FIRMAS

OPINIÓN | Recursos y capacidades | Momo Marrero

Una de las claves del desarrollo de la estrategia empresarial reside en conocer las fortalezas y debilidades de la organización, a todos los niveles. Tal y como propone la teoría de recursos y capacidades, todas las empresas son diferentes entre sí en función de los recursos y capacidades de los que disponen en cada momento y del buen uso que hagan de ellos, ya que pueden ser la mejor opción para generar una ventaja competitiva en el mercado en el que operan.

Para conseguir esta ventaja habrá que analizar y poner en valor los recursos y capacidades que se han ido obteniendo a lo largo de la vida de la empresa y que a su vez están íntimamente ligados a su estrategia, a su cultura, a su know how. Recursos y capacidades que no son infinitos ni ilimitados, ni en cantidad ni en tiempo, por lo que será el uso que se haga de ellos lo que permitirá convertirlos en un valor diferencial.

Definiremos los recursos como los insumos o el conjunto de datos disponibles, así como los factores disponibles (tanto por ser de su propiedad como por poder disponer de ellos por otras circunstancias) asociados directa o indirectamente con el proceso de generación de valor en la empresa y para los clientes.

Atendiendo a su naturaleza, existen dos tipos de recursos:

  • Tangibles

Son los activos materiales, financieros y humanos cuantificables: maquinaria, mobiliario, materia prima, producto acabado, sistemas informáticos, trabajadores, patentes, registros intelectuales, marcas…

  • Intangibles

Son los activos no físicos con que cuenta la empresa: su capital intelectual, organizativo, inteligencia de negocio, inteligencia de clientes, procesos, procedimientos, imagen y reputación de la empresa y de las marcas…

Por otra parte, definiremos las capacidades como las destrezas o habilidades con las que se gestionan los recursos de forma eficiente minimizando en la medida de lo posible los desperdicios en los procesos.

Existen tres tipos de capacidades atendiendo a su naturaleza:

  • Gestión de los RRHH

Capacidad de la empresa para captar, retener y gestionar el conocimiento individual y colectivo de la empresa, la estrategia y la cultura de employer branding y la capacidad de construir confianza en los trabajadores.

  •  Gestión organizativa

Know how propio asociado a la gestión y organización de la empresa.

  • Cultura de empresa

Principios y valores propios de la empresa que la hacen única y reconocible.

A modo de reflexión general puede afirmarse que los recursos aportan valor y las capacidades valor añadido, de manera que la suma de ambos aporta ventajas competitivas.

Para poner en valor los recursos y las capacidades de una empresa habrá que desarrollar los siguientes aspectos:

  1. Analizar nuestras fortalezas y debilidades como organización, haciendo una comparación objetiva y una valoración analítica respecto a nuestros competidores.
  2. Analizar nuestros recursos humanos y trazar una propuesta de mejora aplicando la matriz de las 9 cajas de administración del talento, desarrollando planes de carrera, implantando la metodología PDCA de mejora continuada y evaluando el desempeño.
  3. Analizar nuestros activos materiales para determinar con precisión nuestra capacidad financiera, productiva y de desarrollo con relación a nuestros competidores.
  4. Analizar nuestro proceso de negocio con una visión crítica que permita reconocer los cuellos de botella, para incidir en los posibles embudos con el objeto de mejorarlos o reducirlos.
  5. Desarrollar un plan estratégico que dé respuesta a los resultados obtenidos en los puntos anteriores.
  6. Implantar una estrategia de calidad total.

Imagen: Momo Marrero

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario