FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

OPINIÓN | Procedencia del despido sin ERTE | Juan Miguel Munguía Torres

Si una empresa no hizo un ERTE por la pandemia, puede saltarse la prohibición de despedir. Así lo ha determinado el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Aragón en una sentencia en la que declara procedente el cese del trabajador que fue expulsado en mayo de 2020 tras la declaración del estado de alarma.

El tribunal considera que la prohibición de despedir por causas Covid 19 recogida en el artículo 2 del Real Decreto 9/2020 “no se aplica en este caso”. Para ello, se apoya en dos motivos. En primer lugar, la sala argumenta que la restricción de expulsar empleados solo se aplica sobre compañías que hayan realizado algún expediente de regulación temporal (ERTE). Y segundo, porque el cese está fundado en causas económicas, ya que la organización venía arrastrando problemas financieros desde hace años.

Ello justifica, por tanto, la concurrencia de causa económica que recoge el Estatuto de los Trabajadores para poder llevar a cabo un cese por causas económicas, técnicas, organizativas y productivas (ETOP).

Por otro lado, los magistrados descartan que la empresa debiera de haber acudido a un ERTE antes de tomar medidas drásticas de ajuste de plantilla, como así alegó la defensa del trabajador, para que de esta forma se hubiera sujeto a la prohibición de despedir.

Para el TSJ de Aragón, acudir a la solución del ERTE o el ERE prevista en el Real Decreto Ley 8/2020 “es una facultad potestativa de la empresa y no obligatoria”

Esto es solo el principio, pue empiezan a ser numerosas las sentencias que se inclinan indistintamente por cualquiera de las dos opciones, declarando nulo, improcedente o procedente el despido producido en una situación de ERTE por Covid, lo que acrecienta aún más la incertidumbre en éste terreno. Y lo cierto es que la cláusula contenida en el artículo 2 del Real Decreto 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias para paliar los efectos derivados del Covid-19, no ayuda a aclarar dudas.

Así, acabado el plazo para mantener los ERTE por causas de la pandemia –si no hay más prórrogas, hasta el 31 de mayo- el panorama no parece nada halagüeño para las empresas ni para los trabajadores.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario