FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Cronista oficial | Salvador García Llanos

Gómez Barreto, en la imagen, a la izquierda. FOTO: Gente Radio

Pedro Ángel Gómez Barreto (Puerto de la Cruz, 1961) es, desde hoy, Cronista Oficial de San Juan de la Rambla. El acuerdo –y conviene subrayarlo- ha sido adoptado por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento. Es un hombre de la administración local y de los medios, donde ha desempeñado tareas de todo tipo y condición, igual diligenciando un expediente que cargando los elementos de ornamentación de un acto público, deportivo o religioso. Barreto, desde luego, es polivalente, de una versatilidad asombrosa. Siempre él por ese valle, por ese norte, por sus escenarios, por sus plazas y por sus canchas deportivas.

Mitad portuense, mitad ramblero, la suya es una densa biografía que hemos glosado en más de una ocasión. Siempre tinerfeño y lo que es más, siempre atento a la evolución del deporte en la zona norte. Seguidor impenitente del fútbol regional, tomó el testigo de antecesores que los fines de semana hacían lo imposible por mantener informado al personal de todos los resultados de todas las categorías de todas las modalidades deportivas.

En efecto, era usual ver a Gómez Barreto en canchas y polideportivos, tomando notas, recibiendo informaciones de otros campos e interviniendo en directo, telefónicamente, para los programas radiofónicos que aguardaban su puntual testimonio informativo. Un todoterreno del periodismo deportivo que incursionó, junto a José Manuel Martín y Gregorio Dorta, en la edición de una revista, Peñón Deportivo, que circuló durante unos años hasta que, como tantas otras cosas en el Puerto, desapareció. Ese trío editó también un libro sobre la historia de un célebre Puerto Cruz-Silense que significó un impulso extraordinario al fútbol portuense, hegemónico pocos años después en el contexto regional.

Por lo tanto, Gómez Barreto es de los informadores sensibles, de los que se ha interesado por el pasado del deporte y por su presente. Aún hoy, alterna su labor funcionarial cotidiana en el Ayuntamiento de San Juan de la Rambla, con el suministro de datos, crónicas y resultados a varios medios escritos y audiovisuales. Por si fuera poca la actividad, aún se le ve de presentador y animador de presentaciones de equipos y otros menesteres deportivos.

Pero estábamos con la trayectoria biográfica del nuevo Cronista. Vamos a condensarla. En julio de 1984, cuando ya era técnico superior de Administración y Finanzas, se incorporó al Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla, habiendo aprobado una oposición de Auxiliar Administrativo. Y desde ahí, sucesivamente, continúa su relación laboral en distintos períodos, mediante varias contrataciones laborales. Obtuvo su plaza fija como funcionario de carrera de Administración General, desempeñando el puesto como funcionario adjunto a Secretaría General, de forma ininterrumpida hasta el año 2017, cuando debido a una enfermedad y posterior trasplante renal, le fue concedida la condición de pensionista por invalidez absoluta. Pasó por el quirófano en dos ocasiones.

Ha ejercido como secretario e interventor accidental en el consistorio ramblero. También, durante meses, desempeñó como secretario accidental del Juzgado de Paz de la localidad norteña. La mancomunidad de municipios “San Juan de la Rambla-La Guancha” y la desaparecida Cámara Agraria Local (hoy denominada Extensión Agraria) también conocieron de sus oficios. Es Experto universitario en Protocolo y Organización de Eventos por la Universidad de La Laguna y miembro de la Asociación Española de Protocolo.

Coordinador y presentador habitual de actos oficiales e institucionales, Gómez Barreto, durante más de treinta años, fue responsable de la campaña de promoción y de las escuelas deportivas municipales. El Cabildo Insular de Tenerife reconoció con una distinción su amplia dedicación al deporte, su gran pasión. Dos alcaldesas rambleras, María Concepción Pérez Santo Tomás y Fidela Velázquez Manuel, le concedieron la Mención de Honor Funcionarial.

De familia de músicos y policía municipal, esa gran pasión la ha plasmado en los medios de comunicación con una hoja de servicios sobresaliente. Nos parece estarle viendo en sus comienzos, cuando, ya con diecisiete años, acudía a los campos para registrar resultados y hacer crónica de encuentros de todas las categorías. Ahí se veía a un informador deportivo en cuerpo y alma. Se integró en el célebre ‘Grupo XDC’ de Radio Juventud de Canarias: su voz y su firma desde entonces han permanecido en distintos medios escritos y audiovisuales, en programas específicos y en transmisiones. Con un entusiasmo inabarcable, no había actividad que se le resistiera y de la que daba cuenta puntualmente. Junto con otros compañeros fue redactor-fundador de la publicación Peñón Deportivo, como dijimos, ya desaparecida.

Por si todo esto fuera poco, su ánimo colaborativo y su sentido del cumplimiento del deber le llevaron a promover, junto con otros profesionales tinerfeños, la delegación provincial de la Asociación Española de Prensa Deportiva, de la que actualmente es uno de los vicepresidentes, después de haber recibido la Insignia de Oro de la entidad. Como le atrae la escritura, ha participado en varios proyectos editoriales y en concursos de relatos cortos. Es autor, asimismo, de varios cuentos infantiles y de prólogos de diversas publicaciones.

Presentador habitual de convocatorias y actos sociales relacionados con entidades y clubes deportivos, a lo largo de los últimos tiempos colabora con la Federación Insular Tinerfeña de Dominó ‘Doble Seis’. Es el coordinador de un programa especial para la introducción de este juego en los centros escolares que ha sido premiado por la Fundación La Caixa.

En fin, que Pedro Ángel Gómez Barreto, de una asombrosa versatilidad, como dijimos cuando se materializó el acuerdo plenario, volcado en lo suyo, en lo que le atrae y entusiasma, ha aprovechado bien el tiempo, pensando también en los demás y haciendo muchas de las cosas que hemos relatado, de forma desinteresada.

Ahora le hacen Cronista Oficial de San Juan de la Rambla, algo más para continuar motivado y entretenido. Para seguir atesorando afectos y para amar, aún más, al municipio. Ya puede ir preparándose para los cometidos que le aguardan, los que tienen que ver con la historia, del municipio, sus hitos, sus episodios, sus personajes, su anecdotario, y, en definitiva, su evolución, la que han escrito y protagonizado los rambleros con toda dignidad.

Gómez Barreto es Cronista Oficial entresacado del vecindario, razón de más para esmerarse y no defraudar. Habrá de defender los valores sociales y culturales del municipio. Habrá de investigar y velar por las tradiciones locales, el costumbrismo, la toponimia, la etnografía, la heráldica, el folklore y otros muchos aspectos para divulgar y enriquecer. Lo hará, además, de forma desinteresada, una dedicación “gratia et amore”, de esas que tanto escasean en estos tiempos.

Su nombre aparecerá junto al de destacados cronistas oficiales de otras localidades -alguno de los cuales nos honra con su presencia y su testimonio y con muchos de ellos mantenemos una relación amistosa y cordial- para afanarse en acreditar que no se trata de una figura anacrónica o de perfil bajo. La actividad del cronista, muy bien considerada, por cierto, en ciudades y pueblos de América Latina, es muy valiosa, no en vano su aparición en el siglo XVI, a partir del Real y Supremo Consejo de Indias creado por el rey de España, Carlos I, fortaleció la idea de un cuerpo asesor en la triple tarea, legislativa, ejecutiva y judicial. Eran escritores o redactores y autores que recopilaban y glosaban hechos históricos o de actualidad a través del género literario o periodístico que recibe el nombre de crónica.

La importancia de la figura del cronista viene dada por su contribución a perpetuar la cotidianeidad cuyos hechos son los que sustancian o sobre los que se construye la historia de un pueblo. Muchos, lastimosamente, se pierden en el olvido pero otros entrañan el suficiente impacto como para traspasar fronteras generacionales y ser materia de investigación y estudio. Precisamente, para no ceder al peligro de que se diluyan para siempre en la memoria colectiva, aparecen los cronistas oficiales.

De modo que le aguarda una interesantísima tarea al Cronista Oficial que desde hoy queda registrado en la historia de San Juan de la Rambla. Hay que aprender de la aludida cotidianeidad, para saber sus por qué, para rescatarla y para mejorarla, si es posible, ante los tiempos futuros.

Pedro Ángel Gómez Barreto, que alguna experiencia tiene en el género pregonero, sabrá dedicarse y sabrá hacerlo.

¡Enhorabuena!

Nota del autor.- Texto leído en el acto de nombramiento de Pedro Ángel Gómez Barreto como Cronista Oficial de San Juan de la Rambla.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario