del Bien de Interés Cultural del Santuario de Nuestra Señora del Carmen y la plaza de San Agustín. En este contexto, tras la presentación del ‘Proyecto Básico para la Reforma y Ampliación del Teatro Cine Los Realejos’, se emitió dictamen desfavorable de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico (CIPH), debiendo presentarse posteriormente y en diversas ocasiones distintas modificaciones que atendieran a esas consideraciones y que finalmente fueron informadas de manera favorable por parte de la Unidad Técnica de Patrimonio Histórico.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario