Administración local Cabildos CORONAVIRUS | COVID-19 ECONOMÍA E INDUSTRIA Negocios Noticias de Empresa POLÍTICA Política Económica Servicios públicos SOCIEDAD TENERIFE

ECONOMÍA | Tenerife se refuerza con 900 millones del Cabildo para impulsar su recuperación económica y social

El último informe de Coyuntura Insular elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio destaca como la hostelería, los transportes y el comercio han sido las actividades más afectadas por las restricciones por la pandemia.

EBFNoticias |

Tras un año muy duro para la economía y el empleo de Tenerife, las perspectivas para 2021 son inciertas y están en función de la evolución epidemiológica y de la capacidad internacional y regional de alcanzar una inmunidad de grupo lo antes posible, al igual que en el resto de economías del mundo. Este contexto obliga a reforzar los esfuerzos económicos y de gestión para evitar el cierre de empresas y la pérdida de puestos de trabajo.

El Cabildo Insular de Tenerife ha presupuestado más de 900 millones de euros, para afrontar en 2021 las necesidades sociales y productivas que tiene la Isla, poniendo el foco en la recuperación económica y social. Estos fondos servirán para hacer frente a la crisis. Se priorizan las inversiones en ayudar a las empresas a mantener sus negocios abiertos. Se estimulará la actividad de los sectores económicos a través de la ejecución de obras y la contratación de servicios y se apoyará a los ayuntamientos en proyectos que generen empleo y dinamicen las economías municipales.

El esfuerzo que llevará a cabo la Corporación Insular se valora desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, que ha reclamado arbitrar medidas que contribuyan a evitar el cierre de empresas y la destrucción de puestos de trabajo. También se ha pedido otras actuaciones que ayuden a impulsar la recuperación económica, a la luz del comportamiento en 2020 y las inciertas previsiones económica que hay para este año.

En este sentido, el último informe elaborado por el Servicio de Estudios de la Institución cameral correspondiente al comportamiento de los principales indicadores socioeconómicos del cuarto trimestre y su evolución en el conjunto del año pasado muestra como la evolución de la pandemia continuó condicionando la marcha de la economía tinerfeña. Los rebrotes conllevaron nuevas restricciones de movilidad en los principales países emisores de turistas a Tenerife, así como restricciones en algunas actividades dentro del territorio insular con el consiguiente impacto en su economía y en el empleo.

El consumo se vio muy resentido, tanto por la caída de la demanda interna, afectada por el incremento del desempleo y la elevada incertidumbre económica, como por el desplome de la demanda de los turistas.

Los indicadores de inversión también se resintieron levemente en el trimestre, empeorando significativamente en su comparativa anual tal y como se aprecia en el retroceso en el número de empresas inscritas a la Seguridad Social o en las matriculaciones de vehículos industriales. La confianza de los empresarios se mantuvo estable con una leve variación al alza de 0,5%.

Estabilidad en los servicios

Atendiendo a las diferentes ramas de actividad destaca la estabilidad en las actividades de servicios (hostelería, transportes y comercio) durante el último trimestre del año, que se vieron favorecidas por la campaña de Navidad. En estos meses consiguieron mejorar levemente su actividad y empleo respecto a los meses de verano, pero en ningún caso en la misma proporción a como lo venían haciendo en años precedentes. Sin embargo, en su comparativa anual, estas ramas de actividad fueron las más afectadas por las restricciones sanitarias que tuvieron que adoptar. En general, todos los sectores de la economía tinerfeña, de alguna u otra manera, experimentaron retrocesos en 2020.

Del mismo modo que la actividad, el mercado de trabajo insular consiguió mejorar la cifra de ocupados y disminuir la de parados entre octubre y diciembre, según se desprende de la Encuesta de Población Activa. A pesar de ello, los datos anuales continuaron mostrando la virulencia que la crisis sanitaria está dejando en el empleo que, a pesar de los ERTE, experimentó un alza anual en la cifra de parados de 31.650 personas y un retroceso en el número de ocupados de 46.460. La tasa de paro baja en el trimestre un 0,83%, pero aumenta un 7,1% en el conjunto anual para situarse en el 24,59% de la población activa, un 0,6% por debajo de la media regional (25,22%).

Desde la web de la Cámara de Comercio santacrucera se puede acceder, a través del Servicio de Estudios, al contenido integro del Boletín de Coyuntura de Tenerife IV trimestre 2021.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario