DEPORTES Fútbol INMIGRACIÓN INTERNACIONAL Periodismo SOCIEDAD

ENTREVISTA | Idafe Martín, periodista: “Lo peor que te puede pasar al irte al extranjero es que te vaya mal y regreses a tu país”

EBFNoticias | Candela Fernández Sanz | Fotos: cedidas | 

Idafe Martín Pérez tiene 43 años y nació en Granadilla de Abona, Tenerife. Estudió Derecho en la Universidad de La Laguna (ULL) pero abandonó la carrera al segundo año. Decidió apostar por el Periodismo y lo estudió en Madrid. Posteriormente, realizó un Master de Relaciones Internacionales. Actualmente es corresponsal de medios de América Latina.

¿Por qué decidiste estudiar en Madrid?

En mi época en Tenerife la única opción era estudiar carreras de letras, y después de realizar un “curso puente” incorporarte a 4º y 5º de periodismo. Era una solución extraña. Personalmente, los cambios de residencia nunca me han resultado duros más allá de echar de menos a mi familia, pero nunca he tenido problemas mayores. Es difícil al principio, pero vas encontrando tu sitio y tu camino.

¿Has regresado a tu isla?

De Madrid volví a Tenerife y estuve trabajando una época en el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Adeje, pero me aburría. Alguna vez pensé que no había estudiado para pasarme los días haciendo fotografías a concejales y firmando papeles. Era un buen trabajo pero no le veía futuro.

Actualmente resides en Bélgica, ¿cuándo decidiste partir?

Mi decisión nace hace quince años, llegué a Bélgica en agosto de 2005. Fue gracias a una beca Leonardo, que me permitió trabajar en el diario online en español Aquí Europa. Poco después comencé en el medio argentino Clarín y para el medio colombiano El Tiempo. Actualmente sigo con ellos, y desde mediados de 2019, también con la página online que lanzó hace año y medio Mediaset NIUS, que ha resultado ser mi primera experiencia en un medio español.

“Pensé que me iba a estar en Bruselas seis meses, pero me fui quedando y haciendo mi vida”

¿Qué supuso el cambio de residencia para ti?

Al principio no me supuso un gran impacto porque pensé que iba a estar en Bruselas seis meses. Me fui quedando y haciendo mi vida. Dicen que lo más duro para mucha gente, sobre todo para los que proceden del sur, es el clima. He llegado a pasar 30 días seguidos sin un minuto al sol. Debo de ser raro porque no me afecta tanto, pero para  la mayoría de las personas sí supone algo negativo. Sin duda lo peor es tener a la familia lejos, sobre todo desde que soy padre de una niña.

¿Qué te ha aportado la experiencia de vivir y trabajar fuera?

Creo que si me hubiera quedado en Tenerife o en Madrid nunca hubiera hablado francés ni conocido a mi mujer, que es escocesa. Considero que también hubiera tenido siempre peores condiciones laborales y económicas.

Bruselas, Bélgica | Foto: Pixabay.

“La diferencia periodística entre España y Bélgica son las tertulias, en España son ‘todólogos’ y en Bélgica expertos de cada tema”

¿Podrías establecer diferencias entre el periodismo español y el belga?

La prensa escrita es similar. La diferencia la situaría más bien en la televisión. Las tertulias españolas en las que los mismos ‘todólogos’ de siempre hablan de cualquier cosa en Bélgica no existen. Hay tertulias, por ejemplo en programas de fútbol, pero quienes hablan son entrenadores o exjugadores. Hay tertulias de política pero los participantes son politólogos. Si hay que conversar sobre la pandemia, van expertos, no el señor o señora que acude siempre y trata cualquier tema.

¿Cómo definirías tu experiencia laboral en España? ¿Y fuera?

En España hice poca cosa, no me trataron mal pero tampoco me pagaron mucho, era joven y sin experiencia, por lo que no me podía quejar demasiado. Por otra parte, en Bélgica siempre he trabajado para periódicos de América Latina, es complicado. En general, el belga está contento con su trabajo y cobra muy bien, el sueldo mínimo ya supera los 1.600 euros mensuales. A cambio, se pagan bastantes más impuestos que un español con los mismos ingresos, pero tiene mejores servicios públicos.

Foto: la Roja de Bruselas en Twitter

Llevas el proyecto “La Roja de Bruselas”, un equipo de fútbol mayormente formado por españoles, ¿cómo y cuándo surge el proyecto?

La Roja de Bruselas es un equipo de fútbol que se ha convertido en una sección infantil independiente con más de 150 niños. El adulto, del que soy capitán, juega una liga que nació hace 12 años en las instituciones europeas y en la que los equipos forman selecciones nacionales. Es un pasatiempo que se ha detenido con la pandemia.

¿Cómo te ha ayudado este equipo de fútbol?

Con la pandemia me he dado cuenta que no lo echo tanto de menos y practico ciclismo, me estoy volviendo más belga. El equipo me ayudó a tener un grupo de amigos y conocidos españoles. También a conocer gente joven de otros países.

¿Cómo de relevante es tener contacto con personas españolas cuando resides en otro país?

Para algunas personas es muy importante y para otras menos, yo soy de las segundas. Sin embargo, entre mis amigos de Bruselas hay muchos que son de los primeros. Puede que al principio ayude conocer gente de tu mismo país que lleven tiempo y te puedan guiar en muchas cosas, pero más adelante no me parece tan importante

¿Qué consejo le darías a alguien que no se atreve a marcharse de su país?

¿Miedo a qué? Mientras no vayas a países peligrosos, como cualquiera europeo, lo peor que te puede pasar es que no te vaya bien y regreses.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario