ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Formación profesional

ECONOMÍA | La Cámara advierte que la construcción se recupera a un ritmo más lento

Santiago Sesé, presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife lamenta las limitaciones que sufren las empresas del sector debido a la saturación y al bloqueo de las Administraciones Públicas

EBFNoticias |

El último Boletín de Coyuntura del sector de la construcción arroja, en líneas generales, una leve mejora de la actividad, del empleo y de la confianza empresarial, que avanza un 4,7% en el primer trimestre del año.

Aunque la crisis económica también está azotando a este sector, lo hace con menor intensidad que a otras actividades más vinculadas a los servicios. De hecho, aunque el mayor porcentaje de empresarios apunta estabilidad en su actividad, un 42% todavía indica haber experimentado retrocesos en sus resultados frente a un 10% que consiguió mejorarlos.

Santiago Sesé, presidente de la Cámara de Comercio, lamenta “la importante limitación que sufren que sufren las empresas del sector, que se ven frenadas por el colapso y el bloqueo que se produce en la mayoría de las oficinas técnicas de los Ayuntamientos, perdiéndose así una mayor capacidad de desarrollo de las empresas”.

La obra privada, indicador de mejora económica

Esta percepción de los empresarios se traduce en variaciones positivas de algunos de los indicadores de obra privada durante el primer trimestre del año. Un ejemplo son los visados de dirección de obra tramitados de enero a marzo, que fueron un 26,3% superiores a los del mismo período del año anterior. Por su parte, en el mismo período las certificaciones de fin de obra registraron un pequeño descenso anual del 0,6%, aunque su valor de liquidación fue mejor que en 2020, incrementándose un 7,4%. Por su parte, la venta de cemento en el primer trimestre muestra un incremento anual del 15,5%.

Este aumento de la actividad también se va traduciendo en más empleo, aunque a un ritmo lento. Esto puede verse en la afiliación a la Seguridad Social, que aumentó de promedio un 3,8% interanual y disminuyó un 0,4% respecto al trimestre anterior. De este modo, marzo finaliza con un total de 51.830 afiliados, 6.368 más que en marzo del año anterior (14%).

Por otra parte, los datos del paro revelan un incremento interanual del 17% en el promedio del trimestre. Los 25.356 parados registrados a finales de marzo suponen un aumento anual del 8,2% (1.923 parados más). Sin embargo, si actualizamos el dato a fecha de mayo de 2021 (de acuerdo a la información que conocimos esta semana) se aprecia ya una caída anual en el número de desempleados, habiendo 680 parados menos que hace un año hasta situar la cifra total en las 24.786 personas.

La lentitud de las Administraciones frena el avance del sector

Como proyección de trabajo futuro, en el ámbito del sector público los presupuestos de los contratos de obra de las distintas Administraciones Públicas licitados en el primer trimestre bajan un 39,7% respecto al trimestre anterior, mientras que la tasa de variación anual registra un descenso del 24,8%. Ambos indicadores sufren un descenso mayor al producido en el ámbito nacional, cuya bajada fue del 20% trimestral y un aumento del 18,9% anual, respectivamente.

Por tipología de obra, las de edificación disminuyen sus presupuestos en el primer trimestre (-22,6%) y registran un 130,5% más de lo presupuestado en el mismo período de 2020. Por lo que se refiere a las obras de ingeniería civil, sufren una variación negativa, tanto respecto al cuarto trimestre de 2020 (-47,6%) como también en su comparativa con el mismo trimestre de 2020 (-48,4%).

Una recuperación lenta e insuficiente en el sector inmobiliario.

La compraventa de viviendas se va recuperando poco a poco desde el segundo trimestre de 2020, cuando sufrió un importante desplome, aunque hoy aún se sitúa en niveles inferiores a los de hace un año. Durante los primeros meses de 2021 registra un descenso anual del 28,1%, debido tanto a la disminución de la compraventa de viviendas nuevas (-4,9%) como, principalmente, de viviendas usadas (-33,5%). Durante el primer trimestre se realizaron 4.548 operaciones de compraventa, 470 más que las realizadas en el cuarto trimestre de 2020, pero 1.779 menos que en el primer trimestre de 2020.

Del mismo modo, el número de hipotecas sobre vivienda también mejora en el trimestre con un total de 2.800 operaciones que suponen 324 más que a finales de 2020, aunque estas cifras están aún muy alejadas de las 3.466 operaciones realizadas en el primer trimestre de 2020. El número de hipotecas sobre viviendas, en el primer trimestre, también desciende anualmente un 19,2%, con 666 operaciones menos entre ambos periodos.

Atendiendo al comportamiento de los precios, el de la vivienda libre desciende en el primer trimestre un 2,3% interanual, mientras que el de la vivienda protegida sube un 1,4%. Por su parte, el precio del suelo registra en el cuarto trimestre de 2020 (último dato disponible) un importante incremento del 12,6% anual.