Administración local Atención social Derechos sociales Familia/Infancia LA LAGUNA POLÍTICA Servicios públicos SOCIEDAD

LA LAGUNA | Aprobado un bloque ayudas extraordinarias de equipamiento escolar para 500 menores en situación de vulnerabilidad 

El municipio destinará casi 24.000 euros para que las familias afectadas por la crisis del covid-19 adquieran material escolar, ropa, calzado o costeen los gastos de transporte

 EBFNoticias |

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de La Laguna ha aprobado este martes destinar 23.822 euros a ayudas extraordinarias para la adquisición de equipamiento escolar, una cuantía que permitirá llegar a 500 menores en situación de vulnerabilidad y que se plantea como un apoyo extra de 43 euros por menor para las familias que están padeciendo dificultades económicas asociadas a la pandemia. Esta partida ha sido concedida al municipio en el marco del convenio de colaboración para el desarrollo de un Plan de Ayudas a la Escolarización, destinado a las familias afectadas por la crisis del covid-19, firmado entre la Fundación CajaCanarias, la Fundación Bancaria La Caixa y la Federación Canaria de Municipios (FECAM).

El acuerdo permite la concesión directa de esta ayuda a las personas beneficiarias, por lo que se abonará próximamente. El concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, explica que «hemos intentado llegar al mayor número de personas posible con una ayuda que quiere ser un apoyo más en una situación complicada y que supone un complemento a la amplia red municipal de atención social. Estamos trabajando arduamente para optar a todas las líneas de ayudas y subvenciones externas posibles, también asesorando a las vecinas y vecinos sobre todas las opciones a su disposición; haciendo una apuesta por la equidad, estableciendo prioridades y promoviendo estrategias integrales que ‘acompañan’ y ayudan a las familias y personas a que recuperen su autonomía».

De hecho, el presupuesto del Área de Bienestar Social para el ejercicio 2021 ha aumentado un 16,3% la partida (hasta casi 1,9 millones de euros) para las 20 líneas de ayudas sociales directas para familias y personas sin recursos suficientes, esto teniendo en cuenta que la reducción de ingresos para las arcas municipales se ha estimado en unos 5 millones de euros. Aquí se incluyen la cobertura de las necesidades alimenticias o médicas, aquellas vinculadas a la discapacidad o edad o las derivadas de contingencias extraordinarias. Como ejemplo, la cuantía para tarjetas de alimentos aumenta un 68% respecto a 2020.

Estas ayudas se clasifican en Básicas, destinadas a cubrir las  necesidades en alimentación e higiene; Vivienda, para los gastos de alquiler, amortización de hipoteca, suministros básicos (agua, luz), alojamiento alternativo, mantenimiento de la vivienda habitual y permanente, eliminación de barreras arquitectónicas, pequeñas mejoras de la vivienda habitual y adquisición de enseres básicos; Sociosanitarias, para prótesis oculares, auditivas o dentales, tratamientos odontológicos, prótesis, ortesis y gastos farmacéuticos; Inserción social, para escuelas infantiles no públicas y prestaciones ocupacionales, así como otras prestaciones valoradas por la Unidad de Trabajo Social.

El Ayuntamiento de La Laguna se adhirió al convenio entre la FECAM y ambas fundaciones el pasado 18 de agosto con el fin de acceder a ese fondo excepcional para atender situaciones de necesidad familiar y sufragar gastos relacionados con la actividad educativa. Finalmente, a La Laguna le han correspondido 23.822 euros, una cuantía que le permite llegar a 500 menores mediante abono directo a las familias. Tal y como se establece en el convenio, deberá acreditarse que esas ayudas se han destinado a la ropa, calzado o el material necesario para la actividad educativa, así como a costear los gastos de transporte al centro educativo.

Las unidades de Trabajo Social han desarrollado una memoria descriptiva de las actuaciones a realizar y con la selección de las familias beneficiarias, que se ha realizado por criterios de máxima necesidad social conforme a los parámetros establecidos por las Bases Reguladoras municipales, que tienen en cuenta los ingresos familiares, el número de personas integrantes de la unidad familiar, los casos de monoparentalidad u otros condicionantes sociales de relevancia acreditada.