Atención social Canarias Concienciación Derechos sociales Familia/Infancia INTERNACIONAL NACIONAL Pobreza Servicios públicos Solidaridad

SOLIDARIDAD | Las Instituciones Públicas de Canarias se suman a la celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

EBFNoticias |

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que tendrá lugar mañana, sábado 8 de mayo, bajo el lema ‘De la sociedad, para la sociedad’, Cruz Roja en Canarias ha puesto en marcha una iniciativa para visibilizar y conmemorar esta importante fecha, en reconocimiento y felicitación la labor humanitaria del voluntariado y del personal laboral de la Organización.

Un total de 63 administraciones públicas de ámbito local, insular, provincial y autonómico (45 Ayuntamientos, 4 Cabildos, Presidencia del Gobierno de Canarias y Delegación de Hacienda, Parlamento de Canarias, Delegación y ambas Subdelegaciones del Gobierno en Canarias, Autoridad Portuaria de ambas provincias y Universidad de Las Palmas) se han sumado a esta iniciativa con la colocación de la bandera de Cruz Roja, pancarta y/o con iluminación roja de su fachada principal o lugares emblemáticos, que podrá visualizarse mañana sábado 8 de mayo.

Además, en Las Palmas de Gran Canaria, podrán visitar desde hoy y hasta el domingo 9 de mayo, la exposición de recursos y proyectos que Cruz Roja expone gracias a la generosa colaboración del Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología, donde podrán acceder de manera gratuita, todo el voluntariado y socios de Cruz Roja y todas aquellas personas que adquieran un boleto del Sorteo de Oro de Cruz Roja.

La Institución quiere transmitir su agradecimiento por todas estas colaboraciones que representan una demostración de apoyo y reconocimiento, al tiempo que supone una motivación para los más de 16.000 voluntarios y voluntarias y 1.248 personas contratadas en todo el archipiélago, después de las dificultades vividas y los retos a los que se han tenido que enfrentar durante este último año, donde han dedicado su tiempo, compromiso y labor humanitaria para poder estar cerca de las personas que sufren, salvar vidas, ayudar a las más desfavorecidos y cambiar mentalidades.

Cruz Roja representa el mayor movimiento humanitario de voluntariado, ciudadano e independiente del mundo que lleva 156 años colaborando con entidades públicas y privadas para que la humanidad y la dignidad llegue a todas las personas en cualquier lugar y en todo momento y circunstancias, actuando siempre bajo sus siete Principios Fundamentales: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad.

La celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y la Media Luna tiene lugar durante la mayor operación de la historia de Cruz Roja Española, el Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19, a través del cual se ha podido apoyar ya a más de 165.000 personas vulnerables en Canarias y 4 millones en todo el país, impactadas de una u otra forma por la pandemia, y a más de 700 millones de personas en todo el mundo a través del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

Este pasado miércoles 5 de mayo Su Majestad la Reina Doña Letizia presidió en Madrid el acto central de la celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, donde se han entregado las Medallas de Oro 2020, cuya entrega tuvo que posponerse debido a la pandemia, que han recaído en Adela Cortina, Azamat Baialinov, Doctor Pedro Cavadas, Fundación Raíces y Concha Velasco por su esfuerzo, solidaridad y compromiso social; y la Placa de Honor 2021, que ha recaído en el voluntariado de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja está presente en 192 países y son más de 12 millones las personas voluntarias activas que lo forman. En España son más de 250.000 las personas voluntarias de Cruz Roja Española, de las que más de 68.000 han hecho posible el Plan Cruz Roja RESPONDE.

Desde el comienzo de la crisis del COVID-19, la Cruz Roja y la Media Luna Roja está actuando en todos los países del mundo afectados, representando la mayor movilización de recursos, capacidades y personas en su historia en favor de las personas más vulnerables y la población general.

Las voluntarias y voluntarios están en la primera línea de respuesta, llegando a las personas y comunidades en situación de vulnerabilidad y mayor riesgo, apoyando los sistemas de salud y sociales y realizando actividades de sensibilización y comunicación. Se trata de una respuesta ‘local global’, a una escala sin precedentes, que muestra la solidaridad de la red de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que, hasta el momento, ha ayudado ya a más de 700 millones de personas.

Una celebración marcada por la mayor operación de la historia 

La celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y la Media Luna Roja tiene lugar durante la mayor operación de la historia de Cruz Roja Española.

A principios de 2020, Cruz Roja ponía los cimientos de lo que sería la mayor operación de toda su historia en cuanto a movilización de recursos, capacidades y personas, el Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19.

Antes incluso de la declaración del estado de alarma, y ante el incipiente impacto de la COVID-19, la Organización humanitaria intensificaba su actividad con los más vulnerables, como las personas mayores, a través de iniciativas como una campaña especial de seguimiento telefónico a 400.000 personas de sus programas, identificadas como especialmente vulnerables ante el virus, con el fin de informar, ayudar y detectar nuevas necesidades.

Cruz Roja ponía a disposición de las autoridades sanitarias todos sus recursos humanos y logísticos, acompañando a personal sanitario, recogiendo muestras, trasladando a personas afectadas u ofreciendo también sus equipos de apoyo psicosocial. Activaba campañas de comunicación y de sensibilización en todos sus canales, ofreciendo a toda la sociedad cursos abiertos y gratuitos sobre el COVID-19 y reforzaba su distribución de alimentos y kits de primera necesidad.

De manera simultánea, la Organización humanitaria diseñaba y preparaba un plan integral capaz de responder al impacto de un virus que comenzaba a afectar a todos los ámbitos y a todas las personas, una respuesta que contemplaba 6 áreas de actuación: socorros, salud, inclusión social, educación, empleo y medio ambiente.

Y llegó la declaración del estado de alarma. Una situación excepcional requería una respuesta sin precedentes, y así fue: el Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19, lanzado en ese momento, ha permitido atender hasta la fecha a más de 4 millones de personas, marcando así un antes y un después en la historia de Cruz Roja Española.

Historia del Movimiento Internacional 

En 1859, un hombre de negocios suizo llamado Henry Dunant quedó horrorizado ante la visión de miles de soldados heridos que yacían en el campo de batalla de Solferino, en el norte de Italia. Sin demora, instó a la población local para que acudiera y ayudara a los soldados de ambos bandos.

En 1862 publicó la obra ‘Recuerdo de Solferino’, en la que hacía dos solemnes llamamientos: en primer lugar que se formaran, ya en tiempo de paz, sociedades de socorro cuyo personal enfermero debía mantenerse preparado para intervenir en tiempo de guerra; y en segundo lugar, que los voluntarios encargados de asistir a los servicios médicos del ejército, fueran reconocidos y protegidos en virtud de un acuerdo internacional. Estas ideas no tardaron en concretarse en lo que nació con el nombre de “Comité Internacional de Socorro a los Militares Heridos”, que más tarde pasó a llamarse Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Tras una invitación del Comité Internacional, representantes de 16 países y cuatro instituciones filantrópicas se reunieron en 1863 en una Conferencia Internacional en Ginebra. Este acontecimiento impulsó la fundación de la Cruz Roja como Institución. Henry Dunant y los otros miembros del Comité querían además que se reconociera internacionalmente a la Cruz Roja y sus ideales y que se aprobara un Convenio para garantizar la protección de los servicios médicos en el campo de batalla.

Con tal finalidad, el Gobierno suizo decidió convocar una Conferencia Diplomática, que tuvo lugar en Ginebra en 1864. Participaron los representantes de 12 países y se aprobó un tratado, preparado por el Comité Internacional y titulado “Convenio de Ginebra para el mejoramiento de la suerte de los heridos en los ejércitos en campaña”. Este acuerdo fue el primer tratado de Derecho Internacional Humanitario. En esta Conferencia se aprobó además un marco jurídico que sentó algunos fines fundamentales de la Cruz Roja: acción efectiva de socorro a los heridos; los vehículos y el personal sanitario deberían ser considerados y respetados como neutrales; y además deberían ser protegidos en los conflictos bélicos.

En 1921, el Comité Internacional de la Cruz Roja adoptaría cuatro Principios: Caridad, Universalidad, Independencia e Imparcialidad. Tras la Segunda Guerra Mundial, una Conferencia Diplomática deliberó durante cuatro meses antes de aprobar los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, en los que se incluyen, por primera vez, disposiciones relativas a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra y que serían completados en 1977 con dos protocolos adicionales vigentes en la actualidad. Pero fue en 1965 cuando en la XX Conferencia Internacional de la Cruz Roja se definieron y aprobaron los siete principios fundamentales actualmente en vigor: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Voluntariado, Unidad y Universalidad.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario