Educación Sindicatos

EDUCACIÓN | ANPE exige que la Consejería tenga en cuenta todo el tiempo trabajado en centros públicos para reordenar las listas de empleo

EBFNoticias | 

ANPE Canarias exige que se tenga en cuenta todo el trabajo en centros públicos de Canarias en el nuevo acuerdo que estabilizará al profesorado interino. El sindicato con más representación en el sector docente no universitario del Archipiélago insta a la Consejería de Educación a mejorar el borrador de la orden de listas de empleo que se debatirá mañana en mesa técnica con todos los sindicatos y a dar más garantías laborales a docentes que llevan años prestando servicios para la Comunidad Autónoma.

El sindicato considera que el tiempo de servicio debe ser un aspecto prioritario a la hora de reordenar las listas de sustitución y que han de valorarse todos los años trabajados en cualquier especialidad, puesto que entiende que la experiencia otorga más calidad al sistema educativo.

Las listas de empleo docentes se configuran después de cada oposición, con los docentes que no la superan y, en ocasiones puntuales, a través de procedimientos excepcionales de apertura de listas para paliar el déficit de docentes y cubrir sustituciones.

ANPE y el resto de sindicatos llevan meses negociando con la Consejería un sistema de listas que dé estabilidad al profesorado interino que cada año requiere la Administración para cubrir puestos vacantes. «Entendemos que esta demanda se debe cubrir, por supuesto, pero con todas las garantías para los docentes interinos y sustitutos», señala Pedro Crespo, presidente de ANPE Canarias.

En la actualidad existe un decreto que regula el procedimiento de constitución y ordenación de listas de empleo, el Decreto 74/2010. El rechazo unánime de todo el sector ha hecho que se derogue a través de distintas disposiciones adicionales recogidas en las leyes de presupuestos de la Comunidad Autónoma. La ley de Presupuestos actual establece que este año ha de acordarse un nuevo sistema de listas de empleo.

En el borrador actual, la Administración solo contempla valorar el tiempo trabajado para estabilizar a los docentes en una especialidad y no en todas aquellas de las que forman parte. Las titulaciones permiten que los profesionales estén habilitados para impartir docencia en distintas especialidades (asignaturas) de su ámbito, por lo que no es extraño que estén inscritos en varias. Dónde luego imparten clase depende, en gran medida, de las necesidades de la propia Consejería cada curso académico.

«Estamos en el momento adecuado para compensar a este profesorado y lograr estabilidad en nuestros claustros, algo fundamental para alcanzar mejores resultados educativos. Le pedimos a la Consejería que no desaproveche esta oportunidad», añade Crespo.