FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Nones ingleses | Salvador García Llanos

Un despacho de la agencia Efe interrumpía para mal la sobremesa de ayer. La noticia anticipada por la BBC era que el Reino Unido no incluía nuevos países o territorios en su ya célebre “lista verde” de destinos considerados seguros ante la covid-19, que se resiste a dejar este mundo. El Gobierno de Boris Jhonson, que ya había advertido “mejor quedarse en casa”, evaluó la situación epidemiológica y la evolución de los programas de vacunación para concluir nones. Portugal, para los ingleses, es el único país de la Unión Europea que figura actualmente en esa lista. España permanece en zona ámbar.

Pues se trata, qué quieren, de un duro revés para el sector turístico que esperaba una decisión contraria para reafirmar sus expectativas de reanudación de la actividad. Otras tres semanas de espera, con lo que la temporada de verano no será como se esperaba. Ni en Baleares ni en Canarias. Instituciones, empresariado, agentes sociales y trabajadores tendrán que seguir haciendo un ejercicio de resistencia, cada vez más duro, y hacer nuevos cálculos y madurar las alternativas para reflotar.

Tendrán que revisar sus estrategias, pues, los gobiernos de España y de Canarias. Recordemos que los británicos constituyen el principal mercado emisor para ambos destinos. De los ochenta millones de visitantes contabilizados en 2019, dieciocho eran de esa procedencia. Pero habrá que aguardar circunstancias más favorables después de algunas ilusiones fraguadas al calor de exceptuar, cuando menos, los dos archipiélagos. En los ámbitos políticos del Reino Unido, además, habrán hecho cálculos: el país registra actualmente una incidencia acumulada a catorce días días de sesenta y dos casos por cien mil habitantes, muy baja comparada con los ciento dieciocho de España del pasado miércoles.

Ahora todo dependerá de que mejoren los datos y de que haya una mayor flexibilidad por parte del Reino Unido. Habrá que estar atentos, por ejemplo, a la implantación del nuevo certificado sanitario europeo que, si no hay contraorden, podrá ser utilizado a partir del próximo 1 de julio. Comoquiera que los porcentajes de vacunados de todo el mundo siguen incrementándose, las esperanzas se acentúan. Pero solo son esperanzas que pueden verse frustradas por cualquier contingencia. Por ahora, las opciones de recuperación de la actividad y del negocio turístico, con su particular incidencia en el conjunto de la productividad económica, están muy condicionadas. Hasta final de mes, como mínimo, ha dicho el vicepresidente de la organización ‘Exceltur’, José Luis Zoreda. Volver al escenario de antes de la pandemia, será costoso y complicado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario