Sanidad

SANIDAD | El Colegio de Fisioterapeutas reclama más estabilidad laboral en la sanidad pública canaria

El presidente de los fisioterapeutas: Santiago Sánchez.

EBFNoticias | 

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias quiere recordar con motivo de la celebración del Día de Canarias, este domingo 30 de mayo, la escasa presencia de este colectivo sanitario en la sanidad pública canaria, y subrayar la precariedad laboral que sufren los fisioterapeutas que forman parte de la plantilla del Servicio Canario de la Salud (SCS).

En la actualidad, y según datos publicados por la dirección de Recursos Humanos del SCS este mes de mayo, solo un 60% del total de 363 fisioterapeutas que trabajan en la sanidad pública canaria forma parte de la plantilla orgánica del Gobierno regional, es decir, 218, mientras que el 40% restante, 145 profesionales, trabaja de forma eventual.

“La plantilla orgánica apenas ha evolucionado desde el 2012. Tenemos prácticamente el mismo número de fisioterapeutas contratados de forma estable casi diez años después”, asegura Santiago Sánchez, presidente de la institución colegial. Aunque haya habido un incremento en las contrataciones en el último año, hay que hacer notar que “de los 145 fisioterapeutas que trabajan como plantilla eventual del SCS, 84 desempeñan su función como rastreadores”, apunta Sánchez.

El COFC, que cuenta con 2.402 colegiados en el Archipiélago, de los que un 62% son mujeres y un 38% son hombres, critica además el fuerte peso de la concertación en las islas.

Según estima el órgano colegial, la mayor parte de sus miembros, un 55%, trabaja en hospitales privados-concertados y en centros de rehabilitación concertados con el Servicio Canario de la Salud, estando además el 40% de ellos radicados en la provincia de Las Palmas y solo el 15% en la de Santa Cruz de Tenerife.

En lo que se refiere al resto de colegiados, hay que tener en cuenta que solo un 16% trabaja en el Servicio Canario de Salud de forma fija, interina o eventual, por lo que el 84% se dedica al sector privado. En concreto, en este segmento un 55% lo hace en la concertada, como mencionamos anteriormente, un 18% trabaja en centros privados propios o por cuenta ajena, un 6% en cabildos insulares y corporaciones locales, un 3% en mutuas de accidentes y alrededor del 2% en asociaciones de pacientes.

El fuerte peso de la concertación en los Servicios de Fisioterapia de la provincia oriental, especialmente en la isla de Gran Canaria, provoca que exista una gran diferencia en el personal contratado por las gerencias de los hospitales públicos de ambas islas capitalinas.

En Tenerife hay 92 fisioterapeutas que trabajan en el segundo nivel asistencial (de forma fija y eventual) y en Gran Canaria 73, siendo el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín el que mayor escasez de fisioterapeutas presenta, 23 respecto a los 38 del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil, aunque este último incluye tanto población infantil como de adultos. Es de destacar también la existencia de un bajo índice del número fisioterapeutas que desarrollan su labor en centros de salud (8 en Gran Canaria con respecto a los 21 de Tenerife).

Las diferencias entre Gran Canaria y Tenerife, apuntan desde el COFC, no pueden deberse a la ligera diferencia poblacional de ambas islas, sino a una diferenciada política seguida por la Consejería de Sanidad en su planteamiento de concertación de los servicios de fisioterapia en ambas provincias.  “El Gobierno de Canarias está empleando los conciertos de rehabilitación con entidades privadas para ofrecer servicios del SCS como un sustituto, y no como un complemento al servicio que ya prestan los fisioterapeutas en plantilla de la sanidad pública canaria”, indica Santiago Sánchez.

“Hay que puntualizar que del total de rastreadores que son fisioterapeutas, que superan los 80, el mayor número está establecido en Gran Canaria, un total de 67, mientras que Lanzarote cuenta con 9, Fuerteventura con 4 y Tenerife con otros 4. Sería ideal que estas contrataciones, una vez vaya pasando la crisis de la pandemia, se utilicen para reforzar áreas que se encuentran en precario, como la Atención Primaria de todas las islas, o los centros de educación especial públicos”, argumenta el presidente de los fisioterapeutas.

“En nuestra comunidad debería haber al menos un servicio de fisioterapia en cada Zona Básica de Salud y la plantilla en especializada debería duplicarse para cubrir turnos las necesidades de servicios específicos además de los turnos de tarde y fines de semana”, subraya Santiago Sánchez, presidente del COFC.

En lo que se refiere a fisioterapeutas que trabajan concretamente en centros de salud, en Gran Canaria hay 8, en Lanzarote 11 y en Fuerteventura 7. En la provincia occidental, Tenerife cuenta con 21, El Hierro suma 1, La Gomera 2 y La Palma 6.

También en los hospitales se ha visto con la llegada de la COVID-19 la importancia del trabajo que realizan los fisioterapeutas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y Reanimación (REA) para disminuir el tiempo de estancia de los pacientes y acelerar su recuperación, en las unidades de Rehabilitación, en los Servicios de Hospitalización a Domicilio (HADO) y en otras unidades como Neurología, Oncología o de cuidado al Adulto Mayor Frágil. “Sería importante que después de la pandemia no se eliminen los contratos que se han creado por la COVID-19, al igual que en Atención Primaria, derivando a esos contratos de personal COVID y de labores de rastreo al servicio asistencial”, concluye Santiago Sánchez.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario